Compartir
Publicidad

Una terapia de relajación especial para la lactancia podría ayudar a las mamás que amamantan a producir más leche

Una terapia de relajación especial para la lactancia podría ayudar a las mamás que amamantan a producir más leche
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La lactancia materna, además de ser el mejor alimento que puedes dar a tu bebé durante sus primeros meses de vida, es un precioso momento entre madre e hijo, que ayuda a fortalecer el vínculo amoroso entre ellos.

Sin embargo, para algunas madres puede volverse una experiencia frustrante, en caso de que la madre se sienta desanimada al no producir tanta leche como ella espera.

Afortunadamente, hay ciertas medidas que pueden hacerse para mejorar esta experiencia, como se ha encontrado en un nuevo estudio, en el que se descubrió que utilizar una terapia de relajación especial para la lactancia, podría ayudar a las madres que amamantan a producir más leche.

Hace tiempo compartíamos un sencillo truco para las madres lactantes: colocar un calcetín de bebé para cubrir la botella del extractor de leche y así no sentirse frustrada al ver que no se obtiene tanto como se espera. Al parecer, este truco ayuda a extraer más leche ya que las madres no sienten estrés, algo que podría bloquear la salida de la leche.

Ahora, este nuevo estudio publicado en la revista The American Journal of Clinical Nutrition podría comprobar que sentirse menos estresadas ayudaría en la producción de leche, al analizar los efectos de la relajación en la madres lactantes.

Durante esta investigación, se midió el impacto que tenía este tratamiento de relajación en el estado maternal psicológico, la cantidad de leche que consumían los bebés, los niveles de cortisol en la leche materna y el comportamiento y crecimiento de los bebés.

El estudio fue realizado con madres primerizas cuyos bebés nacieron saludables a término normal y que tuvieran lactancia materna exclusiva, divididas en dos grupos: uno experimental, que recibiría la terapia de relajación, y otro de control, para comparar las diferencias al término del estudio.

Madre Amamantando

La terapia de relajación incluía una grabación de audio que alentaba la relajación, a través de la respiración profunda y mensajes positivos acerca de la lactancia y el vínculo entre mamá y bebé.

Se les pidió a las madres que escucharan dicha grabación todos los días mientras daban el pecho a sus bebés o se extraían leche, durante un periodo de al menos dos semanas, y se les animó a que lo siguieran escuchando más allá de ese periodo inicial siempre que ellas sintieran que pudiera serles de utilidad.

Además de eso, las madres en ambos grupos recibieron apoyo para sus lactancias a través de folletos informativos, directorios de asesoras de lactancia y grupos de apoyo para la lactancia.

Al finalizar el estudio, el grupo experimental mostró una puntuación de estrés significativamente más baja que el grupo de control. Además, en el grupo que llevó la terapia de relajación, se mostró un aumento del 59% en la ingesta de leche en los bebés, en comparación con el aumento del 39% que hubo en el grupo de control. Además, se encontró que los bebés del grupo experimental, dormían 82 minutos más al día, en comparación con el grupo de control.

Los investigadores concluyen que estos resultados destacan la importancia de reducir el estrés maternal, ya que la terapia de relajación influyó en el comportamiento de los bebés, los niveles de cortisol en la leche materna y la cantidad de leche materna, beneficiando en general el crecimiento de los bebés.

Está comprobado que la meditación o relajación es algo que puede ayudar en el estado emocional de las personas, e indudablemente, podría ser muy útil para mejorar la experiencia de las madres primerizas, en este caso, aumentando el porcentaje y duración de la lactancia materna.

Foto | iStock
Vía | Red Tricycle

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio