Compartir
Publicidad

"Los Reyes Magos son el símbolo del amor incondicional de los padres". Entrevista a la psicóloga Mónica Serrano

"Los Reyes Magos son el símbolo del amor incondicional de los padres". Entrevista a la psicóloga Mónica Serrano
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se acerca rápidamente la Navidad y muchos padres se encuentran con algunos dilemas sobre los regalos y el símbolo de los Reyes Magos, pero sobre todo sobre como transmitir valores en lo que a esto se refiere. Para ayudarles hoy vamos a entrevistar a la psicóloga Mónica Serrano, especialista en psicología infantil, a quien podemos encontrar habitualmente en su página Psicología y Crianza.

Muchas personas acostumbran, todavía, a usar a los Reyes Magos como una especie de policía omnipresente que vigila y juzga a los niños para determinar si van a merecer o no regalos. Les hablan de que les van a traer carbón o les amenazan con que se quedarán sin nada por no estar portándose bien. Pero a la vez, pese a la costumbre, muchos también nos preguntamos si eso alimenta una relación sana de nuestros hijos con nosotros y con el regalo de Navidad maravilloso que es la existencia de los Magos de Oriente.

En nuestra entrevista vamos a preguntarle a Mónica Serrano como presentar a los Reyes Magos como un símbolo positivo que haga que nuestra relación con los niños sea más cercana y confiable. Al fin y al cabo, como ella bien dice en la entrevista, los Reyes Magos son un símbolo del amor de los padres por sus hijos.

¿Es conveniente decirles a los niños eso de que si no son buenos no les traerán regalos los reyes?

Desde siempre, la figura de Los Reyes Magos, Papá Noel o el Ratoncito Pérez se han utilizado como estrategia del adulto para modificar comportamientos de los niños o evitar conductas indeseables.

Sin embargo, utilizar estas figuras como recurso educativo centrado en la amenaza de no recibir regalos, no deja de ser una estrategia basada en el castigo y el miedo, adjudicando la autoridad y el control a unos seres mágicos que, en realidad, estarían representando los deseos de los padres.

Este mecanismo, al igual que cualquier castigo o amenaza, no es beneficioso en absoluto para los niños, que pueden ver deteriorada su autoestima y aprender a actuar en base a la evitación de una situación desagradable, dejando el control de sus actitudes y comportamientos en personas externas en vez de aprender a decidir, elegir y actuar con criterio propio.

¿La idea de ser observado por un poder superior que te juzga, la ves dañina?

La figura de Los Reyes Magos o Papá Noel están representando, de manera simbólica, a los padres. De hecho, llegará un momento que esta representación se materializará en lo real cuando los niños descubran que “Los Reyes Magos son los padres”.

Por tanto, con la idea de autoridad que representan Los Reyes Magos estamos transmitiendo a nuestros hijos la imagen de nosotros mismos como padres.

Partiendo de esta premisa, debemos reflexionar, entonces, sobre qué queremos realmente transmitirles: una figura autoritaria que juzga y premia o castiga en función del comportamiento del niño o una figura que acompaña, cuida y ofrece un regalo de manera incondicional.

¿Qué habría que decirles a los niños?

En mi opinión, la opción más beneficiosa para el desarrollo emocional del niño es la relacionada al amor incondicional del padre y, puesto que la figura de Los Reyes representa a los padres, esta incondicionalidad debe verse reflejada en el símbolo.

Así pues, a tu pregunta he de responder que sí, que creo que es dañino transmitir a los niños la imagen de un ser superior que juzga y castiga, más aún cuando este ser está representando simbólicamente a los propios padres.

¿Cómo les explicamos a los niños que no pueden tener todo lo que pidan?

Cuando transmitimos a nuestros hijos la leyenda de Los Reyes Magos, puede parecer complicado explicarles que no les pueden regalar todo lo que ellos pidan. El niño podría preguntarse ¿Por qué no, si son magos?.

Sin embargo, las características del desarrollo del pensamiento de los niños pequeños (2-7 años, aproximadamente) hacen posible que explicaciones basadas en la fantasía se asimilen como posibles.

De este modo, los padres deben buscar una explicación al hecho de que sus hijos no vayan a recibir todo lo que quieren. Para ello, han de reflexionar sobre qué le quieren transmitir con dicha explicación.

En mi opinión, esa explicación debe estar basada en conceptos positivos, cooperativos o altruistas del tipo: tenemos que dejar espacio para los regalos de los demás niños o si pedimos muchas cosas los camellos de Los Reyes se van a cansar por tener que cargar tanto peso. También podemos optar por explicaciones prácticas como: tal vez no han podido encontrar ese juguete o puede que no se diesen cuenta de que faltaba ese juguete.

Se trata de transmitir a los niños que no pueden tener todo lo que quieran basando la explicación en conceptos centrados en la actividad de Los Reyes, no en juicios de valor sobre la forma de ser o el comportamiento del niño.

Le agradecemos a la psicóloga Mónica Serrano la entrevista que ha concedido a Bebés y más y esperamos seguir ofreciéndo a los lectores consejos que les ayuden a que estas Navidades sean felices y respetuosas con sus hijos. Mañana hablaremos con ella sobre los regalos de Navidad en tiempos de crisis económica y sobre el consumismo navideño de los más pequeños.

Imagen | MaicaLuisFotos Más información | Psicología y Crianza En Bebés y más | Esperando a los Reyes Magos, Cuándo desvelar el secreto de los Reyes Magos a los niños,

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos