Publicidad

No se recomienda alternar ibuprofeno y paracetamol para tratar la fiebre en los niños

No se recomienda alternar ibuprofeno y paracetamol para tratar la fiebre en los niños
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

La fiebre es uno de los síntomas que más asusta a los padres, pero como tal no es una enfermedad sino un mecanismo de defensa del cuerpo que está luchando frente a alguna infección. Es normal preocuparse, pero hay que saber que no siempre es necesario medicar, sólo si la fiebre es muy elevada (más de 38º) o sube demasiado rápido, ya que puede producir una convulsión febril, que aunque es inofensiva, asusta.

Es una costumbre muy extendida la de combinar la administración de dos antitérmicos, supuestamente porque es más eficaz y reduce los efectos secundarios de cada uno de ellos, pero no existe evidencia científica que avale este beneficio. Por tanto, no se recomienda alternar ibuprofeno y paracetamol para tratar la fiebre en los niños.

Un equipo de expertos ha hecho una revisión sistemática de estudios científicos realizados sobre el tema cuyo resultado es el siguiente:

Existe escasa evidencia a favor o en contra del uso combinado de ibuprofeno y paracetamol frente al uso aislado de uno de ellos para aliviar la fiebre y el disconfort asociado a la misma. En este contexto, es prudente no recomendar el uso de la politerapia con ambos fármacos para tratar este signo clínico y usar, en caso de que se estime necesario, solo uno de ellos en régimen de monoterapia.

Dado que no existen pruebas sobre su eficacia ni datos de seguridad que apoyen su uso, se recomienda no aconsejar el uso combinado de antitérmicos.

Además, hay que tener en cuenta que la función de los antitérmicos es tratar un síntoma que por sí mismo no causa daño, sino que es un aliado para el control de la infección. Si no se puede bajar la fiebre con otros métodos y se considera necesario, basta con tratar la fiebre con un sólo fármaco.

Advierten por otra parte que al combinar dos fármacos diferentes aumenta el riesgo de calcular mal las dosis y suministrarlas demasiado elevadas. Algo bastante común y que sí puede resultar grave para los niños, ya que la medicación excesiva de estos aumenta el riesgo de sufrir patologías cardiacas o asma, así como provocar daños al hígado y a los riñones.

Por si tenéis dudas sobre las cantidades, Armando nos habló hace algún tiempo sobre las dosis que se deben administrar a los niños, tanto de ibuprofeno como de parecetamol.

Por tanto, la administración alternada de ibuprofeno y paracetamol no presenta ningún beneficio respecto a administrar cada uno de ellos por separado. Viendo que tampoco está comprobada la seguridad de combinarlos, se recomienda administrar los antipiréticos por separado, cuya eficacia y relativa seguridad en monoterapia sí están demostradas.

Foto | archibald jude en Flickr Más información | Evidencias en Pediatría En Bebés y más | Cuándo utilizar los antitérmicos

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir