Compartir
Publicidad

Siete alimentos que nos ayudan a conciliar el sueño, más y mejor

Siete alimentos que nos ayudan a conciliar el sueño, más y mejor
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los días se hacen más largos y las noches se resisten a llegar, todo esto se traduce en que a nuestros hijos les cuesta muchísimo trabajo volver a coger el sueño a la hora a la que venían haciéndolo habitualmente.

Hoy os proponemos que incluyáis en las cenas algunos de estos alimentos para ayudarles a conciliar el sueño, no son “alimentos milagro” ni mucho menos pero quizás sí les sirvan de ayuda para descansar más y mejor.

Poco a poco se irán aclimatando, eso también es cierto y en unos meses, cuando lleguen las vacaciones de verano, la hora de irse a la cama quizás se adapte un poco más a sus ritmos propios de cada niño que ahora, que tienen que madrugar para ir al colegio. Pero mientras eso llega ¿por qué no buscar algo de ayuda con lo que incluimos en las cenas?

Sueno 3

La lechuga

Sí, ahí dónde la veis, uno de sus valores nutricionales es su aporte de magnesio que se relaciona con los nervios, además de con el funcionamiento del intestino, posee un suave efecto laxante y relajante por lo que es recomendable acabar el día con una ensalada donde se aprecie el verde de la lechuga o como guarnición de un plato principal o como crema o puré. Seguro que habéis probado ya el puré de lechuga, hay cientos de recetas por la red, os dejo esta de Directo al Paladar por lo sencillísima que es de preparar.

La leche caliente

Sí, bueno tampoco nos pasemos, más tirando a templada que a caliente, aunque en esto como en todo cada uno tiene su gusto y su preferencia a tener en cuenta. Resulta que la leche es un alimento rico en triptófanos, el aminoácido encargado de que nuestro organismo pueda sintetizar correctamente la sustancia implicada en la inducción al sueño, la famosa serotonina.

Las costumbres más arraigadas en casa, los consejos de las abuelas, a veces son de lo más eficaz y pocas cosas tranquilizan más a un niño que no quiere o no puede dormir que un vaso de leche templada y si es con un chorrito pequeño de vainilla o un vaso de leche en el que hallamos hervido una vaina de vainilla aún mejor. No sólo por el delicioso sabor que le va a dar la vainilla a la leche, que ya de por sí es más que apetecible. La vainilla cuenta con componentes que la convierten en una especie de tranquilizante natural, indicada precisamente para calmar los nervios y por tanto, una ayudante estupenda para conciliar el sueño.

Incluso podemos infusionar en la leche un poco de tila, la infusión relajante de todas las casas y todos los tiempos. Un día tila, otro día vainilla, podemos ir alternando para que no se aburra nuestro “inquieto objetivo”.

A ese vaso de leche templada siempre le podemos añadir un par de galletas caseras como por ejemplo estas más que deliciosas galletas de zanahoria.

Sueno 1

Los carbohidratos de asimilación lenta

Sin duda son la mejor ayuda que tenemos y nos ofrecen un abanico interesante y extenso para elegir. Eso sí, tendremos que asegurarnos que sean de asimilación lenta o sea que tendremos que buscar su versión integral.

Pocos niños se resisten a una cena en la que se incluya una ración de arroz integral o un plato de pasta también integral. Por ejemplo estos contramuslos de pollo con arroz integral tienen una pinta estupenda o esta ensalada de pasta integral y pavo a la que yo le añadiría una cama de lechuga y ya tenéis una combinación perfecta para ayudar a los niños a conciliar más y mejor el sueño, además de una cena perfectamente equilibrada para niños y para adultos, un sólo menú para todos, algo que siempre es bueno y práctico tener en cuenta.

Muy interesante y favorecedora del sueño es la calabaza y por supuesto la avena. Una crema de calabaza para cenar o esta receta de calabaza caldosa con garbanzos, en la que unimos ambos alimentos (la calabaza y las legumbres cargadas de carbohidratos complejos como son los garbanzos), seguro que es una buenísima idea para una cena que ayude a conciliar el sueño.

La patata

Pero mejor no en su versión frita porque las grasas pueden ser más difíciles de digerir por nuestros hijos. La patata ayuda a bajar el nivel de azúcar en sangre, facilita la función del ya mencionado triptófano que cono decíamos antes, es fundamental para iniciar un buen ciclo de sueño. Por si andáis faltos de inspiración os dejo aquí mismo nada menos que una recopilación de 23 maneras de preparar patatas al horno ¡será por posibilidades!

El pavo

Para que además la cena sea equilibrada el aporte de proteína debe ser el adecuado sino será el hambre a mitad de la noche quien se encargue de desvelar a nuestro hijo o a nosotros mismos. El pavo tiene bajo contenido en grasa y sin embargo contiene también triptófano en su composición. Un estofado de pavo con puré de patata como este, es una de esas recetas con las que preparar una cena completa para coger después la cama con ganas de dormir a pierna suelta.

Verduras y frutas

Sí, especialmente cebolla, tomate, cerezas (si están de temporada fundamentalmente) y sobre todo el plátano que es muy rico en triptófano y magnesio que como ya hemos mencionado antes es un estupendo relajante muscular para ayudar a prepararles antes de llevarles a la cama. Una tradicional sopa de cebolla por ejemplo es una opción para un primer plato perfecto para una cena en familia que nos ayude a dormir bien a todos y podemos preparar de postre alguna de las seis recetas con plátano que tenéis aquí.

Sueno 4

Sin olvidarnos de…

Sí, es importante la alimentación y a la hora de la cena es fundamental para conciliar el sueño pero no podemos olvidarnos de que no es bueno que los niños tengan un pico de actividad física o intelectual antes de irse a la cama, porque les costará mucho relajarse y así se retrasará el momento de poder dormir, de descansar realmente.

Bajamos la actividad progresivamente, cenamos alguna de las propuestas que os hemos comentado, tomamos una ducha templada antes o después de la cena para ayudar a relajar también nuestro ánimo y una vez en la cama, pocas herramientas son más útiles que una lectura tranquila de la mano de papá o mamá para que el sueño llegue con una sonrisa al final del día.

¡Qué descansen!

Fotos | iStockphoto
En Bebés y más | ¿Por qué dormir la siesta es tan importante para los bebés? | Si sospechas que tu hijo tiene un trastorno de sueño, estas son las preguntas que debes hacerte | Hoy es el día mundial del sueño fézli, "Duérmete conmigo"

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos