Compartir
Publicidad
Sillas para el coche: la información básica que todo padre debe conocer
Consejos

Sillas para el coche: la información básica que todo padre debe conocer

Publicidad
Publicidad

Una de las cosas esenciales y más importantes que debemos tener desde que iniciamos nuestra vida como padres y madres, es el sistema de retención infantil en el que deberán ir nuestros hijos siempre que viajemos o nos transportemos en coche.

Sabemos que es un tema amplio y que puede hacer que se presenten muchas dudas, por lo que he reunido en un artículo todos los puntos clave. Te compartimos la información básica que todo padre debe conocer sobre las sillas para el coche.

Las sillas tienen fecha de caducidad

Muchos padres no lo saben, pero todas las sillas para el coche o sistemas de retención infantil tienen fecha de caducidad. ¿Cómo podemos saber cuál es? Basándonos en su fecha de elaboración, la cual deberá venir indicada de forma clara, ya sea en una etiqueta o escrita directamente sobre el plástico de la silla en la parte trasera.

La cantidad exacta de años que tiene la silla para ser usada de forma segura dependerá de cada fabricante, pero la mayoría de ellas tienen un tiempo de vida de entre cuatro y seis años. Si tienes dudas, revisa el manual del fabricante, que te recomendamos leer de forma exhaustiva antes de utilizarla.

Se deben reemplazar después de un accidente

Si el sistema de retención infantil sufre golpes fuertes o estuvo en un accidente vehicular es probable que existan piezas rotas o dañadas en su interior y que no sean visibles a simple vista. Por ello, deben reemplazarse por uno nuevo y no continuar utilizándolo.

No comprar sillas de segunda mano

Comprar sillas de segunda mano puede ser peligroso. El paso del tiempo y el uso cotidiano de los sistemas de retención infantil, así como las condiciones climatológicas hace que se desgasten y sus materiales se vayan deteriorando.

Al comprar un producto nuevo en una tienda de confianza, nos aseguramos de contar con un sistema de retención infantil que se encuentra en óptimas condiciones. En cambio si adquirimos una silla de segunda mano, no conocemos con certeza el uso que se le ha dado, ni si estuvo en accidentes vehiculares o si tiene algún defecto que no sea visible, haciendo que no funcionen como deberían y poniendo en riesgo la vida de los niños.

Colocarla adecuadamente en el asiento del coche

Coche Silla Asiento

Una de las cosas más importantes acerca de los sistemas de retención infantil, es el utilizarlos adecuadamente, pues solo así podremos estar seguros de que éstos funcionen como deberían. Antes de instalarla en nuestro coche, hay que leer el manual para saber cómo hacerlo de forma correcta.

La instalación dependerá de cada marca, ya sea ISOFIX (que es el caso de la mayoría de las sillas y coches) o bien, con el cinturón de seguridad. Es importante recalcar que la silla debe permanecer fija en el asiento, por lo que cualquiera que sea la forma de instalación, debemos asegurarnos que vaya completamente tensa y sin tener dobleces ni holguras.

El lugar más seguro es el asiento trasero

Por ley, en España todos los menores de 1,35 metros deben ir en el asiento trasero del coche, desde luego, en su sistema de retención infantil. Pero existe una razón para esta medida, y es que el asiento trasero es el lugar más seguro para colocar la silla del coche.

¿Y qué lado es mejor? La plaza central, en el caso de los coches que cuenten con tres de ellas. Si nuestro coche únicamente tiene dos o no cuenta con el anclaje ISOFIX en el centro, el mejor lugar es del lado derecho, pues esa plaza es la que ofrece un acceso más seguro para que el niño pueda subir y bajar del lado de la acera.

Uso correcto de los arneses

Como comentaba en el punto acerca de instalarla correctamente, las sillas para el coche sólo funcionan como deberían y son seguras cuando se utilizan de forma correcta. La posición y ajuste de los arneses es algo que no debemos tomar a la ligera, también deberemos seguir ciertas medidas para asegurarnos que el niño esté bien colocado y viaje seguro.

En este punto también es importante leer el manual, pero por regla general hay tres puntos que debemos cuidar:

  • Que las correas o el arnés no tenga torceduras ni holguras.
  • Que esté suficientemente apretado, de modo que solo puedan deslizarse un par de dedos entre el arnés y el cuerpo del niño.
  • Que cada parte del arnés pase o esté colocada en el lugar correcto, de acuerdo con las indicaciones del fabricante.

No deben usarse por más de hora y media

Coche Bebe

Si bien los sistemas de retención infantil son la forma más segura de viajar en coche con niños, éstos también tiene su límite de tiempo y no deben ser utilizadas por tiempos prolongados. En el caso de los bebés, el tiempo máximo en el que deberán permanecer sentados en ella es de una hora y media. En viajes largos, la recomendación es hacer paradas siguiendo estos tiempos y sacar a los niños de sus asientos para que se estiren y descansen.

Recordemos que los sillas para el coche no son cunas ni deben usarse fuera del coche, pues en el caso de los bebés existe el riesgo de asfixia postural, debido a que su cuerpo aún no tiene la fuerza suficiente y la forma de la silla hace que se flexione sobre sí mismo, lo que podría dificultar su respiración.

En este punto volvemos a la importancia de la correcta sujeción con los arneses, pues el colocarlos demasiado holgados, podría hacer que el niño quede en una postura que limite o corte el flujo de aire.

A contramarcha mínimo hasta los 4 años

Desde hace algunos años, se recomienda que los niños viajen a contramarcha el mayor tiempo posible, e incluso recientemente, la Academia Americana de Pediatría actualizó sus recomendaciones, eliminando el límite de edad para llevarlos a contramarcha y aumentando el tiempo mínimo hasta los cuatro años de edad.

Está comprobado que las sillas a contramarcha son la forma más segura para que los niños viajen y que debemos procurar llevarlos el mayor tiempo posible en esta posición. Y sí, también son igual de seguras en el caso de un impacto trasero.

Los niños mayores deben ir en alzador con respaldo

Cuando hablamos de sistemas de retención infantil, muchos padres creen que éstos solo son necesarios durante los primeros años de vida de sus hijos, sin embargo, por ley, los niños deberán viajar en ellos hasta que midan por lo menos 1,35 metros. Lo ideal es que viajen en ellos hasta que el cinturón de seguridad les ajuste correctamente y que se prolongue el uso de los sistemas de retención infantil hasta que midan 1,50 metros.

En el caso de los niños mayores que ya están demasiado grandes para usar sillas del grupo I, usaremos sillas del grupo II y III, que abarcan desde los 15 hasta los 36 kilos. Todas las sillas homologadas bajo la normativa i-Size para niños de entre 1,00 y 1,50 metros llevan respaldo. Aunque algunos modelos son solamente alzadores, se recomienda utilizar aquellos que cuentan con respaldo hasta que los niños midan 1,25 metros de altura, pues le protegen mejor en caso de colisión lateral.

Respetar límites de peso y estatura

Coche Madre Hija

Finalmente, es importante que bebés y niños viajen en el sistema de retención infantil adecuado para su peso y talla. Anteriormente se clasificaban según la edad, pero con la nueva normativa europea i-Size, se harán por peso y talla, tomando en cuenta la altura del niño. Ahora, los grupos de clasifican de la siguiente manera:

  • Sillas de coche i-Size 40-75 cm. Son las equivalentes al grupo 0 y se utilizan desde el nacimiento del bebé hasta que alcance los 75 cm de estatura (aproximadamente 12 meses de edad). Deberán ir siempre instaladas a contramarcha utilizando el sistema ISOFIX o bien, el cinturón de seguridad siempre y cuando esto sea indicado por el fabricante.
  • Sillas de coche i-Size 40 a 105 cm. Este grupo sería el equivalente al actual grupo 0+/1, que se utiliza también desde el nacimiento hasta que alcance los 18 kilos (aproximadamente 4 años). También deberán ir en el sentido contrario a la marcha e instalarse con sistema ISOFIX y cuentan con pata de apoyo o top tether.
  • Sillas de coche i Size 100 a 150 cm. Sería el equivalente al grupo de los elevadores con respaldo de los grupos II y III de la antigua normativa (los que comentábamos en el grupo anterior acerca de los alzadores con respaldo en el caso de los niños mayores). Abarcan desde los 15 hasta los 36 kilos (aproximadamente entre los 4 y 12 años de edad). Estas sillas van sujetas con el cinturón de seguridad del coche.

Esperamos que esta guía con los puntos clave sobre los sistemas de seguridad infantil te ayude a resolver las dudas acerca de su uso y conozcas la información básica que todo padre debe de saber sobre las sillas para el coche.

Fotos | iStock
En Bebés y más | Que tus hijos viajen siempre seguros: Decálogo de Seguridad Vial Infantil

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio