Compartir
Publicidad
Test de ovulación: lo que debes saber y pros y contras de los monitores de fertilidad
Concepción

Test de ovulación: lo que debes saber y pros y contras de los monitores de fertilidad

Publicidad
Publicidad

Cuando buscamos concebir un bebé, hay diversos factores que debemos tener en cuenta. Uno de ellos es el ciclo menstrual, que debemos conocer para saber cuáles son los días fértiles y saber así cuando tenemos mejores posibilidades de quedar embarazadas.

Existen algunas formas de conocer estos días, y una herramienta que puede apoyarnos son los test de ovulación. Te contamos lo que debes saber sobre ellos, así como los pros y contras de los monitores de fertilidad.

Qué es un test de ovulación

Un test de ovulación o monitor de fertilidad, es un dispositivo similar a las pruebas de embarazo que puedes comprar en la farmacia y hacerte en casa. Lo que hacen estos test, es detectar el periodo de ovulación de una mujer, a través del incremento de la Hormona Luteinizante (HL) en la orina.

¿Cómo funcionan? Midiendo el pico más alto de dicha hormona, que es secretada entre 24 y 36 horas antes de que ocurra la ovulación. La idea es que los utilices cuando se acerquen tus días fértiles de acuerdo a tu ciclo, para que puedas detectar cuando la ovulación sucede y así puedas tener mayores probabilidades de concebir.

Para calcular de forma sencilla las fechas aproximadas de tus días fértiles, puedes apoyarte con aplicaciones en tu móvil, que además de ayudarte a llevar un control y seguimiento de tu periodo, te ayudarán a conocer mejor tu ciclo, al permitirte anotar síntomas o molestias que presentes.

Por qué es importante conocer la ovulación

En un ciclo menstrual regular, la ovulación se presenta una vez al mes cuando la hormona luteinizante (LH) se eleva, comenzando el proceso de ovulación de 24 a 36 horas después, lo que resulta en la expulsión de un óvulo que ha madurado y que comienza a descender por la trompa de Falopio.

Cuando buscamos concebir, debemos tomar esto en cuenta, pues la ovulación es el momento del ciclo menstrual en el que la mujer es más fértil. Tomando en cuenta que el ciclo sea regular y tenga una duración de 28 días, esto ocurriría entre los días 13 y 14.

Los días fértiles, que no son los mismo que la ovulación, se calculan alrededor de esta fecha y se consideran desde los dos días antes hasta los dos días después de que ocurra la ovulación.

Pros y contras de los tests de ovulación

Test

Como mencionaba, los test de ovulación o monitores de fertilidad, son una herramienta que podemos utilizar cuando estemos buscando tener un bebé, pero también debemos tomar en cuenta que, como la mayoría de las cosas, tienen sus ventajas y desventajas.

Pros de los test de ovulación

  • Son más precisos que otros métodos. A diferencia de otros métodos como la temperatura basal o el flujo vaginal, que requieren de mayor disciplina, constancia y seguimiento.

  • Solo necesitas utilizarlo pocos días. Con un test de ovulación, solo necesitas revisar o tomar muestra durante pocos días al mes cuando se estén acercando tus días fértiles, en comparación por ejemplo, con el termómetro basal, que debe ser utilizado diario y siguiendo pasos muy específicos.

  • Son fáciles de conseguir. Puedes adquirirlos fácilmente en farmacia, además de encontrar diferentes presentaciones, desde tiritas indicadoras, hasta test con forma similar a las pruebas de embarazo caseras.

  • Son muy prácticos de utilizar. En la mayoría de ellos, solo necesitas una muestra de orina, tal y como lo haces con una prueba de embarazo y sin tanta faena como con otros métodos.

Contras de los test de ovulación

  • Suelen ser costosos. Con ello nos referimos a que su valor es más elevado que el de una prueba de embarazo, pero en cada caja o kit vienen varios test (esto dependerá de cada marca).

  • No te dicen si estás ovulando o no. Es importante recordar que estas pruebas no te dicen si estás o no ovulando, sino que indican el pico de la Hormona Luteinizante. Es posible que se presente un pico en la HL y que por alguna razón de salud, no se presente la ovulación durante ese mes.

  • No mide ni analiza el moco cervical. Un factor que es también muy importante durante la fecundación, es el moco cervical, y los test de ovulación no detectan si éste es el ideal para la fecundación. (Cuando sí lo es, tiene una consistencia elástica y resbaladiza, similar a clara de huevo).

  • Necesitas hacer la prueba al menos una vez al día. Aunque su ventaja es que no necesitas hacerla diariamente durante el mes completo, el pico de la HL sólo dura unas horas, por lo que si no te realizas la prueba durante cierto tiempo, éste puede pasar y la prueba te arrojará un resultado negativo.

  • No funcionan en mujeres mayores a 40 años. Estas pruebas pierden validez en mujeres mayores a 40 años o que están cercanas a la menopausia, pues los niveles de la HL suelen ser muy elevados en esas condiciones.

  • Podrían ocasionar desgaste en la pareja. Con esto nos referimos a que al momento de utilizar un test de ovulación, tener relaciones sexuales puede volverse algo programado y menos espontáneo o natural, lo que podría ocasionar ansiedad o conflicto en la pareja.

Los test de ovulación son una forma práctica y cómoda de conocer cuando se acercan los días fértiles para elevar nuestras posibilidades de lograr un embarazo, pero recuerda que la ovulación no es lo único a tomar en cuenta y también pueden fallar si no son usados correctamente.

Si utilizas un test de ovulación o cualquier otro método para conocer tus días fértiles y a pesar de tener relaciones en esas fechas no logras quedar embarazada los primeros meses, no desesperes. Se recomienda tratar de concebir por lo menos durante un año, antes de acudir con un especialista.

Fotos | iStock

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio