Compartir
Publicidad
Publicidad

Qué agua es mejor para los bebés y los niños (I)

Qué agua es mejor para los bebés y los niños (I)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El agua es un elemento imprescindible para los humanos y lo es también para los bebés y los niños. Sin embargo, debemos tener en cuenta que no todas las aguas son adecuadas ya que pueden contener una cantidad de sales minerales inadecuadas para la ingesta por parte de los niños.

Antes de empezar a hablar sobre qué agua es mejor para los bebés y los niños es necesario responder a una típica pregunta:

¿Necesitan beber agua los bebés?

Los bebés alimentados con leche materna no necesitan beber agua hasta como mínimo los seis meses, que es cuando suelen empezar a tomar alimentación complementaria. Los alimentados con leche artificial sí la necesitan, evidentemente, porque la leche se prepara con agua, pero no precisan de ella de manera aislada (en vasito, biberón o cuchara) hasta el mismo momento que los lactantes, hacia los seis meses.

La explicación es la siguiente: La leche materna está compuesta en un 88% por agua y la leche artificial, como hemos dicho, se prepara con agua (30 ml de agua por cada cacito de leche) por lo que todos los niños están tomando agua y además en cantidad suficiente.

Una vez inician la ingesta de alimentos más bien salados o secos (carne, pan, galletas…) suelen tener más sed y puede ser un buen momento para ofrecer un poco de agua.

Hemos especificado este tipo de alimentos porque a menudo se empieza a complementar la leche con frutas o verduras y en este caso, al contener todas ellas una cantidad suficiente de agua, los niños seguirán sin necesitarla.

Como con la leche materna y con la leche artificial, la cantidad de agua que necesitan los bebés sólo la conocen ellos. La sed es el mecanismo que les avisa (y nos avisa) de la necesidad de beberla.

¿Y no hay ningún momento en que la necesiten?

Hay dos supuestos en que podrían necesitar algo de agua, en caso de fiebre alta o de diarreas importantes.

En estos casos sí se les puede ofrecer un poco de agua para ayudar a hidratar.

Se han efectuado estudios con beduinos del desierto y no necesitan agua más allá de la que toman con la leche, así que, si ellos que viven en el desierto no la necesitan, nuestros bebés tampoco.

Ofrecer agua a menudo a un bebé puede hacer que, o no la beba, o que sí la beba y que pase a ocupar un precioso espacio en el estómago que estaría mejor ocupado con leche.

Como ya comentamos hace unos días al hablar de las infusiones, dar agua a un bebé puede suponer malnutrirlo, ya que el agua no aporta ningún nutriente.

¿Qué agua es mejor para ellos?

En nuestro medio lo más corriente es elegir entre dos tipos de agua: la del grifo y la embotellada.

Ambas son aptas para el consumo de la población en general por lo que en principio hablaremos sólo de estos dos tipos de agua (entendiendo que lo difícil es conseguir agua no potable).

Como la cosa va un poco para largo, seguiré dentro de unos días con la entrada “Qué agua es mejor para los bebés y los niños (II)”.

Más información | Famiped (AEPAP) Fotos | Flickr (Snap®), Flickr (gamenerd) En Bebés y más | Beber agua puede ser un peligro para bebés muy pequeños según especialistas, La necesidad de agua en los bebés, Agua para el bebé con bajo contenido en sodio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos