Compartir
Publicidad
Publicidad

El embarazo reduce el estrés de la madre

El embarazo reduce el estrés de la madre
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Universidad de Navarra ha dado a conocer un informe que me encanta difundir pues contiene varios puntos muy interesantes acerca del proceso biológico natural que ocurre en el embarazo, que ya desgranaremos en futuros posts.

Uno de los que más me ha interesado es la que habla sobre cómo el embarazo reduce el nivel de estrés en la mujer.

Cuando se produce una situación de estrés, el cerebro libera sustancias que estimulan la producción de cortisol, la hormona del estrés. El cortisol materno puede afectar de forma negativa el desarrollo del bebé en gestación provocando una mayor predisposición a que padezca enfermedades cardiovasculares, alteraciones metabólicas y desórdenes afectivos.

Hay varios estudios que han demostrado que el estrés de la madre afecta al bebé, que puede causar un desarrollo deficiente de cerebro y hasta se cree que podría estar relacionado con los abortos y con el asma infantil.

Pero el cuerpo humano es una máquina tan perfecta que cuando un mujer está embarazada, se producen una serie de cambios neuroendocrinos para favorecer un mejor desarrollo del bebé, un mecanismo de defensa para amortiguar los efectos negativos del cortisol producido por el estrés.

Los científicos explican que aumenta entre 10 y 100 veces el nivel de progesterona en el cerebro (hormonas sexual femenina), reduciendo la respuesta emocional y física al estrés. Pero la acción de la progesterona no queda sólo en eso, sino que genera un doble efecto en el cerebro. Por un lado, impide la producción de cortisol, mientras que por el otro permite almacenar altas dosis de oxitocina en el organismo de la embarazada, llamada la hormona de la confianza.

Esa reserva de oxitocina que se ha hecho en el embarazo es liberada en el momento del parto para reforzar el vínculo de apego y retornar a los niveles habituales de la respuesta al estrés. En esa vuelta a la normalidad después del parto suelen producirse ciertos altibajos anímicos en la mujer, que pueden dar lugar al baby blues o una leve depresión hasta una profunda depresión post parto.

Para muchas mujeres (entre las que me incluyo), el embarazo es una etapa ideal, como un paréntesis de 9 meses en la vida en el que minimizamos las preocupaciones externas. Será que tomamos conciencia que no hay nada más importante que nuestro bebé y en comparación, lo de fuera pasa a ser secundario e intrascendente. Por lo que vemos, como ha demostrado este informe, las hormonas también ayudan mucho.

Vía | Gaceta.es Más información | Informe Universidad de Navarra En Bebés y más | El estrés en el embarazo afecta al bebé En Bebés y más | Un estudio relaciona al estrés con los abortos En Bebés y más | El estrés en el embarazo relacionado con el asma infantil En Bebés y más | El estrés crónico durante el embarazo puede provocar parálisis cerebral en el bebé En Bebés y más | El cortisol resultante del estrés afecta al desarrollo cerebral del bebé durante el embarazo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos