Compartir
Publicidad
Publicidad

Verano con niños: precuaciones sobre el consumo de agua

Verano con niños: precuaciones sobre el consumo de agua
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace poco hablábamos de la importancia del consumo de agua en los niños, especialmente en verano, para equilibrar la pérdida de líquidos y evitar la deshidratación.

El agua es un elemento imprescindible para el funcionamiento del organismo, pero no cualquier agua es apta para beber, por tanto hay que tener ciertas precauciones sobre el consumo de agua, sobretodo cuando se trata de niños pequeños.

Ya hemos comentado que el porcentaje de agua en el cuerpo humano es de un 70 por ciento en el caso de los adultos y de entre un 85 y 95 por ciento en el caso de los bebés, por tanto es fundamental mantener siempre los niveles de hidratación para el saludable funcionamiento de los tejidos corporales.

Se recomienda que un niño beba a diario entre 50-60 ml de agua por cada kilo de peso.

El agua del grifo

El agua del grifo es una buena opción por ser de buena calidad y la más económica. En España, abrimos el grifo, llenamos un vaso y lo bebemos sin riesgo. Sin embargo, en algunas zonas, el agua es muy dura, la dureza es provocada por el contenido en sales de cal y magnesio, y tiene un sabor desagradable.

Las capitales de provincia cuentan, en general, con un buen tratamiento de aguas, pero las localidades pequeñas no están al mismo nivel.

Según últimos estudios realizados por la OCU (2009) los contaminantes del agua del grifo habían disminuido, sin embargo la presencia de minerales en la misma puede ser excesiva para el consumo de los bebés y niños pequeños.

El informe da cuenta de la presencia de 6 tipos de contaminantes en el agua de grifo: compuestos orgánicos volátiles o COV, trihalometanos, boro, nitratos, hidrocarburos aromáticos policíclicos o HAP y plaguicidas. A pesar de encontrar estos contaminantes, sus niveles han disminuido respecto al último informe; aunque la OCU ha encontrado problemas en Orense y en La Bisbal; y algunas deficiencias por trihalometanos en Barcelona, Huelva y Molina de Segura; por plaguicidas en Las Palmas y Salamanca, por nitratos en Almusafes y por boro en Maspalomas.

A continuación, podéis ver un mapa de la dureza del agua en España.

mapa-dureza

El agua mineral

Por tanto, aunque el agua corriente es apta para el consumo el agua mineral es la más recomendada para el consumo en la infancia, ya que es mejor asimilada por los niños.

Las aguas minerales naturales son aguas sanas desde su origen, la Naturaleza. Por eso no necesitan ningún tratamiento químico de desinfección y se envasan con toda su pureza y sus propiedades naturales. Además las aguas minerales aportan una composición en minerales beneficiosos para la salud que permanece invariable a lo largo del tiempo y que puede consultarse siempre en su etiqueta.

El agua mineral natural es la mejor opción para la preparación de biberones. Al tratarse de un agua pura desde su origen, está exenta de microoganismos patógenos y de parásitos desde su alumbramiento hasta su comercialización, por lo que no necesita ser tratada químicamente, de modo que puede utilizarse para preparar el biberón y las papillas del bebé sin necesidad de hervirla.

En alguna ocasión hemos hablado sobre cuáles son las marcas de agua mineral más adecuadas para los bebés y dónde podéis encontrar información actualizada con la incorporación de nuevas marcas.

El agua en los viajes

Es posible que muchas familias con niños pequeños aprovechéis las vacaciones para viajar a otro país, donde no conocéis la calidad del agua, si es apta o no para beber. Ante la duda, en esos casos es mejor siempre elegir un agua mineral envasada. Pero ojo, que no toda el agua que se vende envasada es agua mineral.

Tiene que ser agua mineral natural con una mineralización débil o muy débil y baja en sodio. El agua mineral natural mantiene todas sus propiedades intactas gracias a la protección de su envasado y permite conocer siempre su composición a través de la etiqueta. Es importante comprobar siempre que el envase esté correctamente precintado.

Esperamos que os hayan resultado útiles estas precauciones sobre el consumo de agua que debéis tener en cuenta con niños pequeños, tanto si os quedáis en casa en verano como si viajáis a otros países.

Más información | OCU y Instituto de Investigación Agua y Salud Foto | partie traumatic en Flickr En Bebés y más | Las aguas envasadas más aptas para los bebés, Qué agua es mejor para los bebés y los niños (I), (II), (III) y (IV)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos