Compartir
Publicidad

Estados hipertensivos del embarazo, ¿sufriste alguno?

Estados hipertensivos del embarazo, ¿sufriste alguno?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los riesgos de salud en cualquier etapa de la vida es tener la tensión arterial alta, pero esto es especialmente delicado para la mujer embarazada. Por ello es importante controlar la tensión en el embarazo. Veamos cuáles son los estados hipertensivos del embarazo, ya que hay distintos grados y gravedad de los mismos.

Los desórdenes hipertensivos son bastante comunes en mujeres embarazadas (afectan aproximadamente al 10% de estas), aunque la mayoría de casos suelen ser leves. Aquí vemos desde una hipertensión crónica a la eclampsia, que es la forma más grave de hipertensión.

  • Hipertensión crónica pregestacional, que se detecta previamente al embarazo o antes de las 20 semanas de gestación. Son mujeres que tienen la tensión alta antes de quedar embarazadas. Es importante en este sentido una visita preconcepcional para controlar este aspecto.

  • La preeclampsia, un aumento de la tensión arterial que se suele producir alrededor de las 20 semanas de gestación y desaparece tras el parto.

  • Hipertensión gestacional, se conoce cuando la preeclampsia desaparece después de tres meses postparto.

  • Preeclampsia sobreimpuesta: hipertensión arterial crónica a la que se le suma preeclampsia.

  • Eclampsia: es el estado más grave de la preeclampsia. Sucede en aproximadamente 1 de cada 2000 a 3000 embarazos. Se producen convulsiones y/o coma en una mujer con preeclampsia.

Recordemos que si la presión sanguínea es alta, aumenta la resistencia en los vasos sanguíneos, lo cual puede suponer un riesgo al perjudicar el flujo sanguíneo en muchos de los órganos de la madre embarazada (hígado, los riñones, el cerebro, el útero y la placenta...).

Generalmente, el diagnóstico se basa en los niveles de la presión sanguínea y otros síntomas también pueden contribuir a establecer el diagnóstico de una hipertensión gestacional (pruebas de orina, evaluación del edema, control periódico del peso, pruebas de las funciones hepática y renal...

Para controlar los estados hipertensos en el embarazo hay que hacer el seguimiento ginecológico y recibir atención médica durante todo el embarazo. Entre otras pruebas, se toma la presión arterial y todo es importante para prevenir complicaciones y detectar a tiempo problemas de hipertensión que podrían poner en riesgo la salud de la madre y la del bebé.

Foto | iStock
Más información | OPS
En Bebés y más | Enfermedades que pueden complicar el embarazo: la hipertensión, Los ronquidos en el embarazo podrían ser signo de hipertensión

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio