Día del Prematuro: uno de cada 13 bebés nacen prematuros en España

Día del Prematuro: uno de cada 13 bebés nacen prematuros en España
Sin comentarios

Hoy, 17 de noviembre, se celebra el Día Mundial del Prematuro, bebés que han llegado al mundo demasiado pronto. Según datos del INE, en nuestro país nacieron 22.858 bebés prematuros en 2019 (el último año del que se tienen datos); es decir que uno de cada 13 bebés nacen en España antes de la semana 37 de gestación, cuando un bebé es considerado a término. Esto sitúa a España como uno de los países europeos con mayor tasa de nacimientos pretérmino.

Es sorprendente conocer que los nacimientos prematuros aumentaron un 36% en los últimos 20 años en nuestro país. En cuanto a la tasa mundial, un diez por ciento de los niños que nacen en el mundo lo hacen prematuramente, concretamente cada año nacen en el mundo 15 millones de bebés prematuros.

La mayoría de los prematuros nacen entre las semanas 32 y 37, sin embargo son fundamentalmente los nacidos antes de la semana 28 (con menos de 1000 gramos al nacer) los que precisan un cuidado mucho más especializado y que además presentan un mayor riesgo de complicaciones. Cada año en nuestro país nacen entre 1.000 y 1.100 bebés antes de la semana 28.

Bebés que llegan al mundo demasiado pronto

Todos conocemos en nuestro entorno algún bebé que ha nacido antes de lo previsto, con el desconcierto y la incertidumbre que ello trae para toda la familia, especialmente para los padres que viven los primeros momentos con gran preocupación.

Se ven tan pequeñitos y tan frágiles que es inevitable sentir miedo por su recuperación, pero afortunadamente, gracias a los avances médicos y a los cuidados neonatales, cada vez más bebés prematuros extremos logran salir adelante.

Debido a su inmadurez, los prematuros están expuestos a mayores complicaciones, como problemas respiratorios, infecciones, alteraciones en la alimentación, y que pueden necesitar cuidados especiales ingresados en el hospital.

Son más vulnerables a enfermedades graves como la enterocolitis necrotizante, que padecen el 10 por ciento de los prematuros, o el síndrome de distrés respiratorio (SDR), consecuencia de la falta de maduración de los pulmones, uno de los principales problemas de los bebés prematuros.

Durante la primera ola de la pandemia se dispararon las cesáreas y los partos prematuros. Estos últimos alcanzaron el 20,6 por ciento cuando la media es del 7 por ciento.

En la pandemia, aumentaron los partos prematuros

dia-del-prematuro

Según los datos provisionales del Instituto Nacional de Estadística (INE), en el pasado año la tasa de prematuridad se sitúa en torno a un 8%, ligeramente superior a la del año anterior (7,5%).

Desde APREM (Asociación de Padres de Niños Prematuros), explican que, con el impacto de la primera ola de la pandemia aumentaban los partos de prematuros y las cesáreas.

La asociación se guía por un estudio multicéntrico coordinado por el Hospital General Universitario Gregorio Marañón en el que participa la Universidad Complutense de Madrid (UCM) que indica que la infección por Covid-19 alteró el curso de la gestación, situando la tasa de cesárea en un 36,2%, muy superior al 22% habitual, y la de parto prematuro en un 20,6% cuando la media es del 7 por ciento.

Por eso, se hace un llamamiento a las autoridades sanitarias y a la sociedad para que se retomen las buenas prácticas en los servicios de Neonatología y así poder revertir la situación y que las cifras vuelvan a niveles de años anteriores.

Cuidados humanizados para los prematuros

Concepción Gómez Esteban, presidenta de APREM, insiste en que “es necesario recuperar las buenas prácticas de antes de la pandemia. Debido a ella, la situación de muchas familias con hijos prematuros es, si cabe, más complicada de lo habitual”. Según la presidenta, “en muchos hospitales los padres no pueden estar juntos con el bebé, solo puede estar uno y esto es contraproducente. En algunos casos, también debido a la pandemia y por desconocimiento, se suspendió la lactancia materna, lo que ha demostrado ser también un factor negativo. Estos solo son dos ejemplos de que debemos seguir humanizando la neonatología y recuperar lo que tanto costó conseguir”.

En Bebés y más | Nació con 21 semanas y pesó 420 gramos: es el bebé más prematuro del mundo que logra sobrevivir según los Récords Guinness

Temas
Inicio