Publicidad

Cómo tomar correctamente la temperatura del bebé o el niño para saber si tiene fiebre

Cómo tomar correctamente la temperatura del bebé o el niño para saber si tiene fiebre
Sin comentarios

La fiebre no es una enfermedad, sino un síntoma de que el niño tiene alguna infección por un virus o una bacteria, pero es también una solución a esa infección.

¿Por qué tenemos fiebre? Al ingresar en el cuerpo un virus o una bacteria que infecta los tejidos, se desencadena en el organismo un proceso fisiológico que consigue estimular el hipotálamo, centro termo-regulador, el cual reacciona elevando la temperatura corporal para luchar contra la infección.

Medir correctamente la temperatura del niño es importante para conocer si pudiera estar atravesando un proceso infeccioso, si lo notamos decaído o presenta algún síntoma asociado a la fiebre como tos, diarrea o dolor de cabeza.

¿A partir de cuántos grados se considera fiebre?

La temperatura corporal no es la misma en todas las personas, puede variar de una a otra, así como también puede variar a lo largo del día. Como norma general, se considera fiebre cuando la temperatura alcanza en la axila los 37,5 ºC o bien 38 ºC si se toma en el recto.

Medición de la fiebre

Según la Aepap (Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria), podemos clasificar la fiebre en:

  • Temperatura normal: 36-37 °C axilar (hasta 37,5 °C rectal)
  • Febrícula: Entre 37 y 38 °C
  • Fiebre moderada: Entre 38 y 39 °C
  • Fiebre alta: Entre 39 y 40 °C
  • Fiebre muy alta: Más de 40 °C

Dónde medir la temperatura

fiebre

La temperatura del niño puede tomarse en diferentes partes del cuerpo, siendo las más extendidas:

  • Por vía rectal: es una medición muy fiable pues se mide la temperatura central del cuerpo y se altera menos por factores externos, pero podría ser peligroso si el niño se moviese y el termómetro se rompiese, por lo que no está recomendada de forma rutinaria. Medida en el recto, se considera normal una temperatura de entre 36,5 y 38ºC.
  • En la boca, debajo de la lengua: también es una buena medición. Se debe colocar el bulbo de medición bajo la lengua, cerrar los labios y respirar por la nariz. En los niños pequeños puede ser más complicado si se quitan el termómetro, o puede variar si respira por la boca. En la boca, se considera normal una temperatura algo más baja, de entre 35,5 y 37,5ºC.
  • En la axila: es el método preferido por ser más fácil de tomar aquí la temperatura del niño. Simplemente hay que colocarlo debajo de la axila y presionar el brazo contra el cuerpo. En la axila, se considera normal una temperatura de entre 34,7 y 37,3 ºC.

Qué termómetro usar

fiebre

De entre el resto de aparatos para medir la temperatura, es preferible utilizar termómetros digitales (los antiguos de mercurio fueron prohibidos), por su rapidez de lectura, fiabilidad y por no contener materiales contaminantes. Estos termómetros contienen un termistor, que es un dispositivo, un sensor que varía su resistencia eléctrica en función de la temperatura. Funcionan con pilas y puede medir la temperatura oral, axilar o rectal en menos de 30 segundos. Avisa cuando alcanza la máxima temperatura del niño.

La Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap), recomienda a los padres medir la temperatura de los niños en la axila con un termómetro digital.

En el centro de salud o en el hospital, dependiendo de la edad del niño, y en el caso de necesitar una medición más precisa, el médico puede recurrir a la medición rectal en niños menores de 5 años o la bucal en los mayores.

Otros tipos de termómetros, ¿son fiables?

  • Tiras de medición: miden la temperatura cutánea por aplicación en la frente y no son muy exactas.
  • Termómetros de chupete: la medición puede no ser fiable.
  • Termómetros de oído: pueden no ser fiables si se utilizan mal. Los termómetros óticos pueden no detectar la fiebre o detectar fiebre cuando no la hay, como puede ser el caso de una infección de oído. En los estudios realizados existe una falta de acuerdo a la hora de evaluar los resultados obtenidos mediante los termómetros auriculares por infrarrojos.
  • Termómetros de frente: es un método efectivo para tomar la temperatura a distancia en una emergencia sanitaria. Toma la temperatura de la arteria temporal, situada en la frente. Es más precisa que el termómetro timpánico y más cómodo que la toma de temperatura rectal. Es un buen método para comprobar si el niño tiene fiebre, pero no para medirla con exactitud, ya que puede verse afectada por el sudor.

Cuándo consultar con el médico

El niño con fiebre no debe asistir a la escuela infantil o al colegio hasta que la fiebre desaparezca. Además, hay que acudir al médico si:

  • La fiebre dura más de 48-72 horas.
  • Si tiene de 3 a 6 meses y su temperatura supera los 39 ºC o si tiene 40 ºC con cualquier edad.
  • El niño está muy irritable o adormilado.
  • El niño tiene mal aspecto general o dificultad para respirar.
  • Si le aparece una erupción en la piel.
  • Si el niño tiene menos de 3 meses de edad, en cualquier caso, deber ser valorado por un profesional sanitario.

En Bebés y más | Remedios naturales para bajar la fiebre en los niños, ¿Qué hacer si el niño tiene fiebre o tos? Decálogos de la AEPap

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios