Compartir
Publicidad

Corre un ultramaratón de montaña durante más de 43 horas haciendo paradas para amamantar a su bebé de tres meses

Corre un ultramaratón de montaña durante más de 43 horas haciendo paradas para amamantar a su bebé de tres meses
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"Intentando ser la mejor madre posible sin perder mi identidad. Esperando inspirar a otros a hacer lo mismo". Así describe su cuenta de Instagram la británica Sophie Power, ultramaratoniana y, claro está, madre.

Su última hazaña ha sido terminar el Ultra Trail del Mont-Blanc (UTMB), el ultramaratón de montaña de 171 kilómetros y 10.000 metros de cuestas que rodea esta montaña de los Alpes. La dureza de la prueba provocó que de los 267 participantes, solo 167 consiguieron llegar a meta y ella, además, lo hizo con un plus añadido: tenía que hacer paradas para amamantar a su bebé de solo tres meses.

Así lo hizo

La imagen de Sophie, de 26 años, dando el pecho a su bebé y sacándose leche en la primera parada de avituallamiento de la carrera, habla por sí sola de lo duro que le resultó estar 16 horas sin su bebé: "¡Oh Dios mío, era una agonía! ¡Cormac come normalmente cada tres horas pero tardé 16 en llegar a Courmayeur!".

Para poder cumplir con la prueba, dio el pecho al pequeño Cormac en la línea de salida de Chamonix, donde la acompañaron su marido, John y su hijo mayor Donnacha. Pero tuvo que recorrer 80 kilómetros hasta que pudo reencontrarse con ellos de nuevo, momento que inmortalizó esta foto de Strava (web de entrenamiento de ciclistas y corredores) y que ha recibido multitud de apoyos. La situación se repitió en el resto de los avituallamientos donde pudo parar.

Sophie, que empezó en este tipo de pruebas en el 2009 y ha participado con su marido en muchas carreras por etapas en todo el mundo, reconoce que disfrutó de la carrera, aunque no repetiría la experiencia tan pocos meses después de dar a luz: "Al tener que ir tan despacio para proteger mi cuerpo y para asegurar que podría alimentar bien a Cormac disfruté del paisaje, hablé con la gente y descansé”.

Aún con todo esto, finalizó la carrera en el puesto 1.219 (de un total de 1.778 participantes), en un tiempo de 43h:33:09 y a un ritmo de 3,9 km/h.

Un ejemplo para las madres recientes

Sophie Con Sus Hijos

Cuenta Sophie en su cuenta de Instagram que cuando recibió la llamada de Strava para compartir su foto amamantando y la historia que hay detrás de ella, respondió:

"Esta no es una historia sobre mí. Es una historia sobre la lucha diaria de ser una nueva mamá. Una historia sobre la necesidad de criar a nuestros bebés lo mejor que podamos. Y la importancia de dar prioridad a nuestra salud física y mental: ser nosotras mismas y ser madres".

Tras las muestras de apoyo y solidaridad que ha despertado en las redes sociales, reconoce sentirse abrumada, porque "este mensaje es para todas las madres, porque todas estamos juntas en esto".

Sin embargo, hay quienes no consideran que sea un ejemplo para otras madres, pues critican que ponga una carrera por delante de su bebé dejándolo durante tantas horas y poniendo horarios para amamantarlo cada tres horas cuando la lactancia debería ser a demanda.

Sophie asegura que su sufrimiento se desvaneció cuando traspasó la meta junto a sus dos hijos, entre los ánimos de la gente. Junto al vídeo de su llegada, sostiene que esto es "por lo que hay que seguir adelante" a pesar de tener que parar para amamantar.

Reivindicación para las atletas embarazadas

Sophie, de 26 años, decidió correr, a pesar de que solo hacía tres meses que había dado a luz, porque quería enviar un mensaje a la organización del ultra trail: pedir que se cambie el reglamento para guardar la plaza hasta el año siguiente a las mujeres que se quedan embarazadas.

Y lo dice con conocimiento de causa, ya que para poder participar en el UTMB los candidatos deben acumular por lo menos 15 puntos que habrán conseguido acabando un máximo de tres ultramaratones en los últimos 48 meses.

Hay más aspirantes que plazas, por lo que estas se cubren por sorteo. A Power le tocó en el 2014 cuando estaba embarazada de su primer hijo, Donnacha. Entonces pidió que le reservaran la plaza para la siguiente edición y se encontró con un no por respuesta.

Como ella misma explica:

“Ellos permiten posponer la participación a los que se lesionan, pero no si te quedas embarazada pues dicen que es ‘por propia elección’".

Y no es la única disciplina deportiva donde ocurre este tipo de discriminaciones. La tenista Serena Willians denunciaba que por ser madre perdió su puesto en el ranking mundial, ya que se equipara gestación con lesión.

Pero por suerte estos ejemplos de deportistas de élite nos demuestran que se puede ser madre y continuar con la carrera deportiva. Así lo hizo Blanca Manchón, que perdió todos los patrocinios al quedarse embarazada y ha vuelto a ser campeona del mundo en Windsurf.

Vía | La Vanguardia
Fotos | @Strava, @ultra_sophie
En Bebés y Más | Un hombre le pidió que se cubriera para amamantar, y así lo hizo, La teta y el parlamento: una senadora australiana presenta una moción mientras amamanta a su bebé

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio