Compartir
Publicidad
Publicidad

Propuestas para cambiar la Educación: ideas para fomentar el pensamiento crítico

Propuestas para cambiar la Educación: ideas para fomentar el pensamiento crítico
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Vimos ayer lo importante que es, dentro de las propuestas para cambiar la Educación, el desarrollo del pensamiento crítico en los niños. Hoy os ofreceré algunas ideas para que, si pensáis como yo que es idispensable, ayudarles a desarrollarlo.

Ideas para favorecer el pensamiento crítico en los niños

Vamos a tener que permitirles aprender cosas que no están en el programa y dejar de lado los contenidos demasiado fijos. Poder elegir y adentrarse en cuestiones que les apasione investigar les ayudará a valorar mejor las diferentes opciones y a desarrollar un pensamiento crítico sano.

Vamos a tener que permitirles pedir explicaciones, discutir y negociar las normas que sean negociables, que deberían ser, en realidad, la mayoría de ellas, conservando nuestra autoridad para las inevitables o que son indispensables para su seguridad, salud y buen desenvolvimiento social.

Como educadores tendremos que ser modelos coherentes en todo momento (o al menos, puesto que somos seres humanos que nos equivocamos, casi siempre). No haremos lo que no es correcto hacer y menos todavía justificaremos nuestras decisiones pensando que ser adultos nos da derecho a tomarlas aunque sean equivocadas.

Nos mostraremos magnánimos con sus fallos para que ellos lo sean con los nuestros, y aprenderemos a pedirles perdón si hemos actuado mal. Nosotros mismos nos aplicaremos el pensamiento crítico.

Provocando la capacidad de pensar críticamente

No insistiremos en inculcarles nuestras creencias religiosas o políticas, presentándolas con objetividad y dando también su valor a los que piensan de manera diferente. Seremos respetuosos con otras etnias, culturas, religiones e ideologías, evitando la parcialidad y la confrontación.

Los animaremos a defender con pasión y respeto sus propias ideas, y a sustentarlas en argumentos. Y eso lo haremos desde que son pequeños. Nada hay más desesperante que un grupo de alumnos de Bachillerato que se paralizan cuando les pides su opinión sobre un tema o solo saben defenderlo con prejuicios y descalificaciones, pues nadie nunca les animó al pensamiento crítico, sino a la memorización, la falta de opciones y la obediencia.

Les ayudaremos a desarrollar un pensamiento lógico y a expresarse con coherencia, no dando tanto valor a la expresión escrita sobre la oral. Los escucharemos de forma activa, sin juicios, y por supuesto, sin arrogancia. Muchas veces los niños intentan contarnos algo pero nos creemos que nuestros propios asuntos son mucho más importantes.

Valoraremos y fomentaremos la colaboración, el intercambio de ideas y el trabajo en equipo, pues solamente mediante la práctica se consigue entender al otro y saber llegar a acuerdos. Desterraremos la competitividad como medio de mejora y excelencia educativa.

Daremos tiempo al juego libre, como vehículo de autodescubrimiento y exploración y como fórmula para aprender a valorar riesgos, cooperar y llegar a acuerdos. Incluso debemos tener presente que el juego libre, en grupo o en solitario, ayuda al niño a buscar soluciones creativas y divergentes a lo establecido.

Otro vehículo del desarrollo del pensamiento crítico es la que nace de la pasión por un tema en concreto, en el que, el niño, fascinado, querrá investigar, comparar datos y teorías, profundizar y sacar sus propias conclusiones, del amor y la entrega, del placer.

Y recordaremos en todo momento que las personas libres aprenden a ser libres, siéndolo y aprendiendo también a hacerse responsables de sus actos, no por miedo al castigo, sino por compromiso personal con sus derechos y los de los demás.

Aqui quedan estas propuestas para cambiar la Educación centradas en el desarrollo del pensamiento crítico, y espero que os ayuden a ver el aprendizaje y el crecimiento personal de vuestros alumnos e hijos de forma global, recordando que van a convertirse en adultos de quienes dependerá su propio futuro y posiblemente el del conjunto de las sociedad y de la misma Tierra.

En Bebés y más | Propuestas para cambiar la Educación: pintar no es colorear, Propuestas para cambiar la Educación: la conciencia de tu propio poder, Propuestas para cambiar la Educación: educar emprendedores

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos