Compartir
Publicidad

Un hospital disfraza a sus bebés de pepinillos encurtidos, ¡y se ven así de comestibles!

Un hospital disfraza a sus bebés de pepinillos encurtidos, ¡y se ven así de comestibles!
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Hospital Magee-Womens, del Centro Médico de la Universidad de Pittsburgh (Estados Unidos), comienza a ser famoso por disfrazar a sus bebés y aportar una nota de color y ternura a su estancia hospitalaria. Y es que no es la primera vez que las enfermeras de este hospital tejen disfraces para los recién nacidos, aunque hasta entonces siempre lo habían hecho con motivo de las fiestas navideñas.

Pero en esta ocasión, el hospital ha decidido unirse al importante festival de alimentos especializados que cada año se celebra en la ciudad de Pittsburgh, disfrazando a los bebés de pepinillos encurtidos. Con este divertido atuendo, el personal ha querido hacer un guiño a uno de los principales antojos de las mamás embarazadas.

¡Imposible resistirse a estos tiernos pepinillos!

Cada verano, varias ciudades de Estados Unidos se visten de gala para celebrar multitud de festivales culinarios o relacionados con comidas temáticas. De entre ellos, el Festival Picklesburgh, de Pittsburgh, -relacionado con los pepinillos encurtidos- es uno de los más famosos.

Y como precisamente este alimento suele ser uno de los preferidos por las embarazadas para saciar sus antojos, el UPMC Magee-Womans ha querido unirse a la fiesta, disfranzando a sus bebés de deliciosos y tiernos pepinillos en vinagre.

Los disfraces han sido tejidos por una enfermera de la unidad y rápidamente las fotografías se han viralizado. ¡Y es que no es difícil enamorarse de estos adorables "bebés encurtidos"!

Este hospital de Pittsburgh se ha ganado la fama de aportar un toque de color, humor y calidez a la estancia de los bebés ingresados. Las familias se muestran encantadas con este tipo de iniciativas, y agradecen el cariño que el personal sanitario pone en cada disfraz y cada evento.

Bebés "comestibles"

No es la primera vez que la comida es motivo de inspiración a la hora de disfrazar a los bebés y niños. En este sentido, hace unos meses nos hicimos eco de las fotografías de un tierno recién nacido convertido en burrito, y también aplaudimos el disfraz de perrito caliente elegido por una niña para el baile del colegio.

Otros alimentos que han protagonizado disfraces de bebés irresistibles han sido los tacos, la piña o la calabaza, aunque en general cualquier fruta puede ser fuente de inspiración para que toda la familia se disfrace en conjunto.

La leche y las galletas o el ketchup y la mostaza, conforman otras divertidas opciones a la hora de disfrazar a hermanos o gemelos, y alimentos como la sandía, el aguacate o el huevo son perfectos para utilizar la tripa de la embarazada como un divertido lienzo.

Fotos | Facebook UPMC-Magee Womens

Vía | Cafemon, Today

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio