Compartir
Publicidad

Viajar con tablets, bolsos o móviles sueltos en el interior del vehículo, podría resultar fatal en caso de accidente

Viajar con tablets, bolsos o móviles sueltos en el interior del vehículo, podría resultar fatal en caso de accidente
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Todos (o casi todos) somos conscientes de la importancia que tiene llevar a nuestros hijos correctamente sentados en un sistema de retención infantil adecuado a su peso y talla. Además, cada vez hay más padres que optan por sillas a contramarcha, sabiendo que son la forma más segura que tienen los niños de viajar.

Sin embargo, hay algo que mucha gente desconoce o no tiene debidamente en cuenta, y es la importancia de viajar con el habitáculo del coche despejado de bultos, o en su defecto correctamente sujetos, pues en caso de accidente o frenazo brusco se convierten en peligrosos proyectiles que pueden causar graves lesiones o incluso la muerte. Hoy repasamos este importante consejo de la DGT para viajar seguros.

Un peligro que muchos desconocen

Cuando subimos al coche es muy habitual dejar en el suelo del vehículo o en los asientos que no están ocupados, objetos como bolsos, paraguas, maletines, mochilas escolares, botellas de agua o incluso carritos de bebé plegados.

Pero esta práctica cotidiana puede acarrear fatales consecuencias, aunque según un estudio llevado a cabo por Volkswagen y del que también se hizo eco la DGT, sólo la mitad de los conductores conoce los riesgos que acarrea.

Y es que en caso de colisión o frenazo conduciendo a 50 km/h, el peso de los bultos sueltos en el interior del coche puede llegar a multiplicarse por 30 ó 40.

"Así, un bolso de cinco kilos y 80 centímetros de ancho tendría una fuerza de impacto de 60 kilos, un paraguas de 415 gramos pasaría a pesar cinco kilos, un teléfono móvil de unos 150 gramos se proyectaría con una fuerza de 1,5 kilos o una maleta de 10 kilos pasaría a convertirse en un pesado objeto de 560 kilos", advierten los expertos en esta publicación del RACE.

La DGT también alerta de otras prácticas peligrosas, como retirar la bandeja del maletero, abatir los asientos traseros para facilitar una mayor carga de equipaje y, por supuesto, llevar a nuestra mascota suelta dentro del coche.

¡Ojo también con las tablets!

viajar seguro

A veces también podemos caer en el error de ofrecer a los niños tablets, móviles, libros o cualquier otro objeto de distracción que les entretenga durante el viaje, especialmente cuando se trata de trayectos largos.

Sin embargo, y según lo que acabamos de ver, en caso de desaceleración brusca o colisión a una velocidad media de 60 km/h, una tablet o un iPad con un peso medio aproximado de 400 gramos, podría convertirse en un arma mortal, al salir proyectado y golpear al niño con un peso equivalente a 22 kilos.

Es de vital importancia que los padres tengamos este dato en cuenta y utilicemos sistemas de fijación homologados y adecuados al vehículo para sujetar correctamente estos objetos al asiento del coche, de manera que el niño no lleve nunca reproductores de DVD, pantallas o tablets en la mano.

Consejos de seguridad

En Bebés y Más estamos muy concienciados con la seguridad de los peques en carretera, y recientemente publicamos una guía de consejos básicos para el uso de las sillas, así como recomendaciones muy importantes a tener en cuenta en caso de niños más mayores.

No obstante, llegados a este punto, creemos que no está de más hacer un breve repaso a las medidas de seguridad más básicas que debemos adoptar cuando viajamos en coche; teniendo en cuenta que éstas deben ser aplicadas tanto en viajes largo como en trayectos cortos.

Y es que se tiene la errónea creencia de pensar que en vías urbanas o recorridos cortos no puede ocurrir nada, pero según las estadísticas de la DGT, es precisamente en estos trayectos cuando se producen la mayoría de los accidentes.
  • Todo el equipaje debe ir en el maletero, y con la bandeja superior correctamente colocada. Dejar objetos sueltos en el interior del coche (por pequeños que puedan parecernos) no sólo es peligroso, tal y como acabamos de ver, sino que puede aumentar la distracción del conductor.

  • Si hay objetos pequeños que necesitamos tener a mano durante el viaje, deberemos guardarlos correctamente en las guanteras y diferentes espacios portaobjetos que haya distribuidos por el habitáculo del coche.

  • En caso de viajes largos es fundamental hacer paradas frecuentes, y tener un fácil acceso en el maletero a las cosas que nuestro bebé pueda necesitar durante las paradas, tales como ropa de cambio, objetos de aseo, comida o juguetes.

  • Los niños deben viajar en un SRI homologado y adecuado a su peso y talla, preferiblemente a contramarcha hasta los cuatro años, y siempre en el asiento trasero del vehículo. Además, debemos asegurarnos de que las sillas están correctamente ancladas al asiento del coche.

  • Los cinturones de seguridad y arneses de las sillas deben estar bien abrochados, ajustados al cuerpo, correctamente guiados y no retorcidos.

  • Viajar sin el abrigo puesto.

  • La DGT también aconseja que aunque en el asiento trasero no llevemos nada, abrochemos los cinturones de seguridad, pues en caso de colisión esta medida evitará que la carga que transportamos en el maletero pase al habitáculo del coche.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio