Publicidad

El emotivo primer abrazo entre dos hermanos, después de que a uno de ellos le colocaran una prótesis funcional

El emotivo primer abrazo entre dos hermanos, después de que a uno de ellos le colocaran una prótesis funcional
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Jacob tiene cinco años y nació sin el brazo izquierdo a la altura del hombro. Aunque esta condición no le ha impedido disfrutar del deporte, el juego y la gimnasia, en los últimos meses había comenzado a sentir cierta ansiedad y rechazo al verse diferente a otros niños de su edad.

Pero tras el tesón de sus padres y el trabajo de una empresa fabricante de prótesis, el pequeño acaba de estrenar un brazo robótico, convirtiéndose en el primer niño de Reino Unido en tener una prótesis funcional por encima del codo.

Entre las muchas cosas que la prótesis le ha permitido hacer por primera vez, ha estado abrazar a su hermano pequeño. El emotivo instante ha sido recogido por los medios de comunicación británicos, y ya ha dado la vuelta al mundo.

La prótesis que Jacob necesitaba no era fácil de fabricar

Jacob Scrimshaw nació en Reino Unido de manera prematura, ocho semanas antes de la fecha prevista de parto. Además, lo hizo con una malformación en una de sus extremidades superiores (nació sin el brazo izquierdo).

Pero esta condición no le ha impedido nunca disfrutar de numerosas aficiones, entre las se encuentran escalar, saltar, jugar al fútbol y hacer gimnasia, tal y como puede verse en este vídeo compartido por la familia:

Según cuentan sus padres, mientras cursó Educación Infantil, Jacob vivió con naturalidad su malformación, y para el resto de compañeros el hecho de que no tuviera brazo no resultaba especialmente llamativo. Sin embargo, tras el paso a Primaria y el contacto con otros alumnos, han comenzado los problemas.

Movidos por la curiosidad, sus nuevos compañeros quieren saber por qué no tiene brazo, y continuamente le preguntan acerca de esta condición. Todo ello ha hecho que Jacob entrara en una etapa difícil, emocionalmente hablado, pues se siente agobiado, frustrado y triste al verse diferente al resto de niños de su edad.

Así que sus padres, Gemma y Chris, decidieron buscar la forma de conseguir un brazo mecánico para su hijo, tras enterarse de que los Institutos Nacionales de Salud de su país no cubrían el tipo de prótesis que el niño necesitaba.

Y así fue como iniciaron una campaña en GoFundMe y otras acciones solidarias, con el objetivo de recaudar fondos para conseguir una prótesis robótica para Jacob. En tan solo siete meses, la familia recaudó 16.000 libras (casi 19.000 euros), gracias a las aportaciones de cientos de personas anónimas que decidieron contribuir a esta causa.

Pero tras recaudar los fondos surgió otro obstáculo importante, y es que la prótesis funcional que Jacob necesitaba no era fácil de fabricar, pues debía estar articulada en el codo y engancharse en la parte superior del hombro. De hecho, agotadas las opciones en Reino Unido, los padres llegaron a pensar en la posibilidad de viajar a Estados Unidos para conseguir la prótesis del niño.

Un padre, cuyo hijo perdió su brazo al nacer, ha hecho realidad el deseo de Jacob

Casualidades del destino, tiempo después del nacimiento de Jacob, una familia de Gales vivía un episodio similar, cuando los médicos tuvieron que amputar de urgencia el brazo a su recién nacido.

Ben Ryan, el padre de aquel bebé, decidió entonces renunciar a su trabajo como profesor de Psicología y buscar la forma de mejorar la calidad de vida de su hijo. Y así fue como decidió montar una empresa llamada Ambionics dedicada al diseño de prótesis tecnológicas, que le permitió fabricar un brazo artificial para su bebé.

Cuando la madre de Jacob conoció la empresa de Ben Ryan a través de Instagram, no lo dudó ni un segundo y puso en conocimiento de Ryan la historia de Jacob. Para Ben Ryan, fabricar una prótesis para Jacob ha sido un gran desafío en el que ha estado trabajando durante mucho tiempo con la ayuda de expertos en prótesis.

La prótesis hidráulica de Jacob cuenta con un codo articulado en varias posiciones y una mano modular que puede cambiarse por otras herramientas. Además, la mano tiene un sistema de agarre que hace que se cierre cuando cuando el niño aprieta una cámara llena de agua montada en la parte superior del brazo.

Sin duda un diseño innovador que ha convertido a Jacob en el primer niño de Reino Unido en tener una prótesis funcional por encima del codo, aunque lo realmente impactante para este pequeño es el diseño de su nuevo brazo, inspirando en su superhéroe favorito, Hulk.

Por el momento, el brazo artificial de Jacob es un prototipo en el que su familia y la empresa de Ben seguirán trabajando para desarrollar y mejorar. Pero todos están muy felices con el resultado, y con todas las cosas que el pequeño ha comenzado a hacer gracias a él.

Para su madre, lo más emocionante ha sido verle abrazar por primera vez a su hermano de tres años, poder dar una mano a su padre y otra a ella, o empujar el carrito de su hermana bebé.

Y aunque puede resultar anecdótico, su familia también se muestra emocionada por verle próximamente abrir sus regalos de Navidad sin ningún tipo de ayuda.

Foto | captura de pantalla Aruseros - La Sexta

Vía | BBC News

En Bebés y Más | Diferentes: guía ilustrada para niños sobre la diversidad y la discapacidad, Le amputaron las cuatro extremidades a causa de una meningitis, y hoy es un ejemplo de lucha y superación, Un grupo de voluntarios crea alucinantes manos prostéticas para niños

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios