Compartir
Publicidad

¿Tu hijo te pide chocolate? Un estudio reciente confirma que no engorda

¿Tu hijo te pide chocolate? Un estudio reciente confirma que no engorda
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Creo que no revelo ningún secreto cuando digo que a los niños les encantan los alimentos dulces. Bueno, de hecho, a los adultos también nos encantan (no a todos, claro, pero sí a la mayoría) y quizás la diferencia es que nosotros entendemos que no es saludable alimentarse a base de ellos, mientras que a los niños les cuesta mucho más entender el concepto de comida sana y eso de "cómete esto que no está tan bueno en vez de eso tan dulce que querrías comer".

El chocolate forma parte de ese grupo de alimentos que los niños escogerían probablemente para comer a cualquier hora y los adultos solemos hacer lo más lógico, que es limitar el consumo por una cuestión de salud y por una cuestión de peso, ya que siempre se nos ha dicho que engorda. Sin embargo, ahora esta afirmación ha sido puesta en duda, porque un estudio reciente ha llegado a la conclusión de que el chocolate no engorda y eso no es todo, pues parece que quien lo come tiene menos grasa corporal.

El estudio lo han realizado investigadores de la Facultad de Medicina y la Facultad de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada (UGR), siendo una investigación que se engloba dentro del estudio HELENA (Healthy Lifestyle in Europe by Nutrition in Adolescence), y en él han visto que las personas que toman más chocolate tienen unos niveles de grasa corporal total más bajos, y unos niveles de grasa central (abdominal) también inferiores, independientemente de si hacen ejercicio o no e independientemente de la dieta que sigan.

Al hacer el estudio buscaban saber cómo afectaba al cuerpo el consumo de chocolate, ya que el proyecto Helena tiene como objetivo estudiar los hábitos alimentarios y el estilo de vida de los jóvenes de nueve países europeos, entre los que se encuentra España.

Para hacer el estudio utilizaron una muestra de 1.458 adolescentes de entre 12,5 y 17,5 años, a los que les pidieron que registraran durante 24 horas completas la dieta que habían llevado ese día, es decir, que anotaran todo lo que comían. Repitieron la operación con otro día que no fuera consecutivo al anterior y, con esos datos, realizaron la investigación, viendo que los que consumían más chocolate tenían menos grasa corporal (obtuvieron el porcentaje mediante plicometría e impedancia bioeléctrica). Como hemos comentado, los resultados eran independientes de la actividad física, del sexo, de la edad, de la madurez sexual, de la ingesta energética total, de la ingesta de grasas saturadas, de la ingesta de fruta y verdura y del consumo de té y café.

Magdalena Cuenca, autora del estudio comenta lo siguiente:

Recientes estudios realizados en adultos sugieren que su consumo se asocia con un menor riesgo de trastornos cardiometabólicos [...] es un gran antioxidante, anti-trombótico y anti-inflamatorio, tiene efectos anti-hipertensivos y puede ayudar a prevenir la cardiopatía isquémica.

El resultado no sorprende a los investigadores, ya que otros estudios han mostrado que un mayor consumo en adultos se asocia con un menor índice de masa corporal. Ahora bien, no hay que volverse locos ahora y empezar a dar chocolate a nuestros hijos a todas horas. Los mismos investigadores señalan que, si bien parece que el consumo moderado de chocolate puede ser bueno, un consumo excesivo podría ser perjudicial, como puede suceder con todo alimento: "demasiado de algo bueno, ya no es bueno".

Mi duda al respecto es saber qué chocolate tomaban los adolescentes. Imagino que al tratarse de un registro de lo que comen los jóvenes en sus casas habría de todo, chocolates más negros y otros con leche, unos con más azúcar y otros con menos, y me faltaría saber si dichos beneficios son iguales o menores en los jóvenes que toman chocolate con más azúcar y más leche.

En cualquier caso, es interesante conocer datos tan novedosos como estos, ya que hasta la fecha el chocolate era considerado un alimento casi prohibido para toda persona interesada en mantener una línea corporal no curva, y casi prohibido para los niños, claro, por tratarse de un alimento dulce. Más sano que los caramelos, obviamente, pero no entre los que deberían consumir a diario. Ahora parece que los padres dejaremos más manga ancha.

Vía | Europa Press, Estudio en Pubmed Foto | Dennis Brekke en Flickr En Bebés y más | Niveles de cadmio en el chocolate, ¿son peligrosos?, Cómo hacer tabletas de chocolate Wonka con el ticket dorado dentro, Comer chocolate durante el embarazo: ¿bebés más felices?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio