Dos madres vivieron casi al mismo tiempo la pérdida de sus hijas, el dolor las unió y ahora ambas esperan un bebé arcoíris

Dos madres vivieron casi al mismo tiempo la pérdida de sus hijas, el dolor las unió y ahora ambas esperan un bebé arcoíris
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La muerte de un hijo, independientemente de su edad, es una de las experiencias más dolorosas que como madres y padres podemos vivir. La historia que hoy compartiremos, es la de dos madres que se conocieron en el hospital en el que estaban tratando a sus hijas. Desafortunadamente, ambas bebés murieron con días de diferencia.

La amistad que formaron Maddie Raspe y Maggie Bax les ayudó a sobrellevar el duelo, y la vida les daría un giro esperanzador poco tiempo después, cuando ambas descubrieron que estaban esperando un bebé arcoíris.

Una amistad que nace en medio del dolor

Maddie y Maggie tenían meses viéndose a la distancia en el hospital, ocasionalmente saludándose al pasar. Las dos tenían a sus hijas ingresadas en el hospital para niños Advocate en Illinois, Estados Unidos por problemas de salud presentes desde el nacimiento de sus hijas.

Sterling, la hija de Maddie, había nacido con síndrome del corazón izquierdo hipoplásico, síndrome de Kabuki y heterotaxia, una enfermedad en la que los órganos no se alinean correctamente. Charlee, la hija de Maggie, también tenía heterotaxia y además, una cardiopatía congénita.

maddie
Maddie y su esposo Kingsley, con su hija Sterling

"El día que finalmente nos conocimos, fue el día que Sterling necesitó una cirugía de emergencia. Había una conmoción en ese momento y vi a Maddie y su esposo Kingsley en el pasillo. Les pregunté si todo estaba bien", cuenta Maggie en entrevista para Today Parents.

A partir de ese momento, Maddie y Maggie comenzaron a estar al pendiente de la otra, intercambiando notas con sus números de teléfono a través de las enfermeras del hospital. Esos momentos de apoyo se volvieron muy especiales para ellas, pues al estar en medio de una pandemia las visitas al hospital eran muy limitadas y aunque sus familias sabían que las bebés estaban muy delicadas, solo ellas dos eran capaces de entender la situación tan particular que estaban viviendo.

Maggie Te Inline 220302 0b8508
Maggie y su esposo Tim, con su hija Charlee

Ambas familias estuvieron meses en el hospital, apoyándose, escuchándose y en muchas ocasiones, llorando sobre el hombro de la otra. Su compañía hizo que en medio de tanta incertidumbre naciera una fuerte amistad, que eventualmente les ayudaría a sobrellevar la pérdida de sus hijas.

La hija de Maddie murió a los ocho meses de edad el 11 de mayo, cuando sus pulmones sufrieron una complicación derivada de sus enfermedades. La bebé de Maggie le siguió solo nueve días después, el 20 de mayo, a los seis meses de edad. Ambas niñas murieron en los brazos de sus madres.

Dos bebés arcoíris en camino

embarazadas

"Cuando finalmente las niñas se unieron en el cielo, inmediatamente se pusieron a trabajar en un plan para no dejar a sus padres con los brazos y los corazones vacíos", cuenta Maddie en una publicación en su cuenta de Instagram.

Dos meses después de haber despedido a sus hijas, Maddie recibió un mensaje de texto de Maggie, en el que le compartía que estaba embarazada y estaba enloqueciendo. "Un mes después, le devolví el favor y le dije que estaba embarazada y también estaba enloqueciendo. Tenemos exactamente cuatro semanas de diferencia",  cuenta Maddie.

Ambas lo tomaron como una obra de sus pequeñas, pues ninguna de las parejas planeaba buscar otro bebé pronto: "Aquí estamos de nuevo, juntas en la misma situación [...] Ninguno de nosotros estábamos listos, pero también creo que nunca nos sentiríamos listos. Sabemos que nuestras niñas y Dios tuvieron que ver en esto, y aún estoy en shock".

Para Maggie y Maddie ha sido una montaña rusa de emociones, pues como sabemos, las madres que han pasado por la pérdida de un bebé reciben el nuevo embarazo con mucha alegría, pero también con algo de temor. Y es aquí donde nuevamente volvemos a ver el poder de su amistad:

"...tener alguien con quien te puedes identificar y hablar, ayuda a no sentirte tan sola ni tan loca. Las dos estamos por dar a luz y aún tenemos un poco de trabajo asimilándolo todo. Pero después de vivir una pérdida tan significante, hemos ganado una hermosa y duradera amistad, incluyendo la de nuestros hijos aquí en la tierra y en el cielo [...] no tengo ninguna duda, estábamos destinadas a conocernos".

embarazo

La fecha probable de parto de Maggie es el próximo 18 de marzo, mientras que la de Maddie es exactamente un mes después. Mientras tanto, se acompañan en la recta final de dos embarazos que han estado cargados de emociones.

Fotos | Maddie Raspe y Maggie Bax (publicadas con autorización)

En Bebés y más | La preciosa imagen de unos mellizos arcoíris con la fotografía en memoria de su hermana mayor, La preciosa y deslumbrante sesión de fotos de una madre embarazada de su bebé arco iris

Temas
Comentarios cerrados
Inicio