Publicidad

Sus propias manos: el primer juguete del bebé (y cómo estimularlas)

Sus propias manos: el primer juguete del bebé (y cómo estimularlas)
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Hacia el tercer mes de vida, el bebé presenta un interés creciente por todo lo que le rodea, un mundo nuevo para él. Pero no sólo empieza a descubrir espacios, juguetes, situaciones diferentes, sino que también empieza a descubrir algunas partes de su cuerpo. Hacia los tres meses, el bebé descubre sus propias manos que se convertirán en su primer juguete.

Estamos ante un gran paso sobre la conciencia de sí mismo. La clave para este avance es que el bebé es capaz de percibir bastante bien los detalles más pequeños, y puede enfocar casi a cualquier distancia, lo que hace más fácil que centre la mirada en sus manos, tan cerca de sus ojos.

También es ahora cuando el bebé tiene mucho más control sobre sus propios movimientos, especialmente los de la cabeza, pero también de los brazos, aunque aún queda mucho camino para que controlen completamente las manitas y hagan los movimientos coordinados.

Lo que sí puede hacer es abrirlas y cerrarlas y se inicia el perfeccionamiento de la coordinación ojo-mano. Aprenderá la postura de los brazos frente al cuerpo con las manos entrelazadas. Algunos bebés aprenderán a dirigirse la mano a la boca para chuparse un dedo o el puño. Después descubrirá su utilidad para manipular su entorno.

Todos estos avances en el desarrollo del bebé hace que éste pueda pasar largos ratos moviendo y observando detalladamente sus manos, que comience a chuparlas, las agite cuando ve algo que le gusta y puede separarlas y juntarlas.

Cómo estimular las manos del bebé

Estamos ante el primer juguete del bebé, que además es gratis y da mucho juego, valga la redundancia. Ahora vamos a enseñarle que son sus manitas, las vamos a mover ante ellos, las acariciaremos abriendo y cerrando el puño, le contaremos los deditos... 

Al principio envolverá objetos ahuecando toda la mano, pero hacia el sexto o séptimo mes podrá agarrar objetos, pasárselos de una mano a otra y también coger objetos pequeños, incluso tan pequeños como un botón.  

Pero cómo podemos estimularles en este maravilloso descubrimiento de sus propias manos: 

  • Libros y juguetes con textura: existen libros, mantitas para jugar en el suelo o peluches con diferentes texturas (algunos incluyen etiquetas -asegúrate de que estén bien cocidas-), ideales para esta etapa de descubrimiento. 
  • Gimnasio con móviles: el gimnasio o arco de actividades que se coloca en el suelo o incluido en las hamacas ayudan al bebé a ejercitar la distancia de agarre de los objetos.
  • Juegos de manos sencillos: dar palmaditas, chocar suavemente las manos o jugar a juegos sencillos como 'los cinco lobitos' o 'este dedito compró un huevito' les encantará. 
  • Hazle masajes en las manos: el tacto y las caricias suaves en forma de masaje ayudará a estimular las manos de tu bebé.
  • Canta canciones con movimientos de manos: es el momento de repasar el repertorio de canciones infantiles acompañadas de coreografía de manos como 'saco una manito la hago bailar, la cierro, la abro y la vuelvo a guardar' o 'a mis manos, a mis manos yo las muevo'. 
  • Haz que te imite: el bebé empezará a imitar tus gestos, así que el mejor espejo que puedes darle ere tú mismo. Cuando hables con él gesticula con tus manos, llévate las manos a la cabeza, etc. y tu bebé aprenderá rápidamente a copiar tus movimientos.

Foto | Lisa Fotios from Pexels  

En Bebés y más | Primer año del bebé: grandes avances que tu hijo logrará en sus primeros 12 meses de vida

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios