Compartir
Publicidad
Publicidad

Prohibición de la publicidad de leche artificial

Prohibición de la publicidad de leche artificial
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

He encontrado una noticia realmente satisfactoria, y completamente comprensible si tenemos en cuenta el problema terrible que acaeció en China por culpa de la comercialización de leche adulterada para bebés. Este país está estudiando el prohibir la publicidad de leche artificial para menores de seis meses, una medida que si existe en la mayoría de los países occidentales y que me ha hecho plantearme la cuestión de si sería favorable el aumentar la prohibición de publicidad sobre leche artificial también a los productos para mayores de seis meses o si sería contraproducente y limitador de las libertades.

Parece ser que en China si estaba permitida esta publicidad y venía acompañada de agresivas campañas de las compañías, que transmitían la idea de que lo mejor para los niños era proporcionarles leche artificial, habiéndose duplicado su venta en los últimos cuatro años.

Es decir, donde la legislación no es estricta o los controles insuficientes, la venta de leche artificial aumenta con campañas reñidas, quizá, en ciertos casos, con la ética y la veracidad.

En España y los países de nuestro entorno se prohibe la publicidad de leche artificial para menores de seis meses, y, a partir de entonces, es obligatorio añadir un comentario sobre que la leche materna es mejor. Existen organismos como IBFAN que recopilan las violaciones del Código de Sucedáneos de la Leche Materna para presionar para su cumplimiento estricto y explican como podemos detectar una violación de esta normativa.

Existen iniciativas que solicitaron hace años que la prohibición de publicidad sea total en lo que se refiere a productos como la leche artificial o el tabaco, que se relacionan con problemas de salud y para los que consideraban que la limitación actual de publicidad no es suficiente.

Sin embargo creo que esta medida, podría ser considerada ofensiva o dañar a las familias que la usan, al dar a entender que proporcionan a sus hijos un producto peligroso, y, aunque existen muchos datos que señalan que la leche artificial aumenta la prevalencia de ciertos problemas de salud, la medida sería, posiblemente, inconveniente o impopular, si se presenta desde ese planteamiento agresivo. En principio a mi me parece una idea adecuada pero con muchas reticencias. Cualquier madre que no amamante se sentiría atacada, aunque, por otro lado, limitar la publicidad con argumentos más empáticos podría ser beneficioso para mejorar las tasas de lactancia. Pero, el final, quienes deciden son las madres y deben hacerlo libremente, siempre que tengan información adecuada.

Hace un año os planteábamos la cuestión de si sería conveniente considerar la leche artificial un medicamento, un tema que despertó mucho interés y opiniones encontradas. En esta ocasión os planteo la cuestión de la publicidad y me gustaría saber si consideráis que el Código de Sucedáneos de la Leche Materna es suficiente, si se cumple correctamente y si pensáis que sería mejor, quizá, endurecer la política en cuanto al marketing de este producto o hasta prohibir la publicidad. Y, en el fondo, os invito a reflexionar sobre si serviría realmente para incrementar las tasas de lactancia materna. Espero que el debate nos resulte enriquecedor a todos.

En Bebés y más | ¿Debería considerarse la leche artificial como un medicamento? (III) , (II) , (I), (IV), El fracaso del Código de Sucedáneos de la Leche Materna, Los lácteos en la alimentación infantil: la leche artificial (I), (II), Por qué muy pocos bebés toman lactancia materna exclusiva hasta los seis meses, Lactancia materna: todo lo que necesitas saber

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos