Compartir
Publicidad
Publicidad

Recuperarte de la episiotomía

Recuperarte de la episiotomía
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En los partos vaginales la episotomía es una práctica frecuente, sobre todo en las primerizas. Consiste en realizar un corte en el periné con el objetivo de ampliar el orificio de la vagina y la vulva.

Con esta técnica se previenen desgarros del periné en el parto, que son mucho más complicados de cicatrizar que un corte que se ha efectuado con toda precisión.

Mientras estás en el hospital, son las enfermeras las que se encargan de limpiar y vigilar la herida, pero una vez en casa, debes seguir unas medidas higiénicas que ayudaran a recuperarte de la episiotomía.

Lava la zona con agua y jabón neutro, o si lo prefieres, lava con agua y sal gorda, sobre todo si hay signos de infección. Seca muy bien la zona, pero con pequeños toques de toalla y sin frotar, siempre de delante hacia atrás para evitar que los gérmenes que están en el área del ano, lleguen a la vagina. Aplicarse antisépticos, claro, eso depende de si no estás dando el pecho, entonces puedes usar povidona yodada. Si por el contrario estás dando el pecho, entonces el antiséptico no debe contener yodo, por ejemplo, puedes utilizar mercromina transparente.

Emplea siempre compresas de algodón, las compresas que tienen plástico evitan la transpiración y la humedad no conviene a una herida. Además es mejor también utilizar braguitas de algodón y evitar la ropa ajustada que comprima la zona.

Algo importante es también intentar evitar el estreñimiento, ya que la tirantez en la zona se puede agravar. Intenta prevenirlo con una alimentación rica en fibra.

Más información | Elbebe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos