Compartir
Publicidad
Publicidad

Casi el 40 por ciento de las embarazadas padece incontinencia urinaria

Casi el 40 por ciento de las embarazadas padece incontinencia urinaria
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es una de las molestias del embarazo que se sufre más en silencio, pero no por eso es menos importante. Una investigación realizada en Cataluña, señala que casi el 40 por ciento de las embarazadas padece incontinencia urinaria.

Se suele ver como algo inevitable que simplemente le pasa a todas las embarazadas, sobre todo en el último trimestre de embarazo. Es cierto que el aumento de la tripa ejerce presión sobre la vejiga y predispone a las pérdidas involuntarias de orina, pero no deben asumirse como algo normal unido al embarazo.

La mayoría de los casos no son graves. Las pérdidas suelen suceder al estornudar, toser, saltar, al soltar una carcajada, o simplemente al caminar, pero se pueden evitar con una adecuada prevención desde el comienzo del embarazo.

Los factores de riesgo ligados a la incontinencia urinaria en el embarazo son el sobrepeso y la obesidad, un aumento excesivo de peso durante el embarazo, ser mayor de 35 años, porque los músculos no tienen la misma firmeza, ser primípara, pues en el primer embarazo es cuando más sufre el suelo pélvico de la mujer y padecer antecedentes familiares (madre o hermana con incontinencia urinaria).

Aunque las pérdidas suelen desaparecer después del parto, las mujeres que padecen incontinencia urinaria en el embarazo son tres veces más propensas a sufrirlas en el futuro.

No es agradable formar parte del casi 40 por ciento de las embarazadas que padecen incontinencia urinaria, ni tener mayor riesgo de padecerla más adelante, pues es algo que afecta negativamente la calidad de vida de la mujer. Lo recomendable es intentar prevenirla a tiempo disminuyendo los factores de riesgo.

Esto es, controlar el aumento de peso y ejercitar el suelo pélvico en el embarazo. Hay ejercicios muy sencillos de realizar para ejercitar esa parte del cuerpo tan desconocida para muchas mujeres. Los ejercicios de Kegel son específicos para fortalecer los músculos en forma de hamaca que sostienen la vejiga, el útero y el recto, y que componen el suelo pélvico.

Lo ideal es realizarlos con frecuencia durante todo el embarazo, y no sólo para prevenir la incontinencia urinaria, sino también para tener un mejor parto.

Foto | ##Erika** en Flickr En Bebés y más | Cuatro ejercicios para fortalecer el suelo pélvico, Ejercicios preparto para fortalecer el suelo pélvico

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos