Publicidad

Gonadotropina Coriónica Humana: ¿qué es la hormona del embarazo?

Gonadotropina Coriónica Humana: ¿qué es la hormona del embarazo?
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

A menudo hablamos de "las hormonas" del embarazo y las colocamos en el epicentro de todos los cambios físicos y emocionales de la embarazada. Pero existe un hormona a la que conocemos específicamente como la hormona del embarazo y esa es la gonadotropina coriónica humana (GCH).

Se trata de una hormona aparece en la sangre y en la orina de las mujeres embarazadas aproximadamente a partir de los diez días tras la concepción. Por ello se utiliza en las pruebas de embarazo: si se detecta la presencia de esta hormona es que hay gestación.

Gonadotropina Coriónica Humana (GCH)

La gonadotropina coriónica humana es una hormona glicoproteica producida durante el embarazo por el embrión en desarrollo después de la fecundación y posteriormente por el sincitiotrofoblasto (parte de la placenta).

Al iniciarse el embarazo, las células que formarán la placenta comienzan a segregar esta hormona en la mujer. Los niveles de GCH aumentan en forma rápida durante el primer trimestre del embarazo (de hecho, en los primeros días prácticamente se duplican cada 48 horas) y luego disminuyen ligeramente.

Si se detecta que el nivel de GCH no se eleva apropiadamente al inicio del embarazo puede ser indicio de un problema. Al contrario, un nivel de GCH anormalmente elevado puede suponer problemas como un aborto espontáneo, un embarazo molar o embarazo ectópico, que es aquel que se produce fuera de la matriz.

También tener un nivel extremadamente alto de hormona del embarazo podría sugerir la presencia de más de un feto, es decir, de un embarazo múltiple. Estos datos aparecen en los análisis médicos que revisan los ginecólogos tras la primera visita (de sangre u orina). En el test casero de embarazo simplemente se indica la presencia o ausencia de un embrión implantado.

Tabla de niveles de GCH según la semana de embarazo

Semanas de embarazo

Niveles de GCH (mUI/ml)

Mujeres no embarazadas:

<5.0 mUI/ml

3 semanas DUP:

5-50 mUI/ml

4 semanas DUP:

5-426 mUI/ml

5 semanas DUP:

18-7340 mIU/ml

6 semanas DUP:

1080- 56500 mUI/ml

7-8 semanas DUP:

7650-229000 mIU/ml

9-12 semanas DUP:

25700-288000 mUI/ml

13-16 semanas DUP:

13300-254000 mUI/ml

17-24 semanas DUP:

4060-165400 mUI/ml

25-40 semanas DUP:

3640-117000 mUI/ml

Mujeres posmenopáusicas:

<9.5 mUI/ml

¿Para qué sirve la hormona del embarazo?

Hormona del embarazo

La gonadotropina coriónica humana facilita el mantenimiento del cuerpo lúteo durante el inicio del embarazo (justo después de que el ovocito sale del folículo) y la secreción de la hormona progesterona, que contribuirá al buen desarrollo del embarazo.

De hecho la progesterona es otra hormona fundamental en el embarazo que al inicio de la gestación enriquece el útero con un revestimiento grueso de vasos sanguíneos y capilares de modo que este pueda sostener el crecimiento del feto.

En definitiva, una de las funciones principales de la gonadotropina coriónica humana es administrar los factores nutricionales y estimular la producción de cantidades necesarias de otras hormonas para el embrión.

Hay hipótesis acerca de otras funciones, como que la GCH podría repeler las células del sistema inmune de la madre, así protegiendo el feto durante el primer trimestre. También se ha propuesto que la hormona del embarazo podría ser un enlace placentario para el desarrollo de la inmunotolerancia maternal local.

Por ejemplo, las células endometriales tratadas con hCG inducen un incremento en la apoptosis de las células T (una disolución de las células T). Estos resultados sugieren que la hCG podría facilitar la función del trofoblasto, un grupo de células que forman la capa externa del blastocisto, que provee nutrientes al embrión y se desarrolla como parte importante de la placenta.

Es decir, que la presencia de esta hormona facilitaría el buen implante del embrión y el desarrollo del feto en el endometrio. La gonadotropina coriónica humana también juega un papel en la diferenciación y proliferación celular.

Por último, hemos de comentar que la GCH también puede ser usada clínicamente para inducir la ovulación en los ovarios o la producción de testosterona en los testículos. Por lo tanto, se utiliza para tratamientos de fertilidad debido a su semejanza con la Hormona Luteinizante (LH) o luteoestimulante, con un papel importante en el proceso de la ovulación.

En estos casos, la hormona se obtiene a través de su extracción de la orina de mujeres embarazadas, aunque también puede producirse por modificación genética, como otras gonadotropinas.

El uso artificial (y peligroso) de esta hormona como parte de una peligrosa dieta ya lo comentamos en otra ocasión.

Después de ver qué es la hormona del embarazo, cuándo se produce y para qué sirve, os hablaremos de los tests de embarazo caseros que se utilizan para confirmar o descartar la gestación, ya que, como hemos apuntado, la GCH tiene un papel protagonista a la hora de detectar el embarazo.

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | Test de embarazo: cuándo realizarlo, Las hormonas durante el embarazo

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir