Publicidad

La difusión de las fotografías de los niños en internet debe ser consentidas por ambos padres

La difusión de las fotografías de los niños en internet debe ser consentidas por ambos padres
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Compartir las fotografías de nuestros hijos en las redes sociales es una práctica habitual para mostrar a familia y amigos lo guapos que están y lo orgullosos que estamos de ellos. Pero no es todo oro lo que reluce y se nos olvida que esas imágenes, una vez que circulan por la Red pueden caer en manos poco adecuadas.

Además de que deberíamos preguntarles si realmente quieren difundirlas, porque pueden sentirse avergonzados por ellas, también debería ser una decisión unánime de los dos progenitores, y más si están divorciados.

Así lo ha decidido la Audiencia de Cantabria al estimar la petición de una mujer para que su expareja no difunda la imagen de la hija de cuatro años que tienen en común y sentencia que "la publicación de imágenes en las redes sociales debe ser autorizada por ambos padres titulares de la patria potestad" y no solo por uno de ellos.

Si no hay acuerdo, el juez decidirá

En el recurso de apelación de la madre a una sentencia dictada en primera instancia, en la que se debatían aspectos relacionados con la custodia de la pequeña, aportó dos capturas de la imagen de la menor en una red social. Solicitó que se prohibiera el uso de la imagen de la niña sin el previo consentimiento de ambos padres.

El tribunal se refiere a la jurisprudencia del Tribunal Supremo que señala:

"Siempre que no medie el consentimiento de los padres o representantes legales de los menores con la ausencia del ministerio fiscal, la difusión de cualquier imagen de éstos ha de ser reputada contraria al ordenamiento jurídico".

De esta forma la Audiencia sentencia que "en el futuro ambos padres titulares de la patria potestad deberán consentir la utilización de la imagen de la menor"

"si no fuera posible obtenerla por existir controversia, el progenitor interesado deberá acudir al juez para, en su caso, obtener la debida autorización".

Junto a ello, recuerda el tribunal que la Ley Orgánica de protección civil del derecho al honor, a la intimidad personal y familiar y a la propia imagen, establece que el consentimiento en el caso de los menores "habrá de otorgarse mediante escrito por su representante legal, quien estará obligado a poner en conocimiento previo del ministerio fiscal el consentimiento proyectado".

Es parte de la resolución de este tribunal al recurso presentado por la madre tras el régimen de custodia de su hija, que tiene cuatro años, fijado a su expareja, que fue condenado el pasado mayo por dos delitos de violencia de género hacia la mujer.

En la sentencia señala que la patria potestad será compartida, aunque la guardia y custodia corresponderá a la madre.

Sobreexposición de los niños en las redes sociales

Internet Ninos

Además de la parte legal de la sentencia cuando los padres están divorciados, está la necesidad de proteger al menor de los peligros que la publicación de sus imágenes.

Porque el deseo de compartir momentos entrañables o la satisfacción de mostrar las hazañas de nuestros pequeños a amigos y familiares, ha provocado que las redes sociales se llenen de fotografías y vídeos de los pequeños de la casa, incluso antes de nacer.

Este exceso de sobreexposición de nuestros hijos a los demás recibe el nombre de oversharing o sharenting y, en la mayoría de las ocasiones se produce sin permiso explícito por parte del niño. Puede conllevar peligros como el ciberacoso, grooming, suplantación de identidad, robo de datos u otros delitos relacionados con internet.

Según las estadísticas, al cumplir los seis meses el 81% de los bebés ya tiene presencia en Internet, y en sus cinco primeros años de vida habrá 1.000 fotografías suyas circulando por la red. Además, un 5% de los niños menores de dos años cuenta con un perfil en redes sociales creado por sus padres.

En la mayoría de las ocasiones los padres no piden permiso a sus hijos para compartir material audiovisual o información sobre ellos. Por eso, no es de extrañar que algunos adolescentes hayan denunciado a sus padres por considerar que las fotos publicadas les han avergonzado.

La próxima vez que vayamos a subir una foto de nuestros hijos a las redes sociales pensemos que todas estas imágenes van formando su huella digital, que quedará en la nube para siempre.

Vía | El diario montañés

Fotos | iStock

En Bebés y Más | No seas estrella: un vídeo sobre la privacidad de los menores en internet que tus hijos tienen que ver, ¿Grabas el festival de fin de curso de tu hijo? Piénsalo bien antes de compartir las imágenes de otros niños en las redes sociales, Lo que debes saber antes de compartir la foto del primer día de clase de tu hijo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios