Compartir
Publicidad
11 frases que no debes decir a una mujer embarazada
Embarazo

11 frases que no debes decir a una mujer embarazada

Publicidad
Publicidad

Hace algunos días compartíamos el mensaje de una futura madre, que nos recordaba que el embarazo no es una invitación a opinar sobre el cuerpo de otra mujer. Y es que cuando estamos embarazadas, es común recibir frases, consejos no pedidos y comentarios de otras personas, incluso de desconocidos.

Y aunque muchas personas nos dicen comentarios positivos sobre nuestra creciente barriga, hay otras que no resultan muy apropiadas. Te compartimos 11 frases que no debes decir a una mujer embarazada.

¿Segura que no son gemelos?

Comencemos por una bastante popular y que parece encantarle a las personas cuando notan el crecimiento de nuestra barriga, en especial si ésta crece rápidamente. ¿Segura que sólo es uno? es otra variante de esta frase que también suele escucharse mucho.

Si yo fuera tú no haría/comería eso

Con el anuncio del embarazo, también nos convertimos en blanco de consejos no pedidos o recomendaciones de otras personas (¡a veces incluso desconocidos!). Pero una cosa es decir "Si yo fuera tú..." y proceder a señalar algo de forma negativa.

Si en este caso, lo que hace la embarazada podría representar un riesgo para ella o su bebé, hay maneras más amables y educadas de decirlo, como: "Supe que tal o cual actividad/alimento no está recomendado, ¿has escuchado algo sobre eso?". De esta forma transmites tu inquietud de una manera informativa y sin que tu comentario suene acusatorio.

Te has puesto muy gorda

Seguro este comentario la mayoría lo ha escuchado en el tercer trimestre, cuando ya tenemos nuestra barriga a reventar y lo último que queremos escuchar es esta clase de comentarios sobre nuestro cuerpo. Recuerda esto: la palabra "gorda" no es agradable, menos en este estado en el que nuestras hormonas reinan.

Luces fatal

Cada mujer vive el embarazo de forma diferente: hay unas que casi no presentan síntomas, mientras que otras se mantienen con náuseas los nueve meses que éste dura. Y desde luego, si somos del segundo grupo y además dormimos pésimo o presentamos alguna otra molestia, seguro que luciremos y nos sentiremos fatal. Pero vamos, que no hay necesidad de hacerlo notar en voz alta.

Qué pena que tendrás niño/niña, tan bonito que es tener niña/niño

Anunciar el sexo del bebé es algo que causa mucha ilusión a los futuros padres, tanto así que ya se ha puesto de moda hacer fiestas para darlo a conocer a la familia y amigos. Sin embargo, nunca falta la persona que al escuchar que esperamos un niño o niña, comenta que sería más lindo que el bebé fuera del sexo opuesto. ¿No es mejor ponernos felices por los demás y ya?

Vaya, estás comiendo por dos, ¿verdad?

Otra frase muy por el estilo del "te has puesto muy gorda", en la que se hace énfasis acerca del peso que se ha ganado durante el embarazo. Si una embarazada come más o menos durante el embarazo, es un tema que deberá tratar únicamente con su médico - aunque recordemos que no es necesario hacerlo.

Embarazada

Despídete de tu libertad

Jamás he comprendido esa necesidad de asustar a las futuras madres con frases como "nunca volverás a dormir" o ésta en la que nos dicen que le digamos adiós a nuestra libertad. Es verdad que nuestra vida cambia al tener hijos, pero esto no significa que nos convirtamos en mártires o esclavas, pues los hijos vienen a enriquecer nuestra vida.

Fulanita tiene más/menos meses que tú y no se mira así

Las comparaciones no son buenas y menos en una experiencia que cada mujer y cada cuerpo vive de forma distinta. ¡Incluso una misma mujer puede tener embarazos muy distintos! Dejemos de lado este tipo de comentarios, pues no hay dos embarazos iguales.

¿No te da miedo que tu bebé...?

Volvemos a esa insistencia de infundir miedo en las futuras madres. Claro que nos dan miedo muchas cosas, parte de ser madres es velar por la seguridad y salud de nuestros hijos, preocupándonos porque no les haga falta nada. No hay ninguna necesidad de atemorizar a una embarazada con situaciones que ni siquiera sabemos si sucederán o no.

Yo trabajé hasta el último día de mi embarazo

Esta es una que personalmente me dijeron cuando estaba embarazada de mi hija. Tuve un embarazo muy difícil, con muchas molestias que hacían que mi día a día en la oficina fuera tan insufrible que esperaba con ansias el inicio de mi baja maternal.

Nuevamente recordamos que cada embarazo es muy diferente, y si una mujer logra seguir trabajando hasta el mismo día del parto, mientras que otra decide que ya no puede más un mes antes, ambas situaciones son igual de respetables.

¿Fue planeado?

Este es uno de los comentarios más inapropiados y sin educación que se puede hacer a una mujer embarazada. Las únicas personas a las que les debe interesar cómo se dieron las cosas es a los futuros padres y nadie más, pues nunca se sabe por todo lo que pudieron pasar para tener ese bebé.

Si bien la mayoría de los comentarios que se reciben en el embarazo provienen de buenas intenciones y sin malicia, este tipo de frases que no debes decir a una embarazada son molestas y ya resulta cansado escucharlas.

Fotos | Unsplash, Pexels
En Bebés y más | Algunas frases que las madres están hartas de escuchar, ¿os suenan?, Una mujer nos recuerda que el embarazo no es una invitación a opinar sobre el cuerpo de otra mujer

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio