Compartir
Publicidad

Recoge a su bebé en la guardería y la encuentra llena de mordeduras: qué hacer ante un caso así

Recoge a su bebé en la guardería y la encuentra llena de mordeduras: qué hacer ante un caso así
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Rosalynn, de tan solo 15 meses, llevaba cinco días en su nueva guardería de Arizona (Estados Unidos), cuando su madre la recogió plagada de mordiscos en la espalda. La mujer no daba crédito a lo que estaba viendo, y no dejaba de preguntarse cómo ningún responsable se había percatado de la situación.

Aunque los accidentes en las guarderías pueden ocurrir, recoger a tu bebé con el cuerpo plagado de mordeduras es totalmente inaceptable. ¿Qué hacer ante un caso así?

Más de 25 mordiscos... ¿cómo puede ser posible?

Cuando Alice Bryant recogió a su hija de la guadería el pasado 26 de febrero, nada le hizo sospechar el calvario por el que su pequeña, de 15 meses, había pasado aquel día. Nadie le informó de ningún hecho destacable, y aunque notó a su niña un tanto extraña, jamás pudo imaginar los motivos.

Y es que cuando llegó a casa y se dispuso a cambiarle de ropa, descubrió horrorizada más de 25 señales de mordiscos repartidos por toda la espalda, hombros y brazos. Alice confiesa que al principio no podía creer lo que estaba viendo, pero cuando se percató de que, efectivamente, eran mordeduras, comenzó a llorar de dolor e impotencia.

De inmediato, la mujer tomó fotografías del estado en el que se encontraba su hija y denunció a la Policía de Tucson, quien derivó el caso a Servicios de Salud del Estado para que abriera una investigación. Sin embargo, dos meses después, Alice sigue sin recibir una explicación a lo ocurrido, y ni la guardería ni los Servicios de Salud se han puesto en contacto con ella.

Así que, cansada de la lentitud con la que las autoridades se estaban tomando su caso, decidió publicar en su cuenta de Facebook lo ocurrido y rápidamente su publicación se viralizó:

Publicacion

"Como madre, lo único que quieres es proteger a tus hijos, pero siento que eso no sucedió cuando la dejé en aquella guardería. Siento que la dejé en manos de alguien que no la cuidaba en absoluto" - se lamenta la mujer.

"No sé lo que ocurrió aquel día, pero solo sé que un niño que es mordido tantas veces tiene que llorar y gritar. El hecho de que nadie interviniera durante todo el tiempo que mi hija estuvo llorando, me enoja. Tal vez los niños estaban solos, o tal vez quien estuviera al cargo simplemente ignoró los gritos de dolor de mi bebé. Pero se necesita mucho tiempo para hacer algo así"

Según explican los medios, la guardería fue auditada en julio de 2018 y el informe que se presentó indicaba varias deficiencias, como una falta de registro de entrada y salida de niños del centro, y personal que desconocía el número de niños que tenía al cargo.

¿Qué hacer ante una situación así?

Cuando dejamos a nuestro bebé en la escuela infantil, lo único que esperamos es que esté a gusto, correctamente atendido por el personal al cargo y sea feliz.

Sin embargo, es normal que entre niños de corta edad ocurran peleas, tirones de pelo, pequeños mordiscos... Esto sucede porque los bebés no saben cómo manejar su frustración o enfado, de ahí que necesiten estrategias para aprender a canalizar sus emociones de manera positiva, a base de mucho amor y paciencia.

Y mientras padres y educadores hacemos este trabajo y enseñamos al niño desde el respeto y el diálogo, el personal que está al cargo de los niños en la guardería debe vigilar que este tipo de episodios no sucedan. Pero, si desgraciadamente ocurren, es primordial informar a ambas familias desde la absoluta transparencia, y buscar la forma de trabajar conjuntamente para que el episodio no se vuela a repetir.

Pero ¿qué sucede si la guardería no nos dice nada y al desnudar a nuestro bebé nos encontramos con marcas de agresiones como estas? En mi opinión, la forma de proceder de esta madre (que también hemos visto en otros casos similares) debería ser la que impere, además de pedir responsabilidades a la guardería. En este sentido, si el centro tiene instaladas cámaras de seguridad se podrían conocer con todo detalle lo ocurrido.

Es intolerable que el personal al cargo deje solos a niños de tan corta edad, e incluso se ausenten tanto tiempo como para permitir que este tipo de situaciones ocurran. Y en caso de haber estado presentes, no se justifica de ningún modo que no se haya atendido de inmediato los gritos o el llanto de un bebé, pues podría estar suciéndole algo muy serio, como ha ocurrido en esta ocasión.

Foto de portada | Noticias 24

Vía | La Vanguardia

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio