Publicidad

El masaje perineal durante el embarazo: qué beneficios tiene y cómo realizarlo

El masaje perineal durante el embarazo: qué beneficios tiene y cómo realizarlo
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

El masaje perineal es una técnica muy sencilla que tiene como objetivo aumentar la elasticidad de los músculos del periné, con el fin de minimizar el riesgo de desgarro durante el parto. Lo que se busca con este masaje es reducir la resistencia muscular y favorecer la circulación sanguínea de la zona, además de aumentar el conocimiento del propio cuerpo (si eres tú quien se realiza el masaje) o fortalecer el vínculo en pareja (si es tu pareja quien te lo hace).

Saray Losarcos, matrona de la plataforma online 'Mis Matronas' creada para dar soporte, soluciones y apoyo a la mujer embarazada y en el postparto, nos explica cómo poner en práctica esta técnica y cuáles son sus principales beneficios.

¿Qué es el masaje perineal y cómo puede ayudar en el parto?

Tal y como decíamos al inicio, el masaje perineal es una técnica que ayuda a aumentar la elasticidad de los músculos y tejidos del perineo, reduciendo la resistencia muscular y favoreciendo el riego sanguíneo de la zona.

Está demostrado que el masaje perineal, junto a la aplicación de otras medidas, ayuda a disminuir el riesgo de desgarro durante el parto

Sin embargo, la matrona nos insiste en que si bien el masaje perineal puede ser una gran ayuda, no asegura que no podamos sufrir una lesión o trauma perineal durante el parto, pues existen diversos factores de riesgo que pueden provocarlo, como el parto instrumental, la posición materna durante el expulsivo, el tipo de pujo, el tiempo de expulsivo, el peso del bebé...

Igualmente, el masaje tampoco ayudaría a prevenir una episiotomía, pues como explica Saray "la episiotomía es una técnica indicada es casos muy concretos (y jamás de forma rutinaria ni como prevención de desgarros) en los que es necesario que el bebé nazca a la mayor brevedad posible".

¿Quién realiza el masaje perineal?

masaje perineal

No es necesario que el masaje perineal lo realice un profesional, aunque si así lo deseas puedes acudir a una matrona o fisioterapeuta especializado en suelo pélvico para que te lo practique, o te explique cómo realizarlo.

El masaje perineal puedes realizarlo tú misma, lo que te ayudará a aumentar la confianza en tu cuerpo y a conocer mejor la zona del periné implicada en el parto. Todo ello contribuirá a canalizar mejor las sensaciones y facilitar el tránsito del bebe por el canal del parto.

Si decides que sea tu pareja quien te practique el masaje, esta técnica ayudará a fortalecer vuestro vínculo, a favorecer su implicación en el desarrollo del embarazo y tus cuidados, y a contribuir en la preparación al parto.

"El parto es un momento de alta potencia hormonal y nada puede compararse con la presión de la cabeza del bebé en el periné, pero ayuda a la percepción y comprensión de sensaciones. Compartir este momento en pareja favorece la creación del vínculo, mejora la comunicación y la participación en todo el proceso" - señala la matrona.

¿Qué momento del embarazo es el más indicado para practicarlo?

El momento adecuado para iniciar el masaje perineal es entre las 32 y 35 semanas de embarazo. Los estudios realizados recomiendan realizar entre dos o tres veces a la semana como mínimo, con una duración de entre cinco y diez minutos.

En cualquier caso, no existe ni frecuencia ni tiempo máximo a la hora de realizarlo.

¿Se puede realizar también durante el postparto?

masaje perineal

El masaje perineal no solo tiene beneficios si se realiza durante el embarazo, también en el postparto aporta ventajas, pues favorece la curación de trauma perineal y episiotomía en caso de que se haya producido durante el parto, mejorando la oxigenación y elasticidad del tejido.

Sin embargo, antes de realizarlo es indispensable que un profesional realice una adecuada valoración del suelo pélvico en su totalidad, y si así lo considera, podrás proceder a realizarte el masaje atendiendo a sus indicaciones.

Contraindicaciones del masaje perineal

El masaje perineal tiene tres contraindicaciones:

¿Qué se siente durante el masaje perineal?

La regla fundamental del masaje perineal es que no tiene que doler. Se puede sentir una leve presión o un leve escozor, pero en ningún caso dolor. El dolor produce una contracción refleja, y lo que se necesita es que el músculo se relaje. Por otro lado, se activa el circuito de miedo y defensa y se obtiene justamente lo contrario a lo que se necesita, que es relajación.

Cómo hacer un masaje perineal en diez pasos

masaje perineal

Para enseñarte cómo practicar un masaje perineal debes imaginar tu perineo como si fuera una esfera de reloj, siendo las 6 la zona más baja y cercana al ano, y las 12 la zona más alta y cercana a la uretra.

  • 1) La persona que vaya a realizar el masaje debe lavarse previamente las manos con agua y jabón y asegurarse de que las uñas están limpias y bien recortadas.

  • 2) Vacía la vejiga como paso previo al masaje

  • 3) Busca un lugar cómodo y tranquilo. Si te gusta pueden hacer uso de aromaterapia y música relajante. Es importante que estés lo más confortable y relajada posible.

  • 4) Encuentra una posición que te resulte cómoda para comenzar con el masaje. La matrona recomienda la posición de semitumbada, apoyada en cojines o almohadas. Pero recuerda que es tu masaje y tú decides cómo te sientes mejor.

  • 5) Lubrica bien las manos y dedos antes de comenzar. Hay marcas que ofrecen aceites especiales para masaje perineal, pero también puedes utilizar otros aceites como el de almendras o rosa de mosqueta si así lo prefieres.

  • 6) Comienza realizando un masaje externo en el periné. Lubrica toda vagina, labios mayores y, posteriormente, los labios menores. Este masaje externo favorecerá la circulación sanguínea.

  • 7) Si vas a practicarte tú misma el masaje introduce los dedos pulgares de ambas manos unos tres o cuatro centímetros, sin llegar nunca a la uretra, para evitar la posibilidad de una infección de orina. Si es tu pareja quien realiza el masaje deberá introducir los dedos índice y corazón.

Comienza masajeando la zona inferior de tu vagina y ve subiendo a ambos lados dibujando una 'U'. Utilizando el símil del reloj comenzarías con los dedos en las 6 y con movimientos lentos, pero ejerciendo cada vez más presión, dibuja una 'U', llevando tus dedos hasta las 3, bajando de nuevo a las 6, subiendo a las 9 y volviendo a bajar a las 6. Repite varias veces estos movimientos.

  • 8) Después debes pasar a masajear en forma de media 'U' o media luna, es decir, de las 6 a las 9 repetidas veces, y luego de las 6 a las 3. La presión debe ser cada vez más intensa y hacia el ano, pero nunca debe doler.

  • 9) Presiona a las 6 durante 30 segundos. A continuación, presiona a las 7 durante el mismo periodo de tiempo. Termina presionando a las 5 durante 30 segundos más.

  • 10) Por último, realiza los mismos movimientos y misma presión, pero con la variante de ejercitar el movimiento hacia el ano y hacia fuera.

Y para terminar, te dejamos este vídeo grabado por la matrona Nereida Hernández, del equipo de Mis Matronas, donde explica de manera muy clara cómo practicar este masaje siguiendo los pasos que acabamos de mencionar.

 

Fotos | iStock

Agradecimientos | Saray Losarcos, matrona de 'Mis Matronas', plataforma online de preparación para el proceso de embarazo, pre, posparto y primeros meses del bebé. Facebook, Instagram, Vimeo

En Bebés y Más | Cómo hacer el masaje perineal para disminuir el riesgo de desgarro y de episiotomía

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios