Compartir
Publicidad

Cuándo utilizar los antitérmicos

Cuándo utilizar los antitérmicos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando un niño tiene fiebre su cuerpo está defendiéndose contra una infección. Esto significa que la fiebre en sí no es mala, e incluso podría ser contraproducente intentar bajar la fiebre por mínima que sea con prontitud, ya que no le dejamos hacer efecto. Por eso hemos estado hablando de que hay ciertas medidas que podemos aplicar antes de utilizar los antitérmicos.

Sin embargo, hay ciertas ocasiones en que sentimos que podemos o debemos medicar al niño para mejorar su estado. Cuándo utilizar los antitérmicos, dependerá mucho del grado de fiebre, del estado general del niño o de la eficacia de otras medidas físicas.

Según la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria, se han de utilizar los antitérmicos en los casos siguientes, y siempre después de asegurarnos que efectivamente existe fiebre (se considera fiebre a una temperatura mayor de 38 °C en axila o mayor de 38,5 °C si se toma en el recto).

  • Temperatura mayor de 38° centígrados (axilar).

  • Cuando el niño tiene fiebre y no son suficientes las medidas físicas para bajar su temperatura, como dejarle con poca ropa o bañarle en agua templada para hacer que se aproxime la temperatura del niño a la del agua (aunque esta medida realmente cueste de aplicar; yo no he sido capaz de bañar a mis hijas con este propósito si no se encuentran en buen estado general).

  • Malestar del niño por la fiebre. Todos hemos conocidos algunos episodios febriles en los que hemos tenido que repetir la toma de temperatura porque el estado del niño es tan bueno, está animado, come bien... que parecía haber algún error.

  • Niños con antecedentes de: enfermedad metabólica, neurológica o cardiorrespiratoria y convulsiones febriles.

  • Gran angustia familiar. Suponemos que si se llega a este punto es porque se cumplen algunas de las condiciones anteriores, de modo que estaría justificado y sería beneficioso darle al niño los antitérmicos.

No olvidemos que debemos intentar calmar la fiebre antes de tratarla, ya que, aunque los antitérmicos son beneficiosos si se utilizan adecuadamente, como todos los medicamentos pueden tener efectos perjudiciales, por ello no se deben usar innecesariamente sino solo en los casos descritos y siguiendo las recomendaciones de dosis adecuadas.

Vía | Aepap Foto | slava en Flickr-CC En Bebés y más | Cómo bajarle la fiebre, Conocer la fiebre, Síntomas que se deben tener en cuenta ante la fiebre, Los antitérmicos, cuándo utilizarlos, Las convulsiones febriles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos