Publicidad

Una madre será juzgada por la muerte por asfixia de su bebé: cómo practicar el colecho seguro

Una madre será juzgada por la muerte por asfixia de su bebé: cómo practicar el colecho seguro
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Los pediatras recomiendan el colecho por los beneficios que implica esta práctica para el bebé y para sus padres, bien en la misma cama o en una cuna de colecho adosada. Entre ellos, es un factor de protección ante la muerte súbita, favorece el mantenimiento de la lactancia materna al facilitar las tomas nocturnas y mejora la calidad del sueño del bebé y en el descanso de los padres.

Eso sí, para que el bebé duerma en la cama de sus padres debe tener más de tres meses y hay que seguir unas medidas de seguridad para evitar que el bebé pueda asfixiarse.

Por desgracia, Rebecca Hallock, una mujer de 37 años de Scranton, Pennsylvania (Estados Unidos) no respetó las normas y sucedió lo peor. Se durmió con su recién nacido de tres semanas acostado a su lado y, cuando despertó, el bebé había muerto asfixiado. No es la primera vez que esta madre pasa por la muerte de un hijo en similares circunstancias. Las drogas parecen estar detrás de esta triste noticia, una de las razones que desaconsejan totalmente el colecho.

Hace unos años otro de sus bebés también se asfixió

Sucedió en noviembre de 2019, pero es ahora cuando se juzga a esta madre que se durmió junto a su bebé de tres semanas en la misma cama. Al despertar, el recién nacido había muerto. Según informan medios locales, Un patólogo forense dictaminó que la causa de la muerte era "compatible con la asfixia mecánica debida a la cohabitación con la madre".

Además, un análisis de sangre mostró que Rebbeca había consumido metanfetaminas y cannabis. Por eso, la investigación policial concluyó que fue la madre quien causó la muerte de su hijo al acostarse con él bajo la influencia de las drogas.

Pero parece que no es la primera vez que un hijo de esta mujer muere en circunstancias similares: algo similar sucedió en 2017 cuando ella se durmió con su hijo de un mes. Cuando despertó, el bebé se había asfixiado.

Por eso, la mujer se enfrenta a cargos de homicidio involuntario, imprudencia temeraria y por poner en peligro el bienestar de los niños.

Este horrible suceso viene a recordar una vez más los peligros de practicar colecho sin respetar unas medidas de seguridad imprescindibles para asegurar el bienestar del bebé. Si se siguen, no hay riesgos en dormir juntos.

Cómo practicar el colecho seguro

Colecho

La Asociación Española de Pediatría (AEP) recomienda que el bebé duerma en la misma habitación que sus padres durante al menos los primeros seis meses de vida y nunca en la misma cama antes de los tres meses.

La Asociación Americana de Pediatríalo extiende aún más. Recomienda que no se duerma en la misma superficie con el bebé preferiblemente hasta que cumpla un año, pero al menos durante los primeros seis meses.

A partir de los tres meses, esta práctica es totalmente segura si se tienen en cuenta estas recomendaciones de la AEP para evitar cualquier riesgo de asfixia, y que incluye la razón que implicó el fallecimiento del hijo de Rebecca, y por el que será juzgada:

  • Que el bebé tenga más de tres meses de edad.

  • Que no sea prematuro ni haya nacido con bajo peso.

  • Que los padres no hayan consumido tabaco, alcohol, drogas o fármacos sedantes.

  • Que el adulto no se encuentre en situación de cansancio extremo, como el postparto inmediato.

  • Que no se utilizan almohadas o cojines que lleguen a la altura del bebé, ni mantas o edredón que al deslizarse puedan llegar a taparlo por completo.

  • Que el colchón sea firme, evitando las superficies blandas, los colchones de agua, el sofá o los sillones.

  • Que si se comparte la cama con otros niños, se coloque un adulto entre el bebé y el niño.

Después de puestas sobre la mesa todas las cartas, no cabe duda de que practicar colecho es una opción personal y que hay que respetar tanto que se practique como si no. Está claro que la crianza con apego reconforta y ayuda a los bebés y niños a crecer felices y confiados, pero siempre que se lleve a cabo con seguridad.

Fotos | iStock

En Bebés y Más | Por qué me gusta dormir con mis hijos, aunque ya no sean bebés, 13 geniales ilustraciones sobre el colecho con las que te sentirás identificado

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios