Compartir
Publicidad

El cambio a Primaria: cómo afecta a los niños el paso al "cole de mayores", y cómo podemos ayudarles desde casa

El cambio a Primaria: cómo afecta a los niños el paso al "cole de mayores", y cómo podemos ayudarles desde casa
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El inicio del cole está a la vuelta de la esquina, y mucho se habla estos días sobre cómo podemos ayudar a los niños que comienzan por primera vez, o cómo contribuir a que el periodo de adaptación en la escuela infantil sea llevadero y positivo. Pero poco se dice sobre el paso de Infantil a Primaria, y lo mucho que puede llegar a afectar a los niños que, de un día para otro, comienzan a escuchar comentarios sobre "lo grandes que son", o lo importante que es el paso "al cole de mayores".

Hemos entrevistado a Mariló Ruiz-Poveda, maestra de Educación Infantil y Primaria, sobre cómo viven los niños este importante cambio en su etapa escolar, y cómo podemos ayudarles desde casa.

¿Qué implicaciones tiene el paso a Primaria?

Nadie suele cuestionar el cambio que supone para la vida de un niño el inicio de la escuela infantil: perder de vista a sus figuras de apego y comenzar esta nueva etapa puede generarles miedo e inseguridad, y tanto las familias como los profesores debemos tratar de ayudarles.

Pero cuando el niño termina Educación Infantil y pasa a Primaria, se expone de nuevo a importantes retos y cambios que en muchas ocasiones pasan desapercibidos para los adultos, quienes consideramos que "nuestros hijos ya son grandes y maduros" para afrontar con éxito esta nueva etapa.

Y aunque es cierto que con cinco años los niños ya han alcanzado un alto nivel de autonomía e independencia, no deberíamos infravalorar el cambio tan drástico que supone para ellos el inicio de este nuevo ciclo educativo.

"El cambio de Infantil a Primaria es muy grande: cambian las reglas, los horarios, los compañeros, los profesores y la metodología. Incluso cambia la forma de sentarse en clase, pues en Infantil es frecuente hacerlo por equipos, mientras que en Primaria (sobre todo en cursos más avanzados) el alumno se sienta en mesas individuales , con forma de U o por parejas" - explica Mariló.

"Se cambia también la forma de aprender, pues se pasa de un aprendizaje lúdico y globalizado por áreas de conocimiento conectadas entre sí, a un aprendizaje formal y serio basado en materias diferenciadas, que se distribuyen a lo largo de la jornada siguiendo un horario".

¿Cómo puede afectarle al niño a nivel emocional?

primaria

Al igual que nos aconsejaron las maestras de Infantil cuando hablamos sobre el periodo de adaptación, Mariló también insiste en la importancia de empatizar con el niño y respetar sus sentimientos y emociones ante el cambio, pues aunque en líneas generales este paso suele aceptarse de buen grado, también podemos encontrarnos con peques que lo acusen especialmente.

"Si a nosotros como adultos nos cuesta cambiar de trabajo, ¿cómo no va a afectarles a ellos cambiar de aula, de espacio, de profesores, de rutinas, de compañeros, de normas...? En fundamental hacer un ejercicio de empatía con nuestros hijos en esta nueva etapa"

" Algunos niños pueden desarrollar inseguridad, miedo o sentimientos encontrados. Y los adultos no podemos ni debemos restar importancia a lo que sienten, con frases como "¡qué tontería" o "¡tú eres un valiente!, ¿cómo te va a dar miedo el cole de mayores". Si les cuesta trabajo empezar hay que entenderlo, respetarlo y acompañarles correctamente" - aconseja esta profesora.

¿Cómo debe ser el paso a Primaria?

Mariló tiene claro que el paso de Educación Infantil a Primaria debe hacerse de manera muy gradual, y trabajando conjuntamente los profesores de ambos ciclos para lograr el mayor beneficio y bienestar de todos los niños.

A este respecto, esta maestra, -quien despidió el año pasado a un grupo de niños de último curso de Infantil a los que llevaba dando clases desde que tenían tres años-, nos ha contado cómo prepara ella a sus alumnos para el cambio de etapa:

"Decidí llevar a cabo un proyecto en colaboración con las profesoras de Primaria, para preparar mejor a mis alumnos de cara al cambio de ciclo. Para ello, les pregunté qué esperaban de Primaria, qué les daba miedo del cambio o qué dudas tenían"

"Los niños me contaron que temían no poder sentarse todos juntos en clase, no estar con sus amigos, tener exámenes o tener que aprender cosas difíciles. Así que decidí hacerles un "carnet de espía" y adentrarnos en el edificio de Primaria para espiar cómo trabajaban allí los alumnos"

"Esta actividad fue coordinada con los profes de Primaria, pero ayudó a que los peques entendieran que no iban a pasarlo tan mal como creían, además de hacerles conscientes de sus capacidades y de todo lo que habían aprendido durante su etapa en Infantil".

primaria

La maestra nos explica que en todos los colegios los profesores son muy conscientes del importante paso que los niños dan con el cambio de etapa, y más aún al realizarse después de las vacaciones de verano. Por lo que quiere tranquilizar a todos los padres cuyos peques se encuentren próximamente en esta situación.

¿Cómo podemos ayudar desde casa a que el cambio fluya de manera natural y positiva?

El principal cambio que experimentan los alumnos con el paso de ciclo, es la creciente autonomía y responsabilidad que deben ganar. Los niños ya no van a tener a un profesor pendiente de ellos a cada instante, por lo que es importante que ganen confianza y determinación a la hora de realizar determinadas funciones.

La maestra insiste en que desde casa los padres podemos contribuir a fomentar esta autonomía haciendo partícipe al niño de actividades familiares, así como dándole responsabilidades y tareas acordes a su edad y capacidad.

"Los padres debemos trabajar la autonomía con nuestros hijos, encargándoles tareas según su edad tales como cuidar de la mascota, ayudar a poner la mesa, ordenar sus juguetes, hacer su cama..."

"Hay que tener en cuenta que en Primaria los niños ya no llevan baby, así que tendrán que cuidar su higiene a la hora de comer o trabajar para no mancharse la ropa. Además, el almuerzo que antes tomaban en clase supervisados por la maestra, ahora lo tomarán en el patio y sin supervisión, por lo que deben ser responsables de su comida, así como de los hábitos de higiene que tienen que tener antes y después de comer. Y todo esto podemos empezar a fomentarlo desde casa".

educacion Primaria

Además de estos consejos, Mariló nos ofrece los siguientes:

  • Pedirle al niño que nos ayude a preparar su menú de almuerzo diario, no sólo para que decida (dentro de las opciones que le demos) qué quiere tomar, sino para que se implique en esta tarea de planificación familiar.

  • Pedirle ayuda con la compra y preparacion del material escolar, etiquetarlo, colocarlo, guardarlo en la mochila... De esta forma le estaremos haciendo responsable de sus objetos personales.

  • Crear desde casa una serie de rutinas fijadas por un horario, que les ayude a adaptarse a los horarios rígidos que se encontrarán en Primaria.

Sobre los deberes escolares

Uno de los aspectos que suele marcar el paso a Primaria en muchos colegios, son los deberes escolares. Aunque Mariló no es partidaria, como tal, de los deberes, sí que recomienda que los niños saquen un ratito diario para leer y escribir, pues es la base de cualquier aprendizaje futuro.

"Creo fundamental en Primaria encontrar un ratito diario para que el niño lea y escriba. No es necesario que lo haga en plan académico, sino como parte de una actividad que le ilusione y le motive, como por ejemplo escribiendo una carta a sus abuelos, o ayudando a elaborando la lista de la compra. Y después de este momento divertido, los niños deben pasar la tarde jugando"

¿Y si el niño no ha cursado Educación Infantil?

Es importante recordar que la Educación Infantil en nuestro país no es una etapa obligatoria, y aunque la mayoría de las familias opten por llevar a sus hijos al colegio a partir de los tres años, puede haber casos de niños que comiencen Primaria sin haber asistido antes al cole.

En esos casos conviene saber que al finalizar la etapa de Infantil la mayoría de los niños ya saben leer y escribir, pero es labor de los profesores adaptarse al ritmo de cada alumno, por lo que si tu hijo no ha ido nunca al cole y va a comenzar Primaria sin leer ni escribir, no debes preocuparte.

"Al comenzar Primaria los profesores hacen una evaluación para conocer el nivel que tiene cada alumno y adaptar su metodología de trabajo a las necesidades particulares que se vayan encontrando. Los profesores saben que pueden venir niños que no sepan leer ni escribir, así como otros que aún habiéndolo aprendido en el último curso de Infantil, se hayan olvidado de ello tras el verano"

"Mi recomendación es que, una vez haya pasado el mes de septiembre, las familias que lo necesiten se reúnan de forma individual con el tutor de su hijo para explicarles sus circunstancias concretas y ver la forma de ayudar a ese niño en su adaptación a la nueva etapa" - concluye esta maestra.

Agradecimientos | Mariló Ruiz-Poveda, autora del blog El baúl de la Seño

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Cambios en la LOMCE: las principales medidas que se prevé poner en marcha en educación, ¿Por qué Francia rebaja la edad de escolarización obligatoria a los tres años?, "Soy el alcalde y quiero que cierren el colegio" la carta de niño de seis años a su profesora

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio