Compartir
Publicidad

Magia, ilusionismo, taichi o masajes: la innovación llega a las escuelas

Magia, ilusionismo, taichi o masajes: la innovación llega a las escuelas
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Es evidente que nuestro sistema educativo tiene mucho que mejorar en varios aspectos, y así lo confirman los resultados del informe PISA 2015, en donde los alumnos españoles quedan por debajo de la media de la OCDE en varias materias, o el reciente estudio "Collaborative problem solving", que pone de manifiesto la escasa capacidad de los estudiantes para trabajar en grupo.

Pero a pesar de ello, cada vez conocemos más historias de profesores y colegios que con su actitud, ideas innovadoras y formas de tratar a los alumnos van dando pequeños pasos en busca de una educación mejor.

Yoga, masajes y taichi en un colegio de Vizcaya

Hace ya tiempo que en el colegio concertado San Félix de Ortuella (Vizcaya) se eliminaron los pupitres, los muros de las clases se sustituyeron por cristaleras y el material educativo se puso a la vista y al alcance de todos. El objetivo era conseguir un clima de aprendizaje agradable, luminoso y amplio.

Pero este centro acaba de dar un paso más recibiendo el Premio vasco a la Innovación, por crear ambientes agradables y aulas diáfanas y poco ruidosas, que incitan a la concentración y el aprendizaje de los alumnos.

Siguiendo los modelos educativos que vienen aplicándose con éxito en los países nórdicos, se ha creado un "programa de descontaminación acústica" en el que participan tanto alumnos como profesores.

Este programa consiste en fomentar ambientes tranquilos, silenciosos y respetuosos, que se consigen practicando ejercicios de yoga y taichi antes de cada clase, haciento estiramientos, dándose masajes unos a otros o trabajando con música clásica de fondo.

La directora del centro afirma que gracias a todas estas medidas, los alumnos han interiorizado muy bien la importancia de no armar barullo, de estar relajados, de repetar los turnos para intervenir o de hablar en un tono bajo, obteniendo además mejores resultados académicos.

Magia e ilusionismo para explicar matemáticas en un colegio de Sevilla

Y de Vizcaya nos vamos a Sevilla de la mano del profesor Xuxo Ruiz Domínguez que ha sido nominado a mejor profesor del mundo compitiendo con otros 40.000 docentes por el premio Global Teacher, galardón valorado en un millón de dólares.

Xuxo es profesor del colegio público San Sebastián de Albaida del Aljarafe en el que enseña a sus alumnos matemáticas y biología a través de trucos de magia e ilusionismo. Asegura que emocionando y haciendo felices a sus alumnos consige que aprendan mejor la lección, ya que se muestran más motivados, concentrados e interesados.

Para los alumnos, ir a clase de su profe Xuxo es cada día una aventura diferente en la que aprenderán con trucos de magia, concursos o ilusionismo. ¿Quien no querría ir al cole con un maestro así? ¡Y es que no cabe duda de que hay profesores que dejan huella!

Innovando para avanzar

Tanto el profesor Xuxo Ruíz como el colegio de Vizcaya son dos claros ejemplos de lo que puede conseguir la innovación en educación: alumnos felices, relajados, motivados y con ganas de aprender.

aprendizaje

Y es que es precisamente la motivación y el entusiasmo por aprender lo que más en falta echo en el modelo educativo actual. Es cierto que hay escuelas alternativas en donde la enseñanza tradicional, tal y como la conocemos, no existe. Escuelas donde el alumno es el responsable de su propio aprendizaje y en donde se motiva su automonía, curiosidad y libertad por ir adquiriendo nuevos conocimientos.

Pero también hay que luchar por una escuela pública y concertada de calidad, que respete los ritmos de los alumnos, que destaque y trabaje las competencias de cada uno y, sobre todo, que fomente su creatividad y la capacidad de trabajar en grupo.

Otra educación es posible, y con noticias como estas me queda claro que todo es una cuestión de ganas y mentalidad.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos