Compartir
Publicidad
Publicidad
Según el último estudio PISA, los alumnos españoles no saben trabajar correctamente en equipo, y es preocupante
Noticias

Según el último estudio PISA, los alumnos españoles no saben trabajar correctamente en equipo, y es preocupante

Publicidad
Publicidad

La pasada semana, PISA dio a conocer el informe "Collaborative problem solving" en el que han participado 125.000 estudiantes de 15 años de 52 países, 32 de ellos pertenecientes a la la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En esta ocasión, se ha evaluado la capacidad de los alumnos para resolver problemas en equipo y los resultados han sido realmente preocupantes pues sólo el 8% de los estudiantes (en España el 4%) es capaz de trabajar en grupo, resolver problemas y afrontar conflictos.

Tirón de orejas al modelo educativo

En una sociedad global y un mundo cada vez más interconectado, es imprescindible que las personas colaboren para poder alcanzar sus objetivos. Sin embargo, el modelo educativo aún sigue siendo muy individual, por lo que las escuelas deberían mejorar y preparar a los estudiantes para vivir y trabajar en equipo.

Esta es la primera gran conclusión que se obtiene tras la lectura del informe "Collaborative problem solving", en el que han participado 125.000 estudiantes de 15 años de 52 países distintos, y que viene a completar los resultados del informe general PISA 2015 sobre Ciencia, Matemáticas y Lectura.

Este informe ha sido la primera evaluación que se ha realizado sobre la capacidad de los alumnos para trabajar en equipo, sus actitudes de colaboración con los compañeros y la resolución de problemas junto al resto de miembros del grupo.

En los países de la OCDE, el 28% de los alumnos puede resolver problemas colectivos sencillos, pero sólo el 8% sabe trabajar bien equipo
Aula Tradicional

El papel de los colegios es fundamental para adquirir las habilidades necesarias para saber trabajar en equipo, pero pocas escuelas dan importancia al trabajo en grupo o por proyectos, y aún predomina un modelo educativo global que tiende a la enseñanza individual.

"En un mundo que otorga cada vez más importancia a las habilidades sociales, los sistemas educativos deben mejorar mucho para fomentar esas habilidades de manera sistemática en todo el currículo escolar" - afirma el Secretario General de la OCDE, Angel Gurría.

Para César Bona, considerado como uno de los mejores profesores de España, es difícil que los maestros enseñen cómo trabajar en equipo puesto que a ellos nadie les ha enseñado:

“Hay miles de maestros llenos de ilusión, pasión y muy preparados que deben tratar de contagiar en positivo a todos aquellos compañeros que perdieron la ilusión por el camino” - manifestó en la 2ª Jornada Pedagógica RUBIO celebrada en Valencia.

Según el profesor Bona, la solución para mejorar los resultados de este informe pasaría por brindar más apoyo a los maestros y reforzarles con nuevos conocimientos sobre temas tan importantes como el trabajo colaborativo, el aprendizaje por proyectos o la gestión de las emociones.

Deporte

El informe también ha destacado la conexión que existe entre la educación física y el trabajo en equipo. Y es que parece que las actitudes hacia la colaboración y el trabajo en grupo son más positivas a medida que los alumnos asisten a más clases de educación física por semana, algo que, por desgracia, no se contempla en nuestro sistema educativo actual.

Igualmente, se ha observado una mejor puntuación a la hora de trabajar en equipo en aquellos alumnos que no se han visto nunca implicados en problemas de acoso escolar y refieren recibir un trato justo por parte de sus profesores.

Otras variables que favorecen el trabajo en equipo

  • Comparando este informe con los resultados obtenidos en el informe global de 2015, se ha visto que el 44% de los alumnos que muestran mejores habilidades en Ciencia, el 39% de los que sobresalen en Lectura y el 34% de los que destacan en Matemáticas tienden también a ser mejores en el trabajo colaborativo.

Encontramos la excepción en los estudiantes de Australia, Japón, Nueva Zelanda y Estados Unidos, que a pesar de no obtener grandes calificaciones en lectura, ciencias y matemáticas, saben trabajar muy bien en equipo.

  • Por otro lado, no se ha visto que existan diferencias importantes en las habilidades para trabajar en equipo entre los alumnos con mayor poder adquisitivo y los más desfavorecidos. Tampoco existen diferencias entre los estudiantes inmigrantes o no inmigrantes, pero se ha observado que la exposición de los alumnos a la diversidad cultural en el aula tiende a asociarse con mejores habilidades de colaboración.
multiculturalidad
En los países de la OCDE, las mujeres obtienen 29 puntos más en la resolución colectiva de problemas con respecto a los hombres

Las mayores diferencias (de más de 40 puntos) entre chicas y chicos se observan en Australia, Finlandia, Letonia, Nueva Zelanda y Suecia, mientras que las menores diferencias (de menos de 10 puntos) están en Colombia, Costa Rica y Perú.

En todos los países participantes en el estudio los alumnos mostraron una actitud positiva ante el trabajo en grupo, aunque son ellas quienes dan más valor a las relaciones sociales, se alegran más de los éxitos de los compañeros, tienen en cuenta las opiniones de los demás y consideran diferentes perspectivas a la hora de afrontar un problema.

  • Las actividades que se realizan fuera del colegio también influyen positiva o negativamente a la hora de trabajar en equipo. De este modo, se ha observado que los alumnos que pasan más tiempo jugando a videojuegos trabajan peor en equipo que aquellos que aquellos que fomentan las relaciones humanas a través del juego en compañía, las charlas con amigos o la interaccion a través de las redes sociales.
Pantallas

Los países mejor valorados

Teniendo en cuenta todas estas variables, los cinco países/regiones mejor valorados en la resolución de problemas en grupo y trabajo en equipo son Singapur, Japón, Hong Kong, Corea y Canadá.

En el extremo opuesto estarían los alumnos de México, Colombia, Turquía, Perú y Túnez, que obtienen puntuaciones muy bajas en trabajo colaborativo.

Pisa Foto vía OCDE

Los resultados de los estudiantes españoles tampoco son buenos, pues se sitúan por debajo de los 500 puntos que es la media obtenida por los países de la OCDE. Sin embargo, este resultado cambia si analizamos las comunidades autónomas por separado.

Por este orden, los alumnos de Madrid, Castilla y León, Cataluña y Navarra están por encima de la media de la OCDE en trabajo en equipo, mientras que los de Extremadura y Andalucía se colocan por debajo.

Conclusiones

En resúmen, el sistema educativo tanto en nuestro país como en el resto de países participantes en el estudio debe cambiar notablemente en pos de la enseñanza del trabajo en equipo, la creatividad y el fomento del pensamiento crítico y divergente.

Pero también desde casa, los padres podemos ayudar a nuestros hijos enseñándoles la importancia de trabajar juntos para lograr resultados, de escuchar a los demás, ser empáticos y tener en cuenta otras opiniones que no sólo nos puedan ayudar a resolver un conflicto, sino que nos enriquezcan cultural y emocionalmente.

Alumnos
Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos