Compartir
Publicidad

Cómo ayudar a tu hijo en la adaptación a la escuela infantil: estos son los consejos de las maestras

Cómo ayudar a tu hijo en la adaptación a la escuela infantil: estos son los consejos de las maestras
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los padres podemos contribuir con nuestra actitud y nuestras palabras, a que el periodo de adaptación de nuestros niños en la escuela infantil sea positivo y lo más llevadero posible. Pero, ¿cómo podemos hacerlo?

Rocío y Victoria son maestras, y Denise dirige una escuela infantil. Tras muchos años trabajando con niños pequeños han querido compartir con nosotros una serie de consejos, basados en su experiencia y sus conocimientos, que facilitarán a nuestros peques el inicio del curso.

Hablar de la escuela de manera positiva

guardería

Las tres profesionales han coincidido en destacar la importancia de hablar con nuestros hijos desde un punto de vista positivo y sin agobios, de la escuela y el curso que pronto empezarán.

Mª Victoria Gómez, maestra y pedagoga con 10 años de experiencia, nos aconseja que días antes de comenzar vayamos anticipando a los niños la vuelta al cole. Podemos hacerlo a través de mensajes positivos como por ejemplo: "cuando comiences la escuela vas a jugar mucho", "vas a aprender cosas muy divertidas" o "vas a hacer muchos amiguitos nuevos".

"Esto suele funcionar muy bien con niños que ya pueden entendernos porque tienen una cierta edad (uno, dos o tres años). También aconsejo que los niños se impliquen a la hora de preparar el material que van a necesitar en la escuela, como por ejemplo las mochilas o los babis. Esto les hace sentirse bien y ganar confianza y autonomía"

Denise Zarruk, directora de la Escuela Infantil El Mundo de Mozart, nos cuenta que también es muy positivo visitar con los niños el colegio o la escuela donde van a asistir a clase, para que se vayan familiarizando con el entorno. De hecho, desde su escuela invitan a las familias que vayan a llevar a sus hijos allí por primera vez, a conocer el centro educativo en compañía de los niños antes del comienzo de curso.

Por su parte, Rocío Santamarina, maestra de Infantil con 13 años de experiencia, incide en la importancia de no lanzar mensajes negativos a los niños, amenazándolos con la escuela o con los profesores:

"Ante comportamientos negativos de los niños, a veces los padres los amenazan diciendo, por ejemplo, "cuando te vea hacer esto tu profe te va a regañar", o "¡ya verás cuando empieces el cole!". Esto no hay que decirlo jamás. Los mensajes sobre la escuela deben ser siempre positivos, y tampoco hablar de ello continuamente, pues podemos generarles ansiedad"

Ayudarnos de recursos

Lectura

Denise aconseja a los padres ayudarse de recursos para explicar a los más pequeñitos el inicio del curso escolar, especialmente si es la primera vez que van a asistir a la escuela infantil. Y es que veces, no saber donde van, qué les deparará su estancia en la escuela, o dónde estarán sus padres mientras ellos están en el centro puede generarles mucha ansiedad ante lo desconocido.

"Una de las mejores formas para que los niños entiendan y se adapten con mayor facilidad a esta nueva etapa es la lectura, porque los niños se identifican con las emociones de los protagonistas y, al conocer el final de la historia le ayuda a afrontar sus sentimientos y produce en ellos una sensación de seguridad" - nos explica.

Igualmente, nos aconseja inventar fórmulas para llevar mejor el momento de la separación, como por ejemplo pintar a nuestro niño un beso en su mano, o dibujarle un coche o una estrella que le acompañe todo el día.

La importancia del periodo de adaptación

guarderia

En muchas escuelas infantiles, e incluso en colegios en primeros cursos de Educación Infantil, es frecuente realizar un periodo de adaptación de varios días de duración. Con ello se pretende que los niños más pequeños vayan adaptándose a la escuela de forma paulatina, cada día un ratito más que el anterior.

Para los padres que trabajan son días muy complicados, ya que deben pedir permiso o adaptar su horario laboral al de sus hijos, pero Rocío remarca la importancia de respetar este proceso y llevarlo a cabo según las directrices marcadas por el centro.

"Es importante que los padres comprendan la necesidad del periodo de adaptación, porque hay muchos que no lo entienden y preferirían que sus hijos comenzaran desde el primer día toda la jornada seguida. Pero tratándose de niños tan pequeños, la adaptación paulatina es necesaria y debe ser respetada"

Por otro lado, hay que destacar que existen escuelas infantiles donde el periodo de adaptación se hace en compañía de los familiares, aunque no todas funcionan igual, y tampoco es común encontrar esta opción cuando se comienza el segundo ciclo de Educación Infantil.

Rocío nos explica que en la escuela en la que trabaja no se permite a los padres estar con sus hijos en el aula durante el tiempo que dura el periodo de adaptación, pues en la mayoría de los casos supone alargar el drama de la separación. Además, apunta a que en ciertas ocasiones muchos padres no podrían quedarse con sus hijos por motivos laborales, y esto puede resultar perjudicial, e injusto, para algunos niños.

¡Ojo con nuestras reacciones!

guardería

El día en que dejamos a nuestro peque por primera vez en la escuela infantil suele ser muy emotivo para los padres. Nunca antes nos hemos separado de ellos, y nos angustia la reacción que puedan tener o el cómo se vayan a sentir.

Esta incertidumbre que sentimos es probable que se acreciente si nuestro hijo llora de forma desconsolada, o si tenemos que separarnos de un bebé de escasos meses. Pero nuestra actitud y nuestras reacciones son muy importantes para infundir calma y confianza a los niños, y así lo destacan las maestras:

"Debemos vivir el proceso con naturalidad y tranquilidad, y procurar que las entradas al centro sean rápidas y lo menos dramáticas posibles. Si nuestro peque llora, le despediremos con un beso y un abrazo tranquilo, y le diremos que cuando salga estaremos esperándole. Y a la salida, por muchas ganas que tengamos de ver a nuestro hijo, debemos actuar de nuevo con naturalidad" - aconseja Victoria.

En el caso de bebés de pocos meses, Victoria insiste en la importancia de infundir tranquilidad cuando nos separemos de ellos, pues aunque no sepan comunicarnos con palabras lo que sienten, perciben perfectamente el desasosiego, miedo e intranquilidad que los adultos somos capaces de transmitir con nuestros gestos.

Por su parte, Rocío apela a la empatía de los adultos con el resto de niños, y pide que se respeten las normas del centro y de los maestros en lo que respecta a la despedida de nuestros hijos:

"Si se pide a los padres que despidan a sus hijos en la puerta, es importante hacerlo así y no pasar a las aulas con nuestro hijo, por mucho que llore. Porque si no respetamos esta norma otros peques se preguntarán porqué ese niño puede estar con su papá o con su mamá y él no. Y al final acaba convirtiéndose en un ciclo vicioso y perjudicando al resto de niños".

A lo dicho por las maestras, Denise aconseja también que sean los padres quienes lleven a los niños al centro en estos primeros días de adaptación, porque esto les proporcionará seguridad y les ayudará a integrar mejor el cambio de rutina.

No mentir nunca al niño

adaptación

Aunque los niños no tienen el concepto del tiempo que tenemos los adultos, para ellos es importante saber que vamos a seguir ahí cuando salgan de la escuela, por lo que es fundamental establecer con ellos una relación de confianza y no mentirles nunca.

"Hay padres que dicen a sus hijos que en cinco minutos estarán de vuelta para recogerles, y aunque los niños no tienen la concepción del tiempo que tenemos nosotros, no debemos decirles nunca algo así si en realidad van a permanecer en el centro varias horas. Porque en ese caso les estaremos mintiendo, y eso les genera inseguridad" - explica Victoria.

Objeto de apego

objeto de apego

Los objetos de apego pueden ayudar al bebé o al niño pequeño a superar la angustia por separación, por lo que Victoria recomienda que si la escuela no pone inconveniente, dejemos que nuestro hijo se lleve a clase su peluche u objeto favorito.

"Si el niño tiene algún objeto de apego que le calme, conviene comentarlo en el centro educativo para ver si el niño puede llevárselo a clase. Hay que tener en cuenta que para él todo es nuevo: desaparecen sus padres y se queda en un entorno nuevo y desconocido. Si tiene un objeto de referencia a lo que él esté ligado, se sentirá más seguro y confiado"

Escuchar y respetar sus sentimientos

Rabieta

Otros de los consejos que nos dan estas tres profesionales es el de respetar los sentimientos del niño, así como escucharle y acompañarle en sus emociones.

Denise nos explica con estas palabras lo que siente el niño pequeño en sus primeros días de adaptación a la escuela infantil:

"La angustia a la separación que sienten es real, ellos piensan que sus padres no regresarán, ya que su cerebro no está prepara para entender que dentro de una horas volverán a buscarles. Ellos viven en el presente y en el momento en que se quedan solos en el cole o guarde tu no estás y se encuentran en lugar nuevo si su figura de apego"

Pero nos cuenta, que a medida que transcurran las semanas, el niño ira madurando y empezará a entender que sus padres siguen existiendo aunque no pueda verlos, que volverán a por él y que todo irá bien durante su ausencia. En este momento inicia el proceso de vinculación con las figuras de apego secundarias (profesoras, personal educativo), y aparece la necesidad de descubrir el nuevo ambiente que le rodea.

Por su parte, Rocío y Victoria insisten en la importancia de respetar el ritmo de cada niño, pues habrá algunos que se adapten a la escuela en cuestión de días y quien, por el contrario necesite más tiempo.

"Cada niño es un mundo y debe ser respetado en su particularidad. Por eso es importante no forzarles y darles el espacio y el tiempo que necesiten. La duración de la adaptación depende de muchos factores, entre los que se encuentra el carácter del niño y su grado de maduración" - nos cuenta Rocío.

"El periodo de adaptación suele durar, por lo general, entre 10 y 15 días pero cada niño marca su propio ritmo. Si pasado un mes nuestro hijo no se ha adaptado, es importante consultarlo con sus profesores o con un especialista para saber qué está pasando" - aconseja Victoria

Por otro lado, las maestras nos recuerdan que ante el inicio del curso escolar, cada niño reacciona de una manera distinta, y en algunos casos podemos incluso percibir ciertos comportamientos en nuestro hijo que no se habían dado hasta el momento: escapes cuando ya controlaba esfínteres, celos hacia hermanos más pequeños, rabietas, pesadillas...

Todas estas situaciones entran dentro de la normalidad cuando hablamos del periodo de adaptación en la escuela infantil o incluso en el cole. Es sólo cuestión de tiempo que todo vuelva a ser como antes.

Comunicación fluida y confianza en el personal

Guarderia5

Y como consejo final, las tres maestras nos insisten en la importancia de confiar en los profesores y personal al cargo de nuestros hijos, a pesar de que entienden que los primeros días puedan parecer a los padres un tanto caóticos.

"Es importante tener paciencia, tanto con el niño como con el personal docente. Hay que tener en cuenta que el maestro no sólo tiene como alumno a nuestro hijo, sino a otros muchos niños más, por lo que si nuestro niño comienza la escuela infantil por primera vez, tenemos que ser conscientes de que el profesor no podrá atender sus demandas o peticiones de forma inmediata, como hacemos nosotros con él en casa" - señala Victoria.

Además, Victoria también incide en la importancia de que la comunicación entre padres y profesores sea fluida, de cara a poner de manifiesto cuanto antes cualquier circunstancia que percibamos y que pueda ayudar al niño en su adaptación.

"Yo abogo siempre por mantener una tutoría con los padres antes del inicio del curso, porque a los profesores nos ayuda a conocer mejor al niño, y nos da pistas para saber cómo tratarle o calmarle cuando lo necesite. Pero si esto no es posible, aconsejo a los padres comunicar siempre cualquier pecualiaridad que tenga el niño y que consideremos que debe ser tenida en cuenta"

La "vuelta al cole", y más cuando nuestros hijos comienzan por primera vez la escuela infantil, es un momento complicado para muchas familias. Pero esperamos que estos consejos facilitados por tres maestras experimentadas, puedan ayudar a vuestros niños a afrontar el periodo de adaptación con ilusión y felicidad.

Fotos Pixabay, iStock

En Bebés y Más La emotiva carta de una maestra a los niños que no podrán comenzar el preescolar este año, Algunos consejos para elegir escuela infantil, El antes y el después del primer día de cole, ¿a tu hijo también le pasa?, Vuelta a la rutina: 7 ideas para ayudar a tu bebé a adaptarse

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio