Compartir
Publicidad

Niegan a un padre medidas de conciliación familiar porque "es asunto de su mujer"

Niegan a un padre medidas de conciliación familiar porque "es asunto de su mujer"
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer escuché esta noticia en la radio y no daba crédito. Una empresa rechaza reducir la jornada de un empleado porque cuidar de los hijos es cosa de mujeres según se desprende de sus argumentos, en un claro ejemplo de discriminación, de machismo y de desprecio por la ley.

Leyendo un poco más sobre el asunto que ha levantado cierto revuelo, parece que (según la empresa) lo que le niegan al trabajador no es la reducción sino el cambio de turno.

Analicemos los datos disponibles al respecto, aunque, en cualquier caso, la actitud de la empresa no parece aceptable. Se trata de una empresa de alquiler de vehículos que ha rechazado por escrito, según CCOO, la petición de reducción de jornada para el cuidado de un hijo a uno de sus empleados porque entiende que esas labores las debería realizar su mujer.

Según un comunicado de CCOO, se trata de un empleado de la empresa Goldcar destinado en el aeropuerto alicantino de El Altet, a quien la compañía le ha solicitado que aporte pruebas de que su mujer no puede atender al menor.

Concretamente, le piden que aporte el contrato de trabajo o certificado de empresa de su esposa donde conste el horario que realiza o, en su defecto, una acreditación válida de por qué ella no puede atender al niño.

Recordamos que las medidas de conciliación laboral y familiar son válidas tanto para hombres como para mujeres, y esta denegación, que esperamos obtenga respuesta legal pronto, parece contravenir la Ley de igualdad de género.

Según leemos en varios medios de comunicación y escuchamos ayer en las noticias locales, el padre pidió la reducción mínima (una hora diaria) pero la empresa no sólo lo denegó, sino que parece ser que, según la secretaria de Igualdad de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de CCOO Comarques del Sud, al empleado le "están cambiando los turnos de trabajo, en horarios partidos y sin ninguna justificación" con la posible intención de que sea "el propio trabajador quien abandone la empresa".

De ser así, estaríamos hablando de un mobbing que no sólo sufren las madres. Muchos padres son presionados para que no disfruten ni siquiera del permiso de paternidad tras el nacimiento de sus hijos, qué será si aún quieren obtener sus derechos posteriores en cuanto a conciliación.

padre cuidando al hijo

¿Niegan reducción de jornada o cambio de turno?

Por su parte, la empresa de alquiler de vehículos ha desmentido los hechos, al asegurar que el trabajador disfruta del derecho de reducción de jornada desde el pasado día 12.

En declaraciones a EFE, un portavoz de la compañía ha explicado que el empleado solicitó una reducción del horario laboral para cuidar a su niña pequeña y que la empresa le concedió la petición, pero el conflicto ha surgido porque el empleado también demandaba un cambio de turno para tener el de 7 a 14 horas.

La empresa le ha pedido información sobre la disponibilidad de la mujer hacia la niña, con el objetivo de satisfacer su demanda sin perjudicar el horario del resto de trabajadores en el aeropuerto, y todavía estudian cómo reorganizar los turnos.

En un comunicado, la empresa ha añadido que actualmente estudia nuevas solicitudes de conciliación familiar, además de las 21 que se han concedido desde el año 2010 (el 100% de las demandas presentadas en este sentido). Estaremos atentos por si se produce alguna declaración más al respecto, y a lo que diga la ley finalmente acerca de este caso, sobre el que planean algunas ambigüedades.

Conciliar es asunto de todos

De cualquier forma, sea la reducción o el cambio de turno lo que se le ha denegado, me parece bochornoso que lo hayan hecho pidiendo "informes" sobre lo que hace la madre o lo que deja de hacer. Sin duda queda mucho camino por recorrer en nuestra sociedad (y aún más en otras) respecto a la igualdad a la hora de atender a los hijos, de ocuparse de la casa. Quienes lo hacen, ellos, suelen ser vistos como "calzonazos".

La presencia mayoritaria de hombres en los puestos de poder hace que sea difícil cambiar a tendencia: se sabe que se concilia más con jefas mujeres, sobre todo si tienen hijos. Pero hay mucho lastre de décadas, siglos, que hacen que ocuparse de la casa y de los niños sea cosa de mujeres.

Una ayuda para lograr la igualdad sería el permiso paternal obligatorio, un permiso que se disfrutaría, idealmente, de manera simultánea o después del permiso de la madre (y no restándole días a ésta, pues ya se trata de un permiso bastante escaso).

Por desgracia, no todas las noticias son tan buenas como la de que los papás también pueden pedir el permiso de lactancia y de cuando en cuando tenemos casos contrarios a la ley en contra de la igualdad y de los derechos de los trabajadores.

Lo peor es que, estoy convencida, habrá muchos otros casos similares a este que no salen a la luz. Y no sólo de parte de las empresas. Muchos hombres, muchos padres, trabajadores, aún están convencidos de que la responsabilidad de cuidar a los hijos es cosa de mujeres. Muchas madres también lo piensan así.

Vía | El Mundo, ADN Foto | Gracie and Viv y Ed Yourton en Flickr En Bebés y más | Hija, tu puedes ser como Beckham, Prohíben a un padre darle el biberón a su hija en el hospital, ¿Cambiar pañales sólo es cosa de mamás?, Papás fuera del paritorio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio