A partir de esta edad, cada día pasarás menos tiempo con tus hijos

A partir de esta edad, cada día pasarás menos tiempo con tus hijos
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

No es un tópico: el tiempo vuela y antes de que nos queramos dar cuenta nuestros hijos habrán dejado de ser niños y comenzarán su propio camino fuera del que hasta entonces había sido el hogar familiar.

Aunque cualquiera es consciente de esta realidad, lo cierto es que los padres nos pasamos buena parte de la crianza de los hijos literalmente 'agotados' y con 'ganas de que crezcan pronto', y por eso no siempre valoramos la importancia de pasar tiempo en familia.

La última gran encuesta de Empleo de Tiempo elaborada por el INE y analizada en detalle por El Diario, muestra que entre los 30 y 40 años los padres pasamos buena parte del tiempo con nuestros hijos. Pero a partir de los 40 -y muy especialmente en la década de vida de los 50- el tiempo con ellos comienza a decaer: los niños se adentran en la adolescencia y cambian el pasar tiempo con los padres, por pasarlo con otros conocidos y amigos.

En los gráficos que a continuación te mostramos, y que han sido publicados en El Diario, podemos ver de una manera más clara cómo y con quien compartimos nuestro tiempo según nuestra edad y sexo. El tercer gráfico de la izquierda hace referencia al tiempo que pasamos con los hijos menores de 10 años, y el siguiente ("Otros del hogar") se refiere al tiempo compartido con los hijos mayores de 10 años y con otros convivientes que no entran en ninguna de las otras categorías.

En la treintena pasamos buena parte de nuestro tiempo con los hijos. En concreto, a la edad aproximada de 35 años dedicamos un 20% de nuestro tiempo a estar con nuestros hijos menores de 10 años; un dato completamente lógico, teniendo en cuenta que la edad de ser madre en España se sitúa casi en los 32 años.

En esta década de la vida los padres pasaremos más tiempo que nunca con nuestros hijos. A partir de los 40 años, el tiempo con ellos se irá reduciendo paulatinamente

A partir de los 50 años, el tiempo con los hijos decae. A medida que los hijos van creciendo y se adentran en la adolescencia, comienzan a pasar más tiempo con los amigos y compañeros de clase que con sus padres. Así, pasan de compartir un cuarto de su tiempo con nosotros, a poco más de un 15% a la edad de 15 años y a un 10% alrededor de los 20.

Este punto de inflexión lo experimentamos los padres en torno a los 50 años (concretamente, a partir de los 53). Es entonces cuando el tiempo que pasamos con los hijos mayores y el resto de personas con las que compartimos nuestro hogar comienza a decaer. En cambio, el tiempo en pareja empieza a aumentar.

tiempo en pareja

La importancia de cuidar la relación de pareja. A partir de los 25 años, aproximadamente, el tiempo que pasamos en pareja va en aumento, consolidándose a partir de los 30 años. No obstante, probablemente debido a las exigencias de la crianza, entre los 30 y 45 años el tiempo en pareja decae ligeramente para volver a repuntar a partir de los 50, cuando los hijos han crecido.

El periodo de la vida que más tiempo dedicamos a la pareja abarca desde los 50 a los 70 años, y a partir de los 80, cuando desaparece la vida en pareja, comienza a aumentar de forma considerable el tiempo en soledad.

El análisis de estos datos nos lleva a reflexionar sobre la importancia de cuidar el amor de pareja cuando nos convertimos en padres. Y es que habitualmente, las exigencias de la crianza en los primeros años pueden hacer que descuidemos la relación con la persona que hemos elegido para pasar el resto de nuestra vida; aquella que se quedará cuando los hijos se marchen.

Los padres pasan menos tiempo con los hijos que las madres. Si nos fijamos en las estadísticas de empleo del tiempo según el género, vemos que las mujeres siguen siendo las que más tiempo pasan con los hijos. En líneas generales, las madres pasan casi un 30% de su tiempo con los hijos menores de 10 años y un 18% con los adolescentes, frente al 24% y 13% de tiempo que dedican los padres.

Analizándolo por edad, las mujeres pasan el pico máximo de su tiempo (24%, aproximadamente) con los hijos menores de 10 años a los 39 años, y con los adolescentes (16,5% del tiempo) a los 45 años. En el caso de los hombres, ese pico máximo de tiempo compartido con los hijos llega a los 38 años con los menores de 10 años (17%) y a los 49 años con los adolescentes (13%).

Sin duda, las conclusiones que nos deja este estudio invitan a reflexionar sobre la fugacidad de la infancia, y lo rápido que llegarán esos momentos en pareja y en soledad que a veces tanto añoramos cuando estamos inmersos en la vorágine de la crianza de los hijos.

Foto de portada | Pexels

Temas
Inicio