Compartir
Publicidad

Mientras que algunas lo esperan con alegría, otras sentimos nostalgia: no todas las madres afrontamos igual la vuelta al cole

Mientras que algunas lo esperan con alegría, otras sentimos nostalgia: no todas las madres afrontamos igual la vuelta al cole
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Año tras año con el inicio de septiembre, se suceden las bromas, chistes y memes relacionados con la vuelta al cole, así como composiciones fotográficas en las que madres y padres muestran su felicidad y liberación ante el regreso a las aulas de sus hijos.

Pero no ocurre lo mismo en todas las familias. Es más, somos muchas las madres que vivimos el inicio del curso escolar con gran tristeza y nostalgia, aunque confesarlo no sea "políticamente correcto".

Alegría, memes y brindis ante la vuelta al cole

Hace dos años compartimos el vídeo una madre youtuber, que en tono irónico y divertido arremetía contra los padres que se quejaban del coste económico que supone la vuelta al cole: "¿sabéis cuánto dinero pagaría yo para que me quitaran a mis hijos de encima?", preguntaba entonces arrancando las carcajadas de una buena parte de los internautas.

Pero el vídeo de aquella madre no es el único que nos hemos encontrado en la misma línea cuando comienza el colegio. Y es que llegadas estas fechas suele ser habitual ver fotografías de madres que saltan de alegría delante de sus hijos en su primer día de cole, memes en clave de humor sobre el momento o padres que brindan y celebran la llegada de septiembre.

La última fotografía viral relacionada con la vuelta al cole la ha protagonizado un grupo de madres de Florida, que tras dejar a sus hijos en la escuela se han fotografiado brindando y riendo con aire liberado y distendido:

Estamos seguros de que en ningún caso, esos brindis se hacen por el simple hecho de haberse "liberado de los hijos", sino que probablemente se esconda detrás la difícil tarea de conciliar el trabajo con las semanas de descanso escolar.

Porque cuando no se cuenta con ayuda para poder atender a los hijos mientras se trabaja, o cuando los niños se pasan el verano recordándote lo aburridos que están y a tí se te acaban las ideas, puede ser fácil llegar a entender el cariz de este tipo de bromas.

Y mientras, otras madres viven la vuelta al cole con profunda tristeza

vuelta al cole

Pero aún entendiendo que simplemente se trata de una broma, he de admitir que las fotografías o chistes relacionados con la vuelta al cole siempre me han parecido de mal gusto y carentes de gracia.

En primer lugar, porque detrás de estos memes y bromas hay unos niños para quienes, en muchos casos, la vuelta al cole no es agradable. Regresar a las aulas tras el parón vacacional implica un cambio radical de rutinas que no todos asumen de buen grado. Atrás se quedan los días sin reloj, las tardes de juegos sin fin, los baños en la piscina o en el mar, el ritmo de vida relajado...

A la mayoría de los adultos también nos cuesta mucho volver al trabajo tras las vacaciones. Así que, si el "síndrome postvacacional" existe para nosotros, ¿por qué no pensar que también puede afectar a nuestros hijos?

O dicho de otro modo: ¿cómo nos sentiríamos si al regresar al trabajo, tras unas vacaciones de ensueño, nuestros compañeros se rieran de nosotros y se fotografiaran a nuestro lado celebrando nuestras incorporación? Probablemente mal. Muy mal. De hecho, lo que se agradece en estos casos es que nuestros compañeros entiendan cómo nos sentimos y traten de ayudarnos a que esa vuelta a la normalidad sea lo más llevadera posible.

Pero es que además, en el caso de los niños todo se complica, pues cuanto más pequeños son, menos herramientas de gestión emocional tienen, por lo que enfrentarse a nuevos profesores, a un cambio de ciclo o de colegio, o a la ausencia de sus amigos puede conllevar un "cóctel de sentimientos" que dista mucho de la alegría desbordada que manifiestan los padres en los memes.

Por eso, y aunque solo sea por una simple cuestión de empatía hacia ellos, nunca he visto la gracia de este tipo de fotografías.

Y sin perder de vista los sentimientos de los niños, también se deben considerar los sentimientos de los padres, pues en muchas ocasiones vivimos la vuelta al cole de nuestros hijos con suma nostalgia, si bien no es algo que suela entenderse "a pie de calle".

"Con los tres en casa todo el día, estarás como loca porque empiecen el cole, ¿verdad?", me pregunta la gente prácticamente a diario. Y cuando digo que "no", que ojalá el verano durara eternamente para disfrutar de ellos las 24 horas del día, siento que me miran extrañados.

Para mí el verano es la etapa más maravillosa del año, porque me permite vivir intensamente los días en familia, desconectar del mundo exterior y pasarlo en grande junto a los míos. Por supuesto que hay días complicados, en los que tengo que trabajar y los tres peques me lo ponen difícil, o en los que añoro tener ese ansiado tiempo para mí del que tanto hemos hablado.

Pero a pesar del agotamiento que a veces siento, reconozco que me cuesta mucho separarme de mis hijos tantas horas y volver a las rutinas, a los horarios estrictos, a las prisas y la vorágine del día a día, que tanto llega a consumirnos y distanciarnos sin apenas darnos cuenta...

Así que, aún entendiendo que cada familia vive sus propias circunstancias, y que lo que se refleja en este tipo de fotografías y chistes no son las ganas de liberarse de los niños por estar cansados o hartos de ellos, sino por la tranquilidad que supone volver a la normalidad, no todos los padres lo vivimos igual, y todas las opiniones deberían ser respetadas.

Fotos | Shawna Genua

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio