Los bebés prefieren que usemos 'el lenguaje de los bebés', estén aprendiendo un idioma o dos

Los bebés prefieren que usemos 'el lenguaje de los bebés', estén aprendiendo un idioma o dos
Sin comentarios

A algunos padres les preocupa que la enseñanza de dos idiomas pueda suponer que el bebé no aprenda a hablar a tiempo, más aún si nos dirigimos a él con un tono exagerado y cantarín, al que es tan difícil resistirse cuando le tenemos delante.

Pero no hay por qué preocuparnos ni hay que evitarlo. Según un estudio del Laboratorio de Adquisición del Lenguaje de la UCLA y otros 16 laboratorios de todo el mundo, los bebés prestan más atención al lenguaje de los bebés que al habla normal, independientemente de los idiomas que estén acostumbrados a escuchar.

"El bilingüismo es una ventaja"

Algunas investigaciones ya habían demostrado que los bebés monolingües prefieren el conocido como lenguaje de bebé o, lo que es lo mismo, el que nos nace de manera inconsciente cuando nos dirigimos a ellos y que se caracteriza por la pronunciación alargada de las vocales y el uso de un tono más agudo o elevado al momento de decirlas, para captar la atención de un bebé y animarle a respondernos.

Ahora, este nuevo estudio ha revelado que también los bebés expuestos a dos idiomas muestran un mayor interés por este tono más alegre y lento.

Revisado por expertos y publicado en Advances in Methods and Practices in Psychological Science, revela que los bebés bilingües se interesan por el lenguaje de bebé a la misma edad que los que aprenden un solo idioma.

"Para los padres, resulta crucial que el desarrollo del aprendizaje y la atención sea similar en los bebés, tanto si aprenden uno como dos idiomas", afirma Megha Sundara, profesora de lingüística de la UCLA y directora del Laboratorio de Adquisición del Lenguaje.

"Por supuesto, aprender un idioma antes ayuda a aprenderlo mejor, por lo que el bilingüismo es una ventaja".

Cómo se realizó el estudio

Hablar

Se implicaron 17 laboratorios de cuatro continentes, donde los investigadores observaron a 333 bebés bilingües y 384 monolingües, con edades comprendidas entre los 6 y los 9 meses y los 12 y los 15 meses.

Cada bebé se sentaba en el regazo de uno de sus padres mientras se reproducían grabaciones de una madre que hablaba en inglés, con un discurso dirigido a los bebés o a los adultos, desde los altavoces de la izquierda o de la derecha. El seguimiento informático medía el tiempo que cada bebé miraba en la dirección de cada sonido.

"Cuanto más tiempo miraban, más fuerte era su preferencia", señala Victoria Mateu, profesora adjunta de español y portugués de la UCLA, quien añade que "los bebés tienden a prestar más atención a los sonidos exagerados del habla infantil".

Como la UCLA fue el único lugar donde se estudió a pequeños bilingües en español e inglés, sus profesoras pueden señalar que "el interés de los bebés por el habla inglesa de los bebés estaba muy claro".

Los padres bilingües indicaron el porcentaje de tiempo que se hablaba en casa en inglés en comparación con el español: cuanto más inglés habían estado expuestos los bebés bilingües, mayor era su preferencia por la lengua del bebé en comparación con el lenguaje de adulto. Pero según la profesora Mateu, "incluso los bebés que no habían escuchado inglés antes preferían el tono de bebé inglés al del español para adultos".

Explica Mega Sundara que "el habla de bebé tiene un ritmo más lento en todos los idiomas, con un tono más variable, y es más animado y alegre. Varía sobre todo en lo exagerado que es".

"El lenguaje de bebé se encuentra en la mayoría de los idiomas y culturas, pero el inglés tiene una de las formas más exageradas".

"El alcance mundial de la investigación refuerza los resultados"

Bilingue

Dirigido por Krista Byers-Heinlein, profesora de psicología de la Universidad Concordia de Montreal, en el estudio participaron laboratorios de Estados Unidos, Canadá, Europa, Australia y Singapur. Es uno de los primeros publicados por ManyBabies, un proyecto integrado por investigadores de varios laboratorios.

La directora cree que esta inusual colaboración internacional y multilingüe crea un modelo para futuros estudios que incluyan una amplitud similar de lenguas y culturas.

"Podemos avanzar realmente en la comprensión del bilingüismo, y especialmente de la variabilidad del bilingüismo, gracias a nuestro acceso a todas estas comunidades diferentes".

En el mismo sentido se postula la profesora de lingüística de la UCLA sobre la importancia de un estudio internacional:

"Cuando se hace una investigación lingüística, se quiere saber que los resultados no son sólo una peculiaridad del idioma que se está estudiando".

Según el estudio, los bebés de 6 a 9 meses de edad cuyas madres tenían un mayor nivel de educación preferían el lenguaje infantil más que los bebés cuyas madres tenían menos educación.

De ahí que los investigadores sospechen que quizás las madres con mayor nivel educativo hablaban más a los bebés y utilizaban más a menudo el habla dirigida al bebé.

Mientras la investigación continúa, los padres pueden seguir utilizando el lenguaje de los bebés para hablar a sus pequeños, en uno o dos idiomas, y estar tranquilos sabiendo que no causarán ninguna confusión en el desarrollo de su hijo.

Vía | Universidad de California

Fotos | iStock

En Bebés y Más | ¿Por qué los bebés pueden aprender dos idiomas a la vez?, Los niños bilingües son más flexibles para aprender

Temas
Inicio