Compartir
Publicidad
Publicidad

Consejos para elegir bien la guardería. Entrevista a la psicóloga Mónica Serrano

Consejos para elegir bien la guardería. Entrevista a la psicóloga Mónica Serrano
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca septiembre y, con él, el comienzo de muchos niños pequeños a asistir a la guardería. La selección del centro y, después, el dejar a nuestro hijo allí es una situación que genera inseguridad e, incluso, miedo a muchos padres que ahora están eligiendo centro.

Por ello, hemos decidido entrevistar a Mónica Serrano, psicóloga especializada en maternidad y crianza, autora del blog Psicología Infantil y Crianza con Apego, sobre cómo elegir bien una guardería y qué pueden hacer los padres para facilitar la adaptación de sus hijos a la misma.

Mónica, ¿cuáles crees que son las claves que nos indican que una guardería es respetuosa con los niños que asisten a ella?

Bien, vamos a ver las claves que pueden indicar que una guardería es respetuosa. Esta información debemos detectarla antes de matricular al niño en ella.

En primer lugar, es importante analizar cómo realizan en el centro el período de adaptación. Lo óptimo sería que permitiesen al niño estar acompañado por su madre (u otro adulto de referencia) durante este período. No obstante, esto no es lo más común.

Sin embargo, es importante saber si permiten a los padres acompañar a su hijo hasta su aula (durante la adaptación y todo el curso) o no les permiten pasar más allá de la entrada del centro.

¿Algo más?

En mi opinión, es muy importante que se permita a los padres acompañar al niño a su aula, dejarlo en ella con su educadora de referencia y sus compañeros. Es relevante que la despedida se haga en el aula y que los padres tengan acceso a la misma. Lo mismo sucede con la recogida del niño.

Por otra parte, es importante conocer qué métodos de resolución de conflictos emplean. Muchas guardería utilizan “la silla de pensar”, que no es más que un castigo encubierto. Lo deseable es que no empleen este método ni ningún otro tipo de castigo; que los conflictos se resuelvan con afecto, consuelo y acompañamiento, básicamente.

Es fundamental que cuando los padres visiten una guardería, como posible candidata para su hijo, escuchen. Escuchen no sólo la información que la persona que los está informando les da, si no el tono de voz de las educadoras cuando se dirigen a los niños, las expresiones de los niños que están allí, la duración del llanto… Si es posible hacer esta escucha, estaremos obteniendo una información muy valiosa.

Y, más concretamente, ¿qué cualidades debería tener una educadora?

En mi opinión, lo fundamental es que quiera a los niños que tiene a su cargo. Que los atienda con afecto, que los abrace, los consuele… que juegue con ellos.

Muchas veces es difícil, puesto que las condiciones laborales de estas profesionales no son las adecuadas. Tienen un trabajo de enorme responsabilidad e importancia, pero muchas veces, sus condiciones no se corresponden con el valor de su trabajo y esto puede repercutir en su estado de ánimo y, por tanto, en su relación con los niños.

Por ello es importante que los padres traten de obtener información de la movilidad de las educadoras. Si hay demasiados cambios de personal, muchas educadoras que abandonan el centro, podemos intuir que las condiciones laborales de las mismas no son adecuadas.

Sin embargo, si el centro tiene un equipo relativamente estable, es señal de que el personal está satisfecho y esto es positivo para la relación con los niños.

Más concretamente, es importante que la guardería base la actividad del niño en el juego. Si se pretende respetar las necesidades evolutivas de los niños de cero a tres años, el empleo de fichas no tiene ningún sentido.

Por otra parte, podemos tener otra clave interesante en la gestión de rabietas. Si las gestionan a base de no prestarles atención, nos están indicando que no son respetuosos con las necesidades emocionales de los niños. Lo deseable sería que basasen la gestión en el acompañamiento emocional y el consuelo.

También es clave cómo manejen el tema de la alimentación. Si parten de la idea de establecer cantidades fijas de alimento y pretenden “forzar” a los niños a que se las coman, estamos ante una gestión irrespetuosa de la alimentación. Lo óptimo sería que respetasen las necesidades de ingesta de los niños cada día, atendiendo a sus gustos personales y que tratasen que el momento de la comida fuese agradable, fomentando la exploración y la experimentación con los alimentos.

Le agradecemos a la psicóloga Mónica Serrano la entrevista que ha concedido a Bebés y más, que esperamos os sirva para poder elegir lo mejor posible la guardería de vuestros hijos y la semana que viene profundizaremos un poco en este tema, para que la adaptación sea lo más liviana y feliz posible.

En Bebés y más | ¿Es antinatural que los niños vayan a la guardería?, Riesgos y beneficios de ir a la guardería: conclusiones, La mayoría de los niños empiezan la escuela infantil antes del año ¿Podrías darnos algún detalle más sobre los aspectos a tener en cuenta a la hora de seleccionar una guardería?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos