Compartir
Publicidad

Embarazadas y excesos en las comidas navideñas

Embarazadas y excesos en las comidas navideñas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En esta época del año las comidas copiosas están a la orden del día. La cena de fin de año, la de Nochebuena, Nochevieja, comida de nosequé y despedida de nosecuanto... Aunque es una recomendación generalizada, las embarazadas deben tener más cuidado con los excesos en las comidas navideñas para evitar molestias digestivas.

La acción de las hormonas, sumado a que el tamaño del útero comprime los órganos digestivos y la tendencia a la acidez provoca en las embarazadas una digestión más lenta y pesada.

Además del malestar, se recomienda comer de forma moderada para evitar un aumento excesivo de peso. En una cena normal cualquier mes del año podemos ingerir una media de 800 calorías, pero en Navidad la cifra puede alcanzar hasta 2.000 calorías, aproximadamente. Los expertos advierten que entre 15 y 20 días se pueden aumentar entre 2 y 3 kilos.

Para prevenir trastornos digestivos y mantener a raya el aumento de peso, hay algunos consejos a tener en cuenta para controlar los excesos en las comidas navideñas.

  • Evitar las comidas demasiado abundantes. No hace falta comer como si de la última cena se tratara; limita las cantidades.

  • Comer despacio y masticar lentamente los alimentos.

  • Preferir alimentos bajos en grasas, evitar los demasiado condimentados o salados y limitar los azucarados.

  • Si es posible, planea tú misma el menú. Incluye platos sabrosos pero sanos, como ensaladas, verduras, carnes asadas o a la plancha. Si no es posible, escoge los platos más ligeros.

  • Elige carnes menos grasas como el pavo, el pollo o el pescado antes que otras como el cordero; son más fáciles de digerir.

  • En cuanto al alcohol, ya lo advertía una campaña de Sanidad sobre los riesgos del alcohol en el embarazo. Se suele pensar que "total por una copa, no pasa nada". Pero la recomendación es la de no beber ni una gota de alcohol en el embarazo.

  • Levántate de la mesa entre plato y plato para facilitar la digestión.

  • Al final de la comida, mejor una infusión digestiva como la manzanilla o el anís antes que un café.

  • Si luego vas a hacer una siesta o a dormir por la noche, deja pasar al menos dos horas antes de acostarte después de la comida.

Foto | o5com en Flickr En Bebés y más | No te pases con la comida estas Navidades, Ejemplo de dieta equilibrada durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos