Episiotomía en el parto: ¿van a hacerme este corte en el perineo?

Episiotomía en el parto: ¿van a hacerme este corte en el perineo?
Sin comentarios

Una de las prácticas más controvertidas en el parto es, sin duda, la episiotomía. Comenzaremos por definir qué significa esta palabra algo difícil de pronunciar pero muy fácil de recordar cuando la has sufrido en carne propia.

Es una incisión quirúrgica en el perineo (o periné) femenino, concretamente en la parte que se encuentra entre la vagina y el ano, que se realiza en el momento del parto para agrandar la abertura vaginal y permitir la salida de la cabeza del bebé.

¿Cómo se realiza la episiotomía? 

Se realiza con tijeras o bisturí justo cuando la cabeza del bebé está a punto de coronar. Hay dos formas de realizar el corte: una línea media hacia abajo o una incisión mediolateral en ángulo, que es la que menor riesgo de daño implica al esfínter anal y al recto, pero también se cree que tarda más en cicatrizar. Una vez producido el nacimiento, el médico realiza unos puntos de sutura para cerrar la abertura.

La episiotomía es una práctica obstétrica frecuente en algunos países, especialmente en el caso de las madres primerizas, pero su uso es muy controvertido, ya que sus beneficios son muy discutidos y sus complicaciones son numerosas.

A favor: se cree que la lesión de un desgarro grave implicaría un mayor riesgo de hematomas e infecciones. También que el corte ayuda a evitar una excesiva distensión de los músculos del periné, que a la larga podría traer problemas como prolapso genital e incontinencia urinaria. Además, contribuye a acortar la fase de expulsión del bebé. En contra: las complicaciones y secuelas a corto y largo plazo que detallaremos más adelante. 

episiotomia
Tipos de incisión de la episiotomía

Indicaciones para hacer una episiotomía

¿En qué casos está indicado realizarla? Según la SEGO, hay ciertos factores maternos y fetales que influyen a la hora de practicar una episiotomía.

Factores maternos:

Periné poco elástico o muy resistente, muy musculoso, muy corto (menos de 4-6 centímetros de distancia ano-pubiana), delgado y de musculatura atrófica o vagina poco elástica. Mujeres primíparas (primer parto).

Factores fetales:

En contra de la episiotomía rutinaria

Aunque poco a poco está bajando la incidencia de esta práctica, lo cierto es que todavía está extendida a pesar de ser innecesaria en algunos casos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus recomendaciones para una experiencia de parto positiva se posiciona en contra de la episiotomía rutinaria en partos sin complicaciones:

"No se recomienda el uso ampliado o de rutina de la episiotomía en mujeres que presentan un parto vaginal espontáneo".

Insiste en que la episiotomía debe hacerse de forma selectiva o en caso de partos que presenten dificultades.

Por su parte, una revisión de 12 estudios publicada en Cochrane, también apoya realizar la episiotomía sólo cuando sea necesaria: "las políticas de episiotomía selectiva dan lugar a menos mujeres con traumatismo perineal/vaginal grave".  Y añade: "la revisión demuestra que la creencia de que la episiotomía sistemática reduce el traumatismo perineal/vaginal no es justificada por las pruebas actuales."

Las recomendaciones actuales con respecto a la episiotomía son las siguientes: 

  • No debe practicarse la episiotomía de rutina en un parto espontáneo. Sólo hacerla si realmente se considera necesaria.
  • La episiotomía se llevará a cabo si hay necesidad clínica (si interesa que el parto sea más rápido por sospecha de sufrimiento fetal, por ejemplo).
  • Antes de llevar a cabo la episiotomía debería administrarse analgesia, a menos que se realice por una urgencia.
  • No debe realizarse la episiotomía de manera rutinaria durante un parto vaginal en mujeres que padecieron desgarros de tercer o cuarto grado en partos anteriores.

Complicaciones de la episiotomía

Se suele creer que un cortecito de nada, inofensivo, pero la episiotomía tiene sus riesgos y secuelas a corto y largo plazo, como:

  • Infección
  • Separación de la episiotomía
  • Edemas, hematomas
  • Dolor durante las relaciones sexuales (temporal o permanente)
  • Cicatrización dolorosa o molesta
  • Reacción alérgica al hilo de la sutura
  • Abscesos subyacentes
  • Retractación muscular o nerviosa
  • Nódulos, fístulas ano-vaginales, granulomas inflamatorios
  • Endometriosis de la cicatriz
  • Pérdida de sangre, anemia
  • Trauma psicológico

¿Cuánto tarda en sanar la episiotomía?

episiotomia

Es necesario cuidar los puntos del episiotomía después del parto, manteniendo la higiene de la cicatriz y secarla siempre muy bien. Se pueden usar compresas frías o hielo local (no aplicarlo directamente) para bajar la inflamación y aliviar el dolor.

Cada mujer es diferente y la mayoría sana la herida sin problemas, pero puede tardar de 3 a 4 semanas en curar.

Los puntos no se retiran, ya que los internos se reabsorben solos y los externos se caerán. Se puede volver a realizar actividades normales desde que desaparezca el dolor y las molestias, pero hay que esperar seis semanas para: utilizar tampones, tener relaciones sexuales o realizar cualquier actividad que pueda abrir los puntos.

¿Puedo evitar la episiotomía?

No hay nada que asegure que no te realizarán episiotomía, pero sí puedes contribuir a evitarlo con:

La postura de parto también es importante para la no-realización de la episiotomía. La postura vertical hace que la presión que ejerce el peso del bebé sobre el perineo favorezca la salida del bebé disminuyendo la necesidad de practicar un corte. Hay estudios que demuestran que se realizan significativamente más episiotomías en partos en litotomía (posición tumbada) que en cualquier otra posición durante el expulsivo.

En Bebés y más | Nueve retos que vas a enfrentar en el postparto (y tranquila, los superarás)


Temas
Inicio