Compartir
Publicidad
Publicidad

La imagen de sí mismos

La imagen de sí mismos
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Entre el año y medio y los dos años es cuando los niños se dan cuenta que la personita que aparece en el espejo y en las fotos son ellos mismos.

Aunque les encanta mirarse y hacer muecas en el espejo desde pequeños, es recién a esa edad cuando comienzan a tener noción de su cuerpo en el espacio y son capaces de reconocer la imagen de sí mismos.

Un psicólogo norteamericano estudió la reacción de un grupo de niños frente al espejo pintándoles una mancha roja en la nariz. Antes de los 15 meses, ninguno se reconoció, entre los 16 y 18 meses, lo hicieron un 24% y entre los 19 y 24 meses, el 76%.

Ahora, ¿si no se vieran en un espejo serían igualmente capaces de reconocerse? Pues sí, el espejo no es indispensable. La imagen de sí mismos se va formando a través del desarrollo afectivo, es decir, son los padres, más que el espejo en sí, los que ayudan a formar su “yo”. Se ven reflejados en sus reacciones, van tomando conciencia de su cuerpo a medida que los acariciamos y poco a poco van teniendo autoconciencia de su cuerpo. Van reforzando su sentimiento del “yo”.

Por eso, aunque no se miren a un espejo, igualmente se reconocerían.

Nuestra actitud hacia ellos tiene un efecto determinante, es la concepción de ellos mismos. Para que te des una idea, hay estudios que revelan que los niños maltratados, al reconocerse en el espejo se muestran indiferentes o tienen reacciones negativas.

Vía | Crecerfeliz

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos