Compartir
Publicidad
Publicidad

Calmar la fiebre antes de tratarla

Calmar la fiebre antes de tratarla
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En cuanto el bebé tiene algo de temperatura solemos alarmarnos, especialmente si nos enfrentamos por primera vez a esta situación. Pero no hay que recurrir inmediatamente a los medicamentos cuando el bebé tiene algo de fiebre, como recomiendan los expertos en salud infantil, entre otros, la Academia Estadounidense de Pediatría.

Un nuevo informe de la AAP sostiene que la fiebre sola no es motivo para intervenir, y que hay que concentrarse en el bienestar general y no en la temperatura absoluta del niño.

Esto es así porque la fiebre ayuda a luchar contra la enfermedad, al frenar la reproducción de las bacterias y los virus, o estimular la respuesta inmune del organismo. Es decir, la fiebre tiene beneficios y podría acortar la duración de la enfermedad.

En el informe, realizado por pediatras de la Universidad de Louisville y responsables de la sección de AAP sobre farmacología clínica y terapéutica, se señala que los padres deberían reconocer que la fiebre es un signo de que el niño está enfermo y advertir otros síntomas, como el decaimiento, el dolor o la deshidratación, para decidir si se necesita llamar al médico.

Incluso deberíamos reconocer signos alarmantes que recomienden ir enseguida a Urgencias (como en el caso de bebés menores de tres meses), cuando sí se imponen esas actuaciones inmediatas.

Recomendaciones sobre el tratamiento de la fiebre

  • Entre otras cuestiones en este informe de la AAP se recomienda no despertar a los hijos para darles antitérmicos, porque si el niño duerme, no siente malestar, algo que la gran mayoría de los padres desconocen (claro que esto sería en el caso de fiebre baja).
  • Cuando los padres o los médicos piensan que se necesita un remedio, las guías recomiendan utilizar las fórmulas pediátricas y no las preparadas para adultos. Sefuiremos las instrucciones del pediatra para estos casos.
  • Los padres suelen usar dosis muy altas o muy bajas de los fármacos, con los peligros que ello conlleva. El informe destaca que las dosis deben medirse según el peso y no la edad o la altura. Hace poco os hablábamos de los peligros del abuso del paracetamol.
  • Las guías alientan a los padres a no administrarles a sus hijos remedios para la tos o el resfriado con determinados componentes (acetaminofeno o ibuprofeno) que duplicarían la dosis al administrarle también antitérmico. Según los autores, los padres no siempre saben que esos fármacos están en ambos medicamentos.

Finalmente, recordamos que antes de los antitérmicos hay ciertas medidas que calman la fiebre del bebé o niño, de modo que conviene procurar el bienestar de nuestros hijos sin necesidad en muchos casos de medicarlos como señala este nuevo informe de la AAP.

Vía | Buena Salud
Foto | olga.palma en Flickr-CC
En Bebés y más | Cómo bajarle la fiebre, Conocer la fiebre, Síntomas que se deben tener en cuenta ante la fiebre, Los antitérmicos, cuándo utilizarlos, Las convulsiones febriles

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos