Compartir
Publicidad
Publicidad

Por qué BabyNes es poco recomendable para los bebés

Por qué BabyNes es poco recomendable para los bebés
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días Lola nos presentó uno de los últimos inventos de Nestlé, el llamado BabyNes, una máquina al estilo Nespresso para preparar biberones de leche de fórmula con cápsulas.

La idea, si quitamos el tema económico, no es mala, pues hace que en pocos segundos podamos tener un biberón preparado, con lo cómodo que eso supone para las mamás que dan leche de fórmula. Digamos que cualquier persona que tenga una máquina Nespresso podrá decir lo mismo: no sale nada barato, pero es cómodo y rápido.

Sin embargo, al leer las especificaciones y las temperaturas a las que prepara los biberones me di cuenta (y no fui el único, pues las lectoras enseguida lo comentaron en dicha entrada) de que hoy por hoy no es una máquina recomendable para los bebés. Enseguida me vino a la mente un documento de la FAO y la OMS que ya comenté hace un par de años, en el que explicaba que la leche artificial no es estéril y que para disminuir su posible impacto sobre la salud de los bebés hay que preparar los biberones a 70ºC.

Los preparados para lactantes pueden contener patógenos como la Salmonella, poco probable, pero no imposible como hemos visto en algunas ocasiones y con mayor frecuencia pueden contener Enterobacter sakazakii, un microorganismo que puede provocar infecciones serias como meningitis y enterocolitis necrotizante, sobretodo en lactantes de riesgo.

Ante esta situación, la única medida que ayuda a disminuir el riesgo de infección es preparar los biberones con el agua a 70ºC. Por eso se dice siempre que debe hervirse agua (unos 100ºC), dejarla enfriar un rato (nunca más de 30 minutos) para que llegue a los mencionados 70ºC o un poco más, realizar la mezcla con el polvo y luego enfriar el biberón en el grifo o en contacto con agua fría hasta llegar a la temperatura adecuada de consumo.

Haciendo esto el riesgo de infección por E. sakazakii es 10.000 veces inferior. Sin embargo esta acción de hervir el agua debe realizarse siempre, ya que si se hace, por ejemplo, “sólo” en el 80% de las ocasiones (si de 10 biberones, en 2 no calentamos el agua), el riesgo es solamente 5 veces inferior (que no está mal, pues es la quinta parte de las probabilidades, pero nada comparado con las mencionadas 10.000 veces).

Leyendo esto cuesta entender que Nestlé haya ideado una máquina que prepara la leche a 40ºC. Quizás lo haya hecho siguiendo la premisa de la inmediatez, pues a 40ºC enseguida estará a temperatura ambiente. Sin embargo, cuando de salud se trata, no es cuestión de andar deprisa y corriendo.

Ya, pero es que por la noche no hay tiempo

Cuando los bebés tienen hambre piden comida para ya, sin espera, sin dilación. Por el día los padres pueden ir más o menos anticipándose, porque los niños alimentados con leche artificial suelen responder a un patrón más o menos constante, comiendo cada 3-4 horas. Sin embargo por la noche la cosa suele ir más con la demanda, porque a nadie se le ocurre levantarse a preparar un biberón “por si se despierta ahora”, sino que cuando se despierta, hayan pasado 3 ó 6 horas, hay que ir a hacerlo.

Por eso por la noche esta máquina gana muchos enteros. Cuanto antes esté el biberón preparado antes se lo puede tomar, menos llorará y antes podrá dormirse (a más llanto, más cuesta luego que concilie el sueño de nuevo).

Si algún padre o madre se ve en esta tesitura, para evitar comprar una máquina que permite jugar con la salud de los bebés, siempre se puede preparar un biberón (a los mencionados 70ºC) y guardarlo en la nevera a una temperatura inferior a 5ºC. De este modo se evita que empiecen a proliferar las bacterias nocivas para los bebés (de igual modo que guardamos enseguida la leche de vaca que utilizamos). Cuando hace falta se saca, se calienta y listo.

Y por preguntar, ¿sale caro preparar biberones con esta máquina?

Mañana, en una nueva entrada, os explicaremos qué diferencias hay para el bolsillo entre preparar biberones con leche en polvo y hacerlo con la BabyNes y sus cápsulas.

Más información | OMS
En Bebés y más | Recomendaciones para preparar correctamente el biberón, Bib’Expresso, un nuevo electrodoméstico para preparar biberones, Bibebrik, biberón instantáneo y desechable

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos