13 frases que las madres están hartas de escuchar, ¿te las han dicho?
Nuestras experiencias

13 frases que las madres están hartas de escuchar, ¿te las han dicho?

A muchas personas les parece apropiado opinar sobre la crianza ajena y las decisiones de otros padres. Es extraño, pero es la realidad. A los padres de un hijo se les cuestiona por tener solo uno, mientras que a las familias numerosas se les critica por tener más de dos o tres, por mencionar unos ejemplos.

Lo cierto es que parecería que casi nadie se salva de recibir algún comentario incómodo o molesto. Te compartimos 13 frases que las madres están hartas de escuchar, ¿te las han dicho?

Duerme cuando el bebé duerma

Comenzamos nuestra lista con un clásico de clásicos: la famosa "duerme cuando el bebé duerme". Aunque siempre bien intencionada, esta frase tiene muy poca lógica, pues es precisamente ese momento en que el bebé duerme, cuando muchas madres aprovechan para hacer cosas que no logran hacer mientras están atendiéndole.

Algo más útil, por ejemplo, sería ofrecerse a cuidar al bebé para que la mamá pueda tomar una merecida siesta, o ser una visita de ayuda y apoyarla con algunas tareas de la casa mientras ella y el bebé descansan.

¿Aún no...?

Para toda madre, cada hito de sus hijos es importante y especial. Pero cuando, por alguna razón, tu bebé ha llegado a cierta edad en la que normalmente los bebés ya gatean, hablan o caminan, pero él aún no lo ha hecho, preguntas como esta pueden ser muy incómodas y hacer que sintamos presión o aumentar nuestra preocupación.

A su edad mi hijo ya...

Muy similar a la anterior, pero en un tono más pesado. "A su edad, mi hijo ya leía/hablaba/sabía...", es una de las frases que además de no aportar nada positivo, obliga a comparar a los niños. Y como ya sabemos, cada niño es un mundo, y por lo tanto, cada uno se desarrolla a su propio ritmo.

Luces fatal/agotada/cansada

Somos madres, sabemos que no siempre traemos nuestra mejor cara, porque criar niños no es tarea sencilla. Pero aunque nos sintamos y estemos cansadas o agotadas, y eso se refleje en nuestra apariencia, señalarlo sale sobrando.

¿De qué estás cansada?

Por otro lado, hay quienes además de señalar que estamos agotadas, o que al escuchar que decimos que nos gustaría un descanso, se atreven a preguntar de qué estamos cansadas. Si supieran todo lo que pasa en la mente de una madre durante el día, y vieran ese trabajo invisible que hacemos constantemente, quizás lo entenderían.

No te quejes

Poco a poco se va normalizando hablar del agotamiento materno, entendiendo que somos humanas y no superwoman. Sin embargo, en ocasiones cuando una madre comenta que le gustaría un respiro, hay quienes le responden que no debería quejarse, pues después de todo ella eligió tener hijos. Una total falta de empatía hacia las madres y su trabajo.

¿Todavía...?

¿Recuerdas esa frase de "aún no..."? Pues llega su contraparte: el famoso "¿todavía...?". Usada para cuestionar a las madres cuando llevan una lactancia materna prolongada, siguen durmiendo juntos aunque sus hijos ya no son tan pequeños, o aún no han dejado el pañal.

Lo vas a malcriar

Otra frase que cuestiona lo que hacemos con nuestros hijos, pero que en la mayoría de los casos va a una sola cosa: los brazos. "No lo cargues, se va a malacostumbrar", "Si no lo sueltas luego no te dejará hacer nada", o "Ya déjalo en la cuna o nunca lo sacarás de tu cama", son algunas de las variantes de esta frase que prácticamente nos dice que si les damos afecto en exceso los vamos a malcriar. Absurdo.

A mi hijo no le pasó nada

Pexels Ksenia Chernaya 4740574

De nuevo una frase que obliga a caer en comparaciones: "a mi hijo no le pasó nada". Un comentario bastante pesado, que nos dicen cuando elegimos criar diferente o somos firmes en alguna decisión sobre la vida de nuestros hijos, como sus rutinas, no prestarles el móvil o cualquier otra elección que no coincida con la de otros.

Uf, espera a que sea mayor

Cada etapa de la vida de nuestros hijos tiene sus retos, y es natural que podamos quejarnos o desahogarnos cuando sentimos que éstos nos sobrepasan. Ante esa situación, el que una madre con hijos mayores a los nuestros nos diga que "eso no es nada" comparado con lo que vendrá después, no es algo que sea agradable ni amable de escuchar.

¿Otra vez estás embarazada?

Pues así como lo ves, otra vez. Porque la decisión de cuántos hijos tener es de la pareja y como tal debe ser respetada. ¿O acaso ustedes los van a criar? Creo que no.

¿Para cuándo el otro?

De nuevo, la decisión sobre la cantidad de hijos es únicamente de la pareja, y esta es una que en particular reciben quienes tienen solo un hijo. Pero esta pregunta además de ser intrusiva, puede ser muy incómoda e hiriente para quienes por algún motivo no han logrado tener otro bebé.

¿Vas a ir a por el niño/niña?

Finalmente, otra frase relacionada con el número de hijos, o mejor dicho, con el género. Si tenemos un niño, preguntan que si no queremos tener una niña. Si tenemos una niña, preguntan por el niño. Y si tenemos dos niños o dos niñas, nos preguntan por la niña o niño "que nos falta". A los únicos que les debe interesar esa decisión, es a la pareja.

¿Te han dicho alguna de estas frases? ¿cuáles agregarías a la lista?

Foto | Pexels
En Bebés y más | Siete frases que las mujeres en su último mes de embarazo están cansadas de escuchar (y otras cuatro que sí les gustaría oír), 11 cosas que las madres recientes no quieren escuchar

Temas
Inicio