Publicidad

Mi hijo tiene fiebre, ¿es recomendable alternar paracetamol e ibuprofeno para bajar la temperatura?

Mi hijo tiene fiebre, ¿es recomendable alternar paracetamol e ibuprofeno para bajar la temperatura?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

La fiebre es uno de los motivos más frecuentes en las consultas de pediatría y una de las cosas que más angustia a los padres. Sin embargo, la fiebre no es mala en sí misma. Es un mecanismo de defensa, permite que nuestro cuerpo actúe frente a las infecciones.

Así, no debemos tratar la fiebre sino el malestar que ésta pueda ocasionar al niño, "miremos al niño, no al termómetro". Para ello, lo recomendable es administrar un antitérmico (generalmente usamos Paracetamol o Ibuprofeno). Las friegas con alcochol, popular remedio casero, no son recomendables.

¿En qué se diferencian Paracetamol e ibuprofeno?

Muchos padres preguntáis en la consulta si hay uno mejor que otro. Ambos son antitérmicos (bajan la fiebre) y analgésicos (quitan el dolor), pero sólo el ibuprofeno es antiinflamatorio.

Ambos están disponibles en suspensión (jarabe) para los niños, siendo su concentración y su dosis diferentes. El paracetamol, además, lo tenemos en supositorios. Los dos descienden la temperatura entre 1-2 grados. El paracetamol puede administrarse cada 4 o 6 horas, mientras que el ibuprofeno se toma cada 6 u 8 horas.

Tanto el paracetamol como el ibuprofeno bajan la fiebre y quitan el dolor; el ibuprofeno es además antiinflamatorio.

Alternar los antitérmicos no ha demostrado beneficio

Cough Syrup 2557629 1920

Es común que los padres e incluso muchos profesionales recomienden alternar los antitérmicos para bajar la fiebre.

No se ha visto que esta práctica aporte beneficio en cuanto a disminuir la fiebre y/o el malestar del niño; más bien al contrario, podría tener más efectos adversos.

Ya hemos comentado previamente que, aunque ambos fármacos están disponibles en forma de jarabe, cada uno tiene una composición y una dosis. Así, si los alternamos, corremos el riesgo de confundirnos de dosis o de no recordar qué administramos la vez anterior y repetir el tratamiento. Salvo momentos puntuales, lo recomendable es usar siempre el mismo antitérmico.

Una revisión de estudios publicada en Evidencias en Pediatría concluye que la administración alternada de ibuprofeno y paracetamol no presenta ningún beneficio respecto a administrar cada uno de ellos por separado:

"Existe escasa evidencia a favor o en contra del uso combinado de ibuprofeno y paracetamol frente al uso aislado de uno de ellos para aliviar la fiebre y el disconfort asociado a la misma. En este contexto, es prudente no recomendar el uso de la politerapia con ambos fármacos para tratar este signo clínico y usar, en caso de que se estime necesario, solo uno de ellos en régimen de monoterapia".

Y, ¿si antes de poder administrar el antitérmico de nuevo, vuelve a tener fiebre?

Thermometer 3656065 1920

En este caso os recomiendo que miréis al niño: ¿está contento, jugando? ¿O, por el contrario, está muy apagado o muy irritable?

Recordemos que tratamos el malestar del niño, no la fiebre en sí misma. Si puntualmente vuelve a tener fiebre y mal estado general, podemos usar el antitérmico que no dimos previamente.

¿Cuándo administrar un antitérmico?

Hemos comentado previamente que la fiebre no es mala en sí misma. Es un mecanismo de defensa que permite que nuestro cuerpo reaccione frente a los virus y las bacterias.

Consideramos fiebre cuando la temperatura rectal es superior a 38ºC. La indicación de tratar o no la fiebre no son los grados, sino el estado general del niño. Cuando le notemos incómodo, con malestar, decaído o irritable, podemos administrar el medicamento.

Hay niños que con 38º se encuentran fatal y otros que con 39ºC siguen jugando contentos; así que es fundamental individualizar cada caso. La Sociedad Española de Urgencias Pediátricas dispone de una hoja informativa sobre la fiebre para los padres, explicando qué podemos hacer en casa y cuándo es necesario consultar.

¿Cuándo es preferible dar uno frente a otro?

Como ya hemos mencionado, ambos bajan la fiebre y solemos recomendar como primera opción el paracetamol. Sin embargo, el ibuprofeno es antiinflamatorio, por ello puede ser más apropiado en algunas patologías como una otitis media aguda o una laringitis.

En cuanto a la edad, el ibuprofeno no debe administrarse en menores de 6 meses. Para este grupo de edad elegiremos siempre el paracetamol (en menores de 3 meses no debemos dar ningún antitérmico sin que hayan sido valorados por un médico).

Además hay determinadas patologías en las que es recomendable evitar uno u otro. Así, en niños con varicela preferimos el paracetalmol. Hay algunos estudios que relacionan el uso de ibuprofeno en pacientes con varicela con mayor riesgo de infección invasiva por Estreptococo del grupo A y, aunque no hay mucha evidencia, parece prudente no usar ibuprofeno como primera opción.

También es preferible evitar el ibuprofeno en pacientes con vómitos y diarrea y en aquellos con asma grave (en asma leve no parece haber diferencias).

En cuanto al paracetamol, solemos recomendarlo en el caso de que haya fiebre (y malestar general) tras la vacunación; no es recomendable administrarlo de forma profiláctica.

En pacientes con insuficiencia hepática se recomienda evitar el paracetamol o reducir su dosis, ya que se metaboliza principalmente por esa vía.

Fotos |iStockphoto | Pixabay
En Bebés y más | No se recomienda alternar ibuprofeno y paracetamol para tratar la fiebre en los niños, Cuándo utilizar los antitérmicos, De padres que llevan a sus hijos con fiebre a clase (previamente medicados)

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios