15 primeros síntomas de embarazo que puedes sentir antes de hacerte el test

15 primeros síntomas de embarazo que puedes sentir antes de hacerte el test
Sin comentarios

Cuando una mujer queda embarazada se produce en su cuerpo una revolución hormonal que da lugar a los primeros síntomas de embarazo.

La acción de la gonadotropina coriónica humana (la hormona del embarazo), junto con la de los estrógenos y la progesterona, provocan una serie de mecanismos fisiológicos que indican que ha comenzado la gestación, y pueden darse incluso antes de saber que estás esperando un bebé.

Algunas mujeres pueden presentar síntomas sin estar realmente embarazadas, por tanto lo más recomendable es realizar un test de embarazo para confirmarlo.

Primeros síntomas de embarazo

1. Falta de menstruación

Puede que algunos síntomas se presenten antes de que te des cuenta de la falta de la menstruación. Sin embargo, la amenorrea (ausencia de sangrado) es el síntoma más evidente de embarazo, aunque también puede deberse a otras circunstancias como estrés, cambios hormonales fuera del embarazo o alguna otra causa.

De todas formas puede presentarse un sangrado que puede confundirse con la menstruación, pero que en realidad se trata del sangrado de implantación.

El sangrado de implantación, también conocido como falsa menstruación, es una ligera pérdida de sangre ocasionada por la anidación del óvulo fecundado en la pared del útero. Ocurre entre los seis y los diez días después de la fecundación, período que concuerda con la fecha esperada para la menstruación, por lo que se suele confundir con su llegada.

2. Sensibilidad en los pechos

Los senos empiezan a prepararse para comenzar a producir leche desde el comienzo de la gestación. Comienzan a sufrir alteraciones que provocan hinchazón, sensación de hormigueo y extrema sensibilidad, haciendo que cualquier roce cause dolor.

El aumento súbito de la hormona progesterona incide en el crecimiento de las glándulas mamarias y los estrógenos en el desarrollo de los conductos de la leche, provocando que aumente en las mamas el flujo de sangre, la capa de grasa y se incremente el tamaño de las glándulas lácteas.

3. Dolor en el vientre

Es frecuente durante las primeras semanas sentir dolor en el bajo vientre similar al dolor premenstrual o al que se siente durante la menstruación. De hecho, es habitual que los primeros síntomas de embarazo se confundan con los de la menstruación.

También puedes sentir pinchazos acompañados de dolor en la parte baja de la espalda. Se debe a la congestión del útero, cuando el embrión se está arraigando en el revestimiento uterino.

sintomas-embarazo

4. Náuseas y vómitos

También provocadas por la acción de las hormonas, la mayoría de las mujeres embarazadas sufren náuseas durante el primer trimestre de embarazo, aunque en algunos casos pueden extenderse por más tiempo, incluso hasta el final del embarazo.

Las náuseas pueden ir acompañadas de una excesiva salivación o de vómitos. Hay cosas que no puedes ni oler, especialmente a la mañana, porque enseguida te produce ganas de vomitar. Incluso puedes tomar aversión a ciertos alimentos.

Para combatir las náuseas puedes recurrir a algunos consejos para mantenerlas a raya, como comer ciertos alimentos que ayudan a aliviarlas y hacer varias comidas pequeñas al día.

Son más frecuentes las náuseas matutinas, aunque hay mujeres que las sufren en cualquier otro momento del día, e incluso a lo largo de todo el día.

5. Indigestión

Es normal tener la sensación de estómago revuelto y de que todo lo que comes te sienta mal. Debido al aumento de la progesterona que relaja los músculos intestinales también es habitual tener gases.

Incluso hay mujeres que bajan de peso durante las primeras semanas porque sienten rechazo a muchos alimentos.

6. Hinchazón

El aumento de volumen sanguíneo es el responsable de esto (y muchas otras molestias), ya que hace que se acumule un exceso de líquido en los tejidos de la embarazada, provocando hinchazón en las piernas, en los pies o en las manos.

7. Mareos, bajada de tensión o desmayos

Los mareos suceden cuando se produce una bajada de la presión arterial, debido a que el sistema cardiovascular del organismo se está adaptando a la nueva situación.

Suelen ser más frecuentes por la mañana pero pueden ocurrir en cualquier momento del día y acabar en desmayos, como por ejemplo después de comer, porque una mayor cantidad de sangre se concentra en la digestión, o bien por estar de pie un largo rato.

Hay algunas recomendaciones que puedes tener en cuenta para evitar los mareos, como por ejemplo: evita los cambios bruscos de posición, los sitios muy concurridos, sin ventilación y lleva siempre en el bolso un caramelo para tomar cuando te sientas mareada, ayudará a elevar el nivel de azúcar en sangre.

8. Cansancio y sueño

Durante el embarazo aumenta el volumen de sangre para albergar al bebé y el pulso aumenta, por lo que el cuerpo demanda un mayor descanso. Aparece una sensación de cansancio, desgano y sueño que en ocasiones no puedes controlar y sientes que te duermes sin importar donde estés.

Descansa siempre que puedas, pues si el organismo lo demanda es porque necesita recuperar la energía consumida en la creación de una nueva vida.

9. Sangrado de implantación

Algunas mujeres pueden experimentar un ligero sangrado oscuro que puede confundirse con la llegada de la regla, pero no es eso: es lo que se conoce como sangrado de implantación. Se trata de una leve erosión que se produce en las paredes del útero cuando se implanta el óvulo fecundado.

Dura menos que la menstruación, a lo sumo 2-3 días y no es abundante, notarás que manchas la ropa interior.

10. Cambios en el sentido del olfato y el gusto

Muchas mujeres que ya han estado embarazadas se dan cuenta de que lo están de nuevo al volver a notar los cambios en el sentido del olfato y el gusto.

Cosas que antes no molestaban ahora producen hasta náuseas de solo olerlas, empiezan a rechazar algunos alimentos porque huelen raro o porque te provocan rechazo, cuando antes los comías sin problemas.

11. Cambios de humor y sensibilidad extrema

La acción de las hormonas puede hacer que tu estado de ánimo sufra fluctuaciones constantes y te sientas más sensible de lo habitual. Puedes estar llorando y al minuto reír a carcajadas.

12. Dolor de cabeza

sintomas-embarazo

El cuerpo se está preparando para albergar al bebé, por tanto los cambios suceden a todos los niveles. Puede darse también dolor de cabeza, que se concentra en ambos lados de la cabeza y en la nuca,

13. Congestión nasal

La mujer puede tener la sensación de estar resfriada sin estar acatarrada. Es la llamada rinitis del embarazo provocada por la dilatación de los vasos sanguíneos debido a la acción de las hormonas.

14. Salivación excesiva

Otra molestia que hace aparición en el comienzo del embarazo es la salivación excesiva o hipersalivación, tal vez una de las molestias menos conocidas del embarazo.

Está ocasionada por los cambios hormonales de las primeras semanas que provocan alteraciones en la boca. Está asociada con las náuseas, ya que tragar el exceso de saliva contribuye a esa sensación de malestar o puede que se produzca precisamente al sentir náuseas.

Newsletter de Bebés y más

Suscríbete para recibir cada día nuestros consejos sobre embarazo, maternidad, bebés, lactancia y familia.

15. Aumento de la necesidad de orinar

Puede que te sientas hinchada, que todo lo que comas te siente mal, incluso hay mujeres que bajan de peso durante las primeras semanas porque sienten rechazo a muchos alimentos.

Un test de embarazo puede ser la primera opción para asegurarnos. Sin embargo, es bueno recordar que la mayoría de tests de embarazo que se venden en el mercado no son exactos en una fase precoz de la gestación, por lo que días (incluso alguna semana) después de la concepción el resultado puede ser negativo pero estar realmente en estado.

Fotos | iStock y Dan Zen en Flickr
En Bebés y más | ¿De cuántos meses estoy? La equivalencia entre semanas y meses de embarazo

Temas
Inicio