Estados Unidos prohibirá por ley las hamacas inclinadas y los protectores de cuna para un sueño seguro de los bebés
Noticias

Estados Unidos prohibirá por ley las hamacas inclinadas y los protectores de cuna para un sueño seguro de los bebés

Desde hace algunos años, los pediatras y especialistas han compartido algunas recomendaciones para un sueño seguro, entre las que se incluye evitar colocar al bebé en o alrededor de cualquier objeto que pueda representar un peligro para él.

Hace algunos años y tras la muerte de más de 30 bebés, la Academia Americana de Pediatría (AAP) advertía sobre el riesgo que representaba para los bebés el uso de hamacas inclinadas, exigiendo a las compañías que retiraran estos productos del mercado y alertando a las padres para que dejaran de utilizarlas.

Finalmente, tres años después de la publicación de la advertencia de la AAP, esta semana se ha aprobado una propuesta de ley que prohibirá la fabricación, distribución y venta de hamacas inclinadas y protectores de cuna en Estados Unidos.

¿Por qué se prohibirá la venta de estos objetos?

Una serie de investigaciones realizadas en 2019 llegó a la conclusión de que este tipo de productos, específicamente una hamaca mecedora de la compañía Fisher-Price, debía dejar de ser utilizada inmediatamente, pues se relacionó el uso de estas hamacas con la muerte de 10 bebés.

De acuerdo con la información proporcionada hace tres años, cuando los bebés se daban la vuelta las hamacas se volcaban o les impedían respirar, por lo que inicialmente se publicaron una serie de recomendaciones para usarlas de forma segura, como no utilizarlas en bebés de más de tres meses o dejar de usarlas cuando comenzaran a dar vuelta por sí solos.

Sin embargo, al continuar investigando el producto se encontró que en realidad la cantidad de bebés que habían muerto al utilizarlas era mayor a la que se había comentado: 32 bebés desde que el producto fue introducido en 2009, y además algunos de ellos eran menores de tres meses.

Es en ese momento cuando la AAP publica su comunicado exigiendo que dejaran de venderlas: "Este producto es mortal y debería ser retirado de inmediato", comentababa Kyle Yasuda, entonces presidente de la AAP.

Derivado de esa investigación, la intervención de la AAP y las peticiones de las familias afectadas por la muerte de su bebé, finalmente este año el Senado estadounidense aprobó la propuesta de ley iniciada tiempo atrás, que haría ilegal "producir, vender, o distribuir los protectores de cuna y hamacas inclinadas para bebés. Específicamente, las hamacas inclinadas para bebés son aquellas diseñadas para los bebés de hasta un año y que tienen una superficie con una inclinación mayor a 10 grados".

Como comentábamos, la iniciativa de prohibir estos productos tiene algún tiempo preparándose. Hace tres años, se lanzó por primera vez un proyecto de ley llamado "Safe Sleep for Babies Act of 2019" (Ley para un sueño seguro de los bebés 2019", en el que ya se hablaba de prohibir los protectores de cunas y los productos para dormir con inclinación, como las hamacas mecedoras.

Al momento de presentar aquella propuesta de ley, se había encontrado que en en total había 73 muertes infantiles relacionadas con el uso de hamacas mecedoras o productos para dormir con inclinación, mientras que en el caso de los fallecimientos relacionados con los protectores de cuna, habían sido 48.

¿Por qué se incluyen los protectores de cuna?

protectores de cuna

Los protectores de cuna son otro producto que comunmente utilizan muchos padres y que también se ha incluido como uno de los productos cuya fabricación, venta y distribuición se prohibirá por ley en Estados Unidos.

Aunque para muchos puedan parecer inofensivos, desde hace varios años no se recomienda utilizar protectores de cuna, pues están relacionados con un aumento de riesgo de asfixia. Si el bebé al moverse llega hasta ellos y pega su carita, puede tener dificultad para respirar.

Al respecto de esta nueva propuesta de ley que está a punto de entrar en vigor, la AAP ha publicado un nuevo comunicado en el que la señalan como "una monumental victoria para la salud de los niños":

"El mensaje de los pediatras ha sido claro durante mucho tiempo: el entorno de sueño más seguro para los bebés es una superficie firme, plana y desnuda. A pesar de lo que demuestra la ciencia, los protectores de cuna y los durmientes inclinados han permanecido en el mercado y en los estantes de las tiendas, engañando a los padres haciéndoles creer que son seguros y provocando docenas de muertes infantiles evitables", dijo Moira Szilagyi, presidenta actual de la AAP. "Ninguna familia debería experimentar esta tragedia. Cuando este proyecto de ley se convierta en ley, los padres tendrán la tranquilidad de saber que estos productos peligrosos ya no pueden llegar a sus hogares".

Temas
Inicio