Compartir
Publicidad

La justicia da la razón a una matrona a la que se le negó la baja por riesgo para la lactancia

La justicia da la razón a una matrona a la que se le negó la baja por riesgo para la lactancia
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estar expuesta a contagios y trabajar en turnos rotatorios incluso de 24 horas puede poner en riesgo la lactancia, y eso es lo que reivindicó una matrona que se vio en esa situación. Pero la mutua que la evaluó consideró que no era así, y la madre quiso llevarlo a los tribunales. Ahora, la justicia da la razón a la matrona a la que se le negó la baja por riesgo para la lactancia.

La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia (TSJRM) ha reconocido que una matrona del Servicio Murciano de Salud padece, en el ejercicio de su labor profesional, un riesgo para la lactancia de su bebé, al estar sometida a un sistema de turnos rotatorios y estar expuesta a contagios por agentes biológicos.

La mutua consideraba que no se podía deducir que los trabajos pudieran influir negativamente en la salud de la madre trabajadora lactante o en la de su hijo. Por ello, el tribunal ha condenado ahora a la mutua a pagar a la matrona una prestación económica.

Probablemente la mujer hubiera preferido la solución favorable a su caso en su momento, pero es importante tanto que estos casos salgan a la luz como que la justicia se decante en favor de los derechos de las madres trabajadoras, que son las que más impedimentos ven en su día a día.

Afortunadamente cada vez hay más sentencias en este sentido, el de defender los derechos de las madres trabajadoras, también las que dan pecho a sus bebés y quieren hacerlo sin riesgos y en condiciones aceptables.

En la sentencia que comentamos, el tribunal considera que el sistema de turno rotatorio que tiene la matrona y las seis guardias al mes de 24 horas, junto con la necesidad de utilizar medios preventivos adecuados para evitar contagios a agentes biológicos, son causas "suficientes" para estimar el recurso planteado, al existir un riesgo para la lactancia.

Cronología de los hechos

Los hechos se remontan a diciembre de 2009, cuando la mujer dio a luz e inició el descanso por maternidad y alimentando a su bebé al pecho.

En marzo de 2010, la matrona presentó al director gerente del Servicio Murciano de Salud un formulario escrito pidiendo la adaptación de las condiciones de trabajo y reubicación como madre lactantes cuyo desempeño laboral puede afectar de forma negativa al estado de salud o al de su hijo y la tramitación de la situación de 'Riesgo durante la lactancia natural'.

En el citado escrito alegó que era madre de un hijo menor de nueve meses, aludiendo como circunstancia particular que su puesto de trabajo podía influir negativamente a su estado de salud o al de su hijo, por "riesgos biológicos" y por "turnicidad".

En concreto, adjuntó un informe técnico elaborado por el Servicio de Prevención de Riesgos Laborales en el que especificaba las condiciones de trabajo de riesgo para la lactancia.

En base a los resultados de la evaluación, el informe recomienda medidas preventivas "siempre que sea posible por un principio de precaución", al tiempo que aconseja

no realizar trabajo nocturno de forma habitual o rotatoria, no sobrepasar los turnos de ocho horas y permitir la realización de pausas durante la jornada laboral para la lactancia materna o la extracción de leche para la posterior utilización, en lugar adecuado para dicha práctica, con intimidad, asiento cómodo reclinable y condiciones higiénicas adecuadas.

Respecto a los agentes biológicos, el informe estima que la trabajadora debe tener a su disposición los medios necesarios de bioseguridad para la realización de sus tareas, así como tener en cuenta las Medidas de Precaución Universal para la manipulación de muestras biológicas con el fin de evitar la contaminación de la piel y la ropa, y así evitar la aparición de mastitis o infecciones en el lactante.

A pesar de todos estos datos, el supervisor médico del centro de gestión de la mutua, Especialista en Medicina del Trabajo, emitió un certificado en el que se indicaba que de la información facilitada no se podía deducir que los trabajos pudieran influir negativamente en la salud de la madre trabajadora lactante o en la de su hijo, y la Mutua acordó denegar la prestación.

Después de idas y venidas por los juzgados (que en principio absolvieron a la mutua, el Instituto Nacional de la Seguridad Social y al Servicio Murciano de Salud), la justicia ha reconocido finalmente las peticiones de la matrona. Sin duda una buena noticia que animará a más madres trabajadoras a defender sus derechos (y esperemos que desanime a algunos a ponérselo más difícil).

Vía | Europa Press Foto | Various brennemans en Flickr-CC En Bebés y más | Sentencia que reconoce la baja laboral por riesgo en la lactancia, Una azafata gana un juicio para defender su lactancia, Una nueva sentencia a favor del derecho a la lactancia, Baja a una enfermera por riesgo a la lactancia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos