Compartir
Publicidad

España baja cuatro puestos en el ranking de los mejores países para ser madre

España baja cuatro puestos en el ranking de los mejores países para ser madre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año pasado estábamos en el puesto número 12, y ahora España baja cuatro puestos en el ranking de los mejores países para ser madre, situándose en el decimosexto lugar, por debajo de Francia y Portugal y por encima de Estonia y Suiza.

Así lo vemos en el informe "Estado Mundial de las Madres 2012" de Save the Children, donde Noruega repite primer puesto, Islandia y Suecia también aparecen en el podium, desapareciendo Australia del segundo lugar (cae hasta el séptimo).

En el documento de la ONG se analizan los mejores y peores países para ser madre en función de factores como el estatus educativo, económico, de salud y político de las madres, así como el bienestar básico de sus hijos e hijas.

El cuarto mejor país para ser madre es Nueva Zelanda, seguido de Dinamarca, Finlandia, Australia, Bélgica, Irlanda y Holanda y Reino Unido, que comparten décimo lugar. Como cada año, ocho de los diez países que encabezan el ranking se encuentran en Europa, mientras que ocho de los diez peores países para ser madre se encuentran en África Subsahariana.

Así, de un total de 165 países analizados, el último es Níger, reemplazando a Afganistán, que quedó a la cola del ranking los dos últimos años y ahora es el penúltimo. En Níger, un millón de vidas de niños están es en peligro por desnutrición. Por delante, Yemen, Guinea-Bissau, Malí, Eritrea, Chad, Sudán, Sudán del Sur y República del Congo.

Asimismo, mientras que en Noruega una mujer recibe de media 18 años de educación, tiene una esperanza de vida de 82 años, el 82% usa métodos anticonceptivos y tan sólo 1 de cada 175 madres está en riesgo de perder a un hijo antes de que cumpla los cinco años, en Níger la esperanza de vida de las mujeres es de 56 años, reciben de media 4 años de educación, tan sólo el 5% usa métodos anticonceptivos y 1 de cada 7 niños muere antes de su quinto cumpleaños.

Nutrición durante los 1000 primeros días

Este año el informe de Save the Children hace hincapié en la nutrición durante os primeros años de vida de los niños. Y es que la desnutrición es la causa subyacente de más de 2,6 millones de muertes infantiles al año.

Entre los que sobreviven, uno de cada cuatro niños y niñas en el mundo sufre desnutrición crónica, por lo que sus cuerpos y cerebros no se desarrollan adecuadamente. Un tercio de los niños y niñas en Asia (unos 100 millones) sufren desnutrición crónica. En África casi dos de cada cinco, unos 60 millones en total.

Pero este problema no es exclusivo de los bebés y niños. El estado de salud de las madres, que muchas veces padecen desnutrición, influye directamente en la salud de su hijo.

En África subsahariana, hasta el 20% de las mujeres están excesivamente delgadas, en Asia meridional esta cifra llega al 35%. Además, en los países en desarrollo un 49% de las mujeres embarazadas tienen anemia, una causa significativa de mortalidad materna que puede causar partos prematuros y bajo peso en el recién nacido.

Según Save the Children, una correcta nutrición durante el comienzo del embarazo es crucial para proteger tanto a madres como a hijos.

Medidas que salvan vidas

Para la ONG hay seis medidas esenciales que actúan como salvavidas en los primeros 1000 días del bebé y que pueden llegar a cualquier madre del mundo: lactancia materna, alimentación suplementaria, vitamina A, hierro, zinc y buenas prácticas de higiene.

Ya sabemos que la leche materna salva vidas, hasta un millón de niños al año, sin embargo menos del 40% de los niños y niñas en países en desarrollo se benefician de la lactancia materna exclusiva debido a la falta de información, de compromiso político y de programas concretos que faciliten la lactancia.

Además, los responsables de Save the Children piden a Gobiernos, donantes y agencias internacionales que prioricen la inversión en trabajadores sanitarios y en la educación de las niñas, dos aspectos clave para romper el ciclo de la desnutrición.

El caso de España

Hay muchas medidas que pueden aumentar el bienestar de madres y niños en el mundo, por desgracia hace falta la implicación de los responsables políticos y sanitarios y no siempre de modo gratuito, lo cual provoca que en épocas de crisis la situación empeore en muchos lugares.

España ha ido descendiendo puestos desde que en el año 2006 estuviera en el noveno puesto, como en el 2007. Ya en 2008 descendió al duodécimo puesto, en 2009 ocupó el puesto 11, en 2011 el puesto 13 y el año pasado recuperáramos un escalón, situándonos en el número 12.

Si hace unos años pensábamos que era posible el aumento de las semanas de permiso de maternidad para parecernos a algunos de los países de nuestro entorno (España con 16 semanas se sitúa muy por debajo de Reino Unido o Dinamarca, que disfrutan de 52 semanas), tal vez muchos vean esta medida imposible en la época actual, y al menos hasta que mejore la situación económica.

El informe muestra también que España presenta una elevada esperanza de vida, de 85 años, similar a la de Francia o Suiza y sólo superada por Japón y una tasa de mortalidad de menores de cinco años de 5 por cada 1.000. Los datos de mujeres en el poder político también se tienen en cuenta, junto a otras variables que influyen en el estado del bienestar de las familias.

España baja cuatro puestos en el ranking de los mejores países para ser madre, la situación de las políticas de conciliación de la vida familiar y laboral están paradas, parece que hay prioridades en las reformas para sacar adelante el país y ello evidentemente incide en el bienestar de madres e hijos también en nuestro país.

Sitio Oficial | Save the Children Más información | Peques y más En Bebés y más | Estado Mundial de las Madres 2007, España se mantiene, Estado Mundial de las Madres 2008: España desciende al puesto 12, El mapa de la maternidad en Europa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos